NoticiasTrabajo logo Gracias al ajuste de Escrivá los autónomos pagarán más de 300 euros en su cuota

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha preparado una nueva medida para tratar de llenar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la conocida como ‘hucha de las pensiones’. Y esto va a repercutir, de manera directa, sobre el bolsillo de los trabajadores autónomos en forma de subida de las cuotas de cotización al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). 

Escrivá ha explicado que esta iniciativa, que debe quedar resuelta para el próximo día 15 de noviembre, tiene como objetivo sostener las cuantías de las pensiones para cuando la generación del ‘baby boom’ alcance la edad de jubilación. Y con ello intentar solventar los posibles problemas económicos que puedan surgir de la gran cantidad de solicitudes de pensiones que se puedan llevar a cabo dentro de unos 10 años.

Esto se va a traducir en una subida del pago de las cuotas mensuales que los profesionales por cuenta propia tienen que pagar a la Seguridad Social. Y es que, si finalmente se lleva a cabo esta medida, supondrá que los autónomos pagarán más de 300 euros al mes solo contando con esta subida anual. Aunque hay que señalar que no será el único motivo por el que subirán las cuotas a este sector económico.

El plan de Escrivá se divide en dos partes

Sobre esta nueva medida que ha propuesto el dirigente de la cartera de Seguridad Social, José Luis Escrivá, hay que destacar que se divide en dos fases distintas. En primer lugar, en una iniciativa que se llevaría a cabo desde 2023 hasta 2032 y que afectaría directamente al bolsillo de los autónomos. En segundo lugar, sería a partir de 2032, cuando entraría en una nueva medida que se evaluaría cada 3 años. 

Fase 1 de esta medida

Si finalmente se llevase a cabo la iniciativa de Escrivá para volver a llenar la hucha de las pensiones, esto entraría en vigor en el año 2023 hasta el próximo 2032. Cuando se dará el “pistoletazo de salida” a la nueva subida de la cuota de cotización de los profesionales por cuenta propia. Esto se verá reflejado en un aumento del 0,5% de manera anual en el pago que deberán realizar todos los meses al Instituto Nacional de la Seguridad Social. Esto conllevará que, en el 2032, se alcance un aumento del 5%, que, aunque se pueda creer que no es un porcentaje demasiado alto, se traduce en que el pago mínimo mensual de los autónomos al INSS será de más de 300 euros. Todo ello sin tener en cuenta otras subidas como las que pueden sufrir debido a los nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2022, donde subirá hasta 96 euros más al mes, sin contar con esta medida de Escrivá.

Fase 2 de esta medida

En segundo lugar también habrá que preguntarse qué pasará a partir de 2032, una vez el ascenso alcance el 5% y la cuota mensual mínima de pago sea de 303,77 euros al mes. Será entonces cuando, desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se vuelva analizar la situación en la que se encuentre la hucha de las pensiones, una vez la generación de las personas nacidas entre 1960 y 1970 alcance la edad de jubilación. Esto supondrá que, cada tres años, se analizará la situación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, para imponer nuevas medidas o no a los trabajadores autónomos en forma del pago de sus cuotas al INSS.

Nuevas bases de cotización mínimas y máximas para el autónomo

Por último también hay que destacar que si todo sigue su curso y finalmente entra en vigor esta nueva normativa, esto supondrá que no solo cambiarán las cuotas a pagar de manera mensual por los autónomos al Instituto Nacional de la Seguridad Social, sino que, también supondrá un cambio en las bases de cotización. Y es que también se verán aumentadas de forma considerable en el año 2032. 

En primer lugar, haciendo referencia a la cuantía mínima de la base de cotización, hay que destacar que, en 2032, cuando se alcance el incremento del 5%, será de 992,70 euros al mes. Esto conlleva una subida de 48,3 euros al mes, ya que, actualmente, dicha base de cotización al INSS es de 944,40 euros mensuales.

Por otro lado, sobre la cuantía máxima que se alcanzará en la base de cotización a la Seguridad Social por parte del empresario autónomo, alcanzará los 4.278,25 euros al mes en 2032. Eso supondrá una subida de 208,15 euros de manera mensual, debido a que, actualmente, dicha cuantía se tasa en los 4.070,10 euros.