NoticiasTrabajo logo La Seguridad Social peligra: dimiten sus dos secretarios de Estado

La Seguridad Social peligra: dimiten sus dos secretarios de Estado

En apenas 24 horas, el ministro pierde a dos de sus hombres de confianza: Jesús Perea dimitió en el departamento Migraciones, mientras que Israel Arroyo lo hizo en el de la Seguridad Social.

La Seguridad Social peligra: dimiten sus dos secretarios de Estado Dimisión de Ismael Arroyo y Jesús Perea
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

La Seguridad Social en jaque. José Luis Escrivá se queda solo en plena marejada en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En apenas 24 horas, ha visto cómo dos de sus hombres de confianza abandonan su equipo de trabajo. De esta manera, tendrá que lidiar no solo con cambios de calado de puertas para fuera, con asuntos en ascuas como la reforma de las pensiones o la Ley de Extranjería, también de puertas para dentro.
 
Otra nota discordante más, aunque esta ajena a sus voluntades, que completa un historial reciente abrupto entre enfrentamientos con compañeros de gabinete, la patronal, los autónomos o el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que vertió críticas contra su gestión en la reforma del sistema de pensiones.
 
El lunes comenzaron a precipitarse los acontecimientos, con la dimisión de Jesús Perea, el secretario de Estado de Migraciones. Menos de un día después, recibió el segundo mazazo con el adiós de Israel Arroyo, el conocido rostro que siempre le acompañaba en sus comparecencias públicas como encargado del departamento de la Seguridad Social. Su ‘número dos’, en las mesas de negociación. 

La Seguridad Social se queda sin sus dos Secretarios de Estado 

Isabel Castro, inspectora de Trabajo, sustituirá a Jesús Perea en el departamento de Migraciones tras un año y dos meses en el cargo. ‘ABC’ apunta a diferencias con Escrivá, pese a que desde el Ministerio lo niegan. La ya antigua directora general de Coordinación, Relaciones con el Parlamento, Derechos y Diversidad en el Gobierno balear, que será la tercera con Escrivá al mando, tendrá que hacer frente a la crisis de refugiados de Ucrania y la nueva Ley de Extranjería enfocada al mercado laboral.

Por su parte, el intenso desgaste parece ser el motivo que ha provocado que Israel Arroyo regrese a la sede de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), organismo desde donde llegó en 2020, donde ya trabajó con Escrivá. Su marcha, por más que deslicen que fuera esperada, ha sorprendido por el compás y los tiempos elegidos. Lo hará tras completar la primera etapa de la reforma de las pensiones y la ley del Ingreso Mínimo Vital (IMV). También participó en los nuevos ERTE y la reforma laboral.
 
La de Arroyo es la salida más dolorosa para Escrivá. Una personalidad ambiciosa, con experiencia y con piel de acero que consideraba nuclear para sacar adelante la segunda fase de la reforma del sistema de pensiones en el diálogo o el sistema de cotización de autónomos con patronal y sindicatos. Sobre todo de la primera dependen que sigan llegando a España los fondos europeos, vitales para la correcta recuperación española en un contexto inflacionista y con la hucha de las pensiones raquítica, con deudas de 100.000 millones de euros. Su puesto será ocupado por Borja Suárez, su mano derecha y director general de Ordenación de la Seguridad Social.