Pensiones

Esta es la pensión de jubilación que puedes cobrar cuando no se han cotizado 15 años

El Imserso avisa sobre qué requisitos se tienen que cumplir para cobrar la jubilación no contributiva si no se cumple con el periodo mínimo de 15 años cotizados.

Esta es la pensión de jubilación que puedes cobrar cuando no se han cotizado 15 años
Pensión no contributiva jubilación
Isabel Gómez
Actualizado a:

Llegar a la edad de retiro del mercado laboral y cobrar la pensión de jubilación del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) es, en sí, la esencia de la cotización y la aspiración de cualquier trabajador. Para alcanzarla, la administración pública impone un mínimo de cotización, 15 años, dos de los cuales deben estar dentro de los últimos 15 años trabajados. Por lo que muchos se preguntan qué ocurre cuando no se cumple con ese tiempo de cotización exigido.

La Seguridad Social explica que se deberán cumplir con una serie de requisitos para cobrar la pensión contributiva pero, para aquellos que no lo hayan conseguido, entra en escena una pensión del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso): la pensión no contributiva de jubilación. Aunque su cuantía es inferior a la pensión contributiva, la Tesorería General de la Seguridad Social (quien realiza el pago) les permite cubrir un mínimo de necesidades económicas cuando alcanzan los 65 años.

Pero esto no es lo único. Aquellas personas que por sus circunstancias personales no hayan podido cotizar en alguno de los regímenes del INSS, también van a ser protegidos y cubiertos con asistencia médica y farmacéutica, al mismo tiempo que de otros servicios sociales complementarios.

Con el fin de explicar cómo funciona y qué cuantía se va a poder cobrar en este 2022, se deberá exponer cuáles son esos requisitos o condiciones previas del Imserso y que definen a los posibles beneficiarios de la pensión no contributiva.

Requisitos para cobrar la pensión no contributiva de jubilación si no se cotiza lo suficiente

Como se refleja en la plataforma web del Imserso, cuando una persona cumple los 65 años, para cobrar una pensión no contributiva de jubilación se va a tener que cumplir con más de un requisito específico por parte de los perceptores. Aunque todos son importantes, hay uno que se detalla más específicamente y que coge la categoría de condición indispensable: la carencia de rentas.

En el momento de la solicitud, desde el Imserso se tendrán en cuenta los ingresos que tengan los mayores en su última declaración de la Renta. Esta no puede rebasar un límite de ingresos superior a los 5.899,60 euros anuales en este 2022. Esto a nivel individual, pero, ¿qué ocurre si vive dentro de una unidad familiar de convivencia? Aquí la cosa cambia y se tendrán que ver otros límites de rentas que no se podrán superar y son los que se detallan a continuación:

  • Cuando el beneficiario vive con su pareja o familiares consanguíneos de segundo grado:
    • Dos convivientes: los ingresos no deberán superar los 10.029,32 euros al año.
    • Tres convivientes: los ingresos no deberán superar los 14.159 euros anuales.
    • Cuatro convivientes: los ingresos no deberán superar los 18.288,76 euros al año.
  • Cuando el beneficiario vive con alguno de sus progenitores y/o con sus hijos:
    • Dos convivientes: los ingresos no deberán superar los 25.073,30 euros anuales.
    • Tres convivientes: los ingresos no deberán superar los 35.397,60 euros al año.
    • Cuatro convivientes: los ingresos no deberán superar los 45.721,90 euros anuales.

Sin embargo, además de la insuficiencia de rentas, se tendrán que cumplir con otras condiciones como:

  • Los perceptores de la pensión deberán haber vivido en España durante al menos 10 años, desde que cumplió los 16 años hasta que llegó a los 65 años.
  • Si en algún periodo estuvo trabajando o viviendo en el extranjero, es necesario que haya residido en España durante los dos años previos a la fecha de solicitud.

Cuantía de la pensión no contributiva de jubilación en 2022

Los beneficiarios de la pensión no contributiva del Imserso están de enhorabuena. Tras el último paquete de medidas urgentes por la crisis económica que está provocando la guerra de Ucrania, el Gobierno de España decidió a comienzos de verano que, a partir de julio, esta modalidad de pensión incremente su cuantía un 15%.

Por regla general, la administración pública calcula las rentas del solicitante para la pensión de jubilación. Cuando viva acompañado y forme parte de una unidad familiar, se tendrán en cuenta las rentas de todo el conjunto. Es cierto que esta nunca será inferior a la mínima del 25%, ni mayor a la cuantía íntegra.

Tras la subida del 15% el importe a recibir por la pensión no contributiva de jubilación es el siguiente:

  • La cuantía íntegra será de 484,61 euros al mes.
  • La mínima del 25% será de 121,15 euros al mes.
  • La íntegra junto al complemento del 50% será de 726,90 euros al mes.

Si el pensionista vive con familiares, la cuantía individual quedará fijada de la siguiente forma:

  • Si vive con dos beneficiarios, la cuantía será de 411,90 euros al mes.
  • Si convive con tres personas: la cuantía será de 387,69 euros al mes.

Es necesario recordar que, al ser unas cuantías muy bajas, para seguir dándole protección al pensionistas se ha habilitado un complemento de pensión de 525 euros destinada a aquellos que acrediten vivir de alquiler y no tengan vivienda propia. Esta ayuda únicamente la podrá recibir la persona titular del contrato de alquiler.

ARCHIVADO EN: