NoticiasTrabajo logo Última hora de la crisis interna del PP: Teodoro García Egea, el último en dimitir

Última hora de la crisis interna del PP: Teodoro García Egea, el último en dimitir

El secretario general del Partido Popular, mano derecha de Pablo Casado y uno de sus grandes apoyos, dice adiós al partido tras las renuncias de José Luis Martínez Almeida y Belén Hoyo.

Última hora de la crisis interna del PP: Teodoro García Egea, el último en dimitir Dimite Teodoro García Egea y el PP celebrará un congreso extraordinario
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El incendio en el seno del Partido Popular se cobra otra víctima más: Teodoro García Egea. La tercera en algo menos de 24 horas. Y puede ser que no sea la que cierre la lista. El secretario general del PP ha confirmado su dimisión, como ha justificado, por el bien de su partido. "Yo no me voy porque hayamos hecho nada malo, que no lo hemos hecho, me voy para facilitar que se convoque un congreso, porque creo que es lo mejor", aseguró a ‘La Sexta’.
 
Una decisión que viene provocada en su mayor parte por la ingente presión que han ejercido desde el fin de semana los barones regionales del PP, pidiendo su cabeza a Pablo Casado. También pidieron la convocatoria de un congreso extraordinario en la reunión de la junta directiva nacional, que se celebrará con probabilidad este martes. Las dos peticiones, casi convertidas en imposiciones, han sido correspondidas por Casado.
 
Un probable síntoma de que el presidente de la formación azul no quiere que aumente el grado del incendio, otorgando ambas concesiones con tal de aplacar el furor de los barones por instar a su líder a dar carpetazo a la crisis generada por la supuesta investigación del PP a la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, después de que saliera a la luz un contrato para la compra de mascarillas firmado con la empresa de su hermano y en el que supuestamente salió beneficiado por cuantiosas comisiones.

Teodoro García Egea rompe su silencio

"He tomado esta tarde una de las decisiones más difíciles de mi vida política: dejar el cargo. Hemos hablado Casado y yo y hemos decidido que es lo mejor", comenzaba afirmando García Egea, diputado por Murcia y con el ‘desagradecido’ encargo de renovar el internamente el partido. Eso le ha llevado a “ser el malo”, como él mismo califica. También califica como importante “que los afiliados voten” para "facilitar" un posible cambio, si es que así lo desean.
 
Egea se va con la "conciencia tranquila del trabajo bien hecho. No me voy porque haya hecho nada malo". "Hemos hecho preguntas cuando nos llegaba alguna información relevante. Si los partidos políticos hoy no pueden hacer preguntas, lo mejor es dejarlo. Y España debe preguntarse si los partidos, cuando les llega una información, deben guardarla en un cajón o preguntar", espetaba sobre el ‘caso Ayuso’, un expediente que se encargó de cerrar Casado el fin de semana.

José Luis Martínez Almeida y Belén Hoyo también dimiten

Su dimisión, aunque sí ha sido la más retumbante, no ha sido la única. A primera hora de la mañana se confirmó la dimisión como presidenta del comité electoral de Belén Hoyo, fiel escudera del presidente de la dirección general del partido, Pablo Casado, y una de las primeras en resquebrajar la cúpula de la formación en esta crisis interna del PP, siendo la voz pionera del grito que ha acabado por comunizarse y que pedía la dimisión de Egea.
 
Poco más tarde lo hacía José Luis Martínez Almeida, que priorizaba su alcaldía de Madrid a su compromiso con el PP, en el que, hasta hoy, ejercía como portavoz nacional. Al goteo de dimisiones se han unido la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, y la responsable del PP en el exterior, Ana Belén Vázquez Blanco.

 
Una nueva etapa en el partido: ¿dimitirá también Pablo Casado?

"¿Estamos hoy mejor o peor que cuando Casado llegó?", preguntaba Egea, a lo que él mismo se contestaba: "Estamos mucho más fuertes en términos de gobernabilidad". Sin embargo, es algo que no cree la mayoría del corazón del PP. Acorralado, sin argumentos, sin su círculo de apoyo más cercano, y cada vez más debilitado, el cambio que pregonan los barones podría llevarse por delante a Pablo Casado como culmen.
 
El todavía líder del partido podría estar viviendo sus últimos días en el cargo y estar preparando el escenario para una transición digna y que culmine esa "nueva etapa en el partido" que reclamaron los dieciséis líderes territoriales y 17 diputados en el Congreso. De hecho, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, adjetivó la situación de "insostenible". El incendio general, va quemando capítulos a una velocidad frenética, de los que se conocerán más en los próximos días.