NoticiasTrabajo logo Reforma laboral: el Gobierno plantea dos nuevos tipos de ERTE

Reforma laboral: el Gobierno de España plantea dos nuevos tipos de ERTE

El Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo es la nueva herramienta legislativa que el Ministerio de Seguridad Social quiere implantar para gestionar los nuevos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El Gobierno plantea dos nuevos tipos de ERTE Así son los dos nuevos ERTE que plantea el Gobierno de España
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El Gobierno de España implantará dos nuevos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Este mecanismo será renovado profundamente por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá. Así se lo hizo saber a los agentes sociales, patronal y sindicatos, y el Ministerio de Economía, otro de los actores afectados que participan en una negociación de la reforma laboral que enfila su fase final.

El documento de 27 páginas que han presentado en conjunción Economía, Trabajo y el que lidera Escrivá, presenta y desarrolla como gran caballo de batalla al Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo. La herramienta que se pretende que gestione legislativamente los nuevos ERTE, que pasarán, como novedad, a ser controlados en su fase final por el Ministerio de Economía de Nadia Calviño.

A esos dos nuevos tipos de ERTE, figura clave para la supervivencia de empresas y trabajadores durante la pandemia y que ha cobrado una relevancia esencial en el tejido económico nacional, se le suma el que estaba vigente hasta ahora. El motivado por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o ERTE ETOP, que seguirán el mismo ‘modus operandi’ y que financiarán a través de un fondo conjunto sindicatos y patronal.

Los dos nuevos ERTE que plantea el Gobierno

Según las líneas generales del texto presentado por Escrivá, se persigue la "estabilización del empleo y la mejora de la cualificación y empleabilidad" con estas nuevas dos figuras legislativas de conservación del empleo, que contemplan, como gran novedad, un cambio en su proceso de solicitud y extensión. Podrán afectar incluso a sectores enteros.

  • Existirán otras normas comunes como los tiempos limitados, que serán marcados por el Gobierno:
  • Solo podrán pedirse dos prórrogas extras de seis meses cada una a través de una nueva solicitud oficial de la empresa en cuestión.
  • La reducción de jornada podrá minimizarse en una horquilla de entre el 10% y el 70%.
  • Mantenimiento de la cláusula de salvaguarda del empleo: prohibición del despido durante los seis meses desde la reanudación de la actividad tras el ERTE.
  • Prohibición de realizar horas extra y externalizaciones de la actividad ni nuevas contrataciones
  • Se deberán presentar informes justificativos que acrediten la necesidad de solicitar el ERTE.

ERTE de reestructuración

Ya se avanzó en la negociación de la sexta prórroga de los ERTE Covid. Su principal meta es la de aprovechar ese tiempo para implantar sistemas de formación y orientación laboral para los empleados afectados por la medida con tal de “permitir su transición profesional desde sus empresas de origen hasta empleos en otras empresas o sectores". También deberán llevar aparejadas un plan de recolocación de las personas afectadas por el mecanismo, con ayuda en la búsqueda activa de empleo.

Posee ventajas. Aquellas empresas que lo implementen y ejecuten con éxito podrán rebajarse hasta un 50% del importe del despido improcedente, si hubiera rescisión de contrato, y que pasaría a ser asumido por el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA). Incluso, adelanta Escrivá, el Ministerio que gestiona se mantiene abierto también a incluir desgravaciones y exoneraciones a la Seguridad Social para las empresas que contraten trabajadores que provengan de otras con ERTE.

ERTE Sectorial

La gran y última novedad. Podrán acogerse a él totalidad sectores de empleo “cuando concurran causas económicas derivadas de una situación coyuntural de alcance general que aconseje la activación de mecanismos adicionales de estabilización” que fuercen a su reconversión.

Si antes la empresa lo presentaba ante la autoridad laboral correspondiente sin mediar ningún órgano gubernamental, ahora será Nadia Calviño, como presidenta de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, la que elabora el informe que motive las empresas, sectores o circunstancias y que deberán aprobar los Ministerios de Economía, Seguridad Social y Trabajo para que el Consejo de Ministros acabe dándole luz verde.