NoticiasTrabajo logo Palo del FMI a España: frena sus previsiones de crecimiento y aparca su recuperación a 2023

Palo del FMI a España: frena sus previsiones de crecimiento y aparca su recuperación a 2023

El Fondo Monetario Internacional rebaja seis puntos porcentuales, como al resto de Europa, las perspectivas de crecimiento del PIB. Ómicron y los cuellos de botella de comercio internacional, las causantes.

Palo del FMI a España: frena sus previsiones de crecimiento y aparca su recuperación a 2023 Kristalina Georgieva, directora gerente de FMI
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Otro revés del Fondo Monetario Internacional al Gobierno de España, que ha rebajado en sus recientes proyecciones oficiales una rebaja del 0,5% en las previsiones generales de crecimiento mundiales. Obviamente, también las españolas, cuyas perspectivas de avance del producto interior bruto (PIB) para el año en curso caen ahora al 5,8%. Una rebaja, en este aspecto, del 0,6%. 

Es el segundo frenazo al optimismo nacional después de que en octubre ya avisara de que la recuperación económica nacional sería más lenta de lo esperado. En ese momento rebajó cinco décimas, del 6,5% al 5,7%, el crecimiento que había trazado el Ejecutivo para 2021. Pero este ha llegado ser incluso menor, del 4,9%. Por lo que no ha crecido como preveía. Y todavía redujo más el Producto Interior Bruto (PIB) de 2022, seis décimas, del 7% al 6,4%.

Aunque no todo son malas noticias para el Ejecutivo español. El organismo que dirige Kristalina Georgieva ha avanzado que España será la economía que más y mejor se recupera de toda Europa. Alemania, Francia e Italia avanzarían entre un 3,5% y un 3,8%, mientras que la zona euro lo haría un 3,9%. También mejora un 0,2% las previsiones de recuperación global para 2023, cuando se espera que se vayan despejando los obstáculos causantes de ello. 

Ómicron y la crisis internacional del comercio, las causas 

El nuevo informe de Perspectivas Económicas Globales nombra a la irrupción de la nueva variante del Covid, Ómicron, que ha aumentado la cautela social y las restricciones sanitarias, y a los cuellos de botella que está bloqueando el comercio a nivel internacional como factores causantes que van a provocar que España aparque su recuperación, a niveles prepandemia, para 2023. E incluso alerta de futuras, como las tensiones geopolíticas entre Ucrania y Rusia

De hecho y, basándose en las estimaciones del organismo, será el único país de los grandes desarrollados que no recuperará este año el PIB previo a la crisis. En otras palabras, su recuperación será más lenta, pero más eficiente y sólida. Se alude para ello como casuística concreta a la gran dependencia del turismo internacional y de algunas empresas ahogadas por esos cuellos de botella, como las automovilísticas. Pero se confía en la intensidad del crecimiento, impulsado por la recuperación sanitaria y los fondos europeos.

La inflación, hasta final de año

Se espera que los precios del consumo permanezcan en lo alto "durante más tiempo del previsto en octubre, con continuas interrupciones en la cadena de suministro y altos precios de la energía en 2022". Para 2022 y 2023, prevé subidas del 3,9% para posteriormente moderarse hasta el 2,1%, impulsados por el endurecimiento de la política monetaria de los bancos centrales. Además, espera que la bajada en el precio de los combustibles durante los dos próximos años rebaje el del carro de la compra.