NoticiasTrabajo logo Facebook en peligro: Mark Zuckerberg quiere crear una nueva red social

Facebook en peligro: Mark Zuckerberg quiere crear una nueva red social

Mark Zuckerberg planea un inminente cambio de nombre para Facebook, que pasaría a llamarse Horizon, para así acabar con su crisis interna y externa.

Facebook en peligro: Mark Zuckerberg quiere crear una nueva red social
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

La red social más grande del mundo, Facebook, podría estar viviendo sus últimos días en internet y es que su fundador y CEO, Mark Zuckerberg, quiere crear una nueva red social que pasaría a llamarse Horizon.

El servicio de redes y medios sociales en línea estadounidense que da nombre a la empresa matriz propietaria de otros servicios como Instagram o WhatsApp, podría verse abocada a renovarse mediante un cambio de marca. Y más pronto que tarde, según cita ‘The Verge’, mediante otra fuente que bebe directamente de las altas esferas del grupo de comunicación.

¿Por qué Facebook podría cambiar de nombre?

La plataforma social con más usuarios del planeta atraviesa una fuerte crisis de reputación, con varios frentes cruzados: está en el centro de la polémica en las últimas semanas por diversos motivos, como la caída mundial de servidores o sus prácticas comerciales, mientras que perfila un nuevo modelo de red social, el metaverso.

Así, esta rebautización de la empresa presidida por Mark Zuckerberg respondería a tratar de comenzar un nuevo ciclo vital para una idea social anquilosada y un modelo de negocio que acumula un considerable desgaste tras casi 20 años. Connect, la conferencia anual de la compañía que se celebrará el 28 de octubre, se barrunta como el día ‘D’ para este volantazo, aunque no se descarta que el mandamás del todavía Facebook Inc. acalle antes los rumores.

Facebook, entre la crisis y la polémica

Facebook, como empresa e idea, se tambalea sobre el alambre. Más bien, lo tambalean, y Mark Zuckerberg ya tiene preparada la red de rescate. Pocas veces el rey de las redes sociales había tratado de no ahogarse en un caldo de cultivo como el actual, con crisis y polémica a partes iguales. “Hace años que dejó de ser lo que era”, espeta Josep Lluís Micó, catedrático de Periodismo de la Universitat Ramon Llull.

Está siendo investigado por el Congreso estadounidense por sus “dudosas” prácticas comerciales, según afirman las autoridades norteamericanas, que por una vez han puesto de acuerdo en algo a un país tan divergente. Los dos grandes partidos, el republicano y el demócrata, han coincidido en censurar sus prácticas, acusadas de no seguir el cauce legal del país.

La crisis interna y externa de la red social

A la polémica estatal se una la crisis interna y externa. Dos episodios con dos empleados han levantado una tormenta de arena. Frances Haugen, ya extrabajadora de la empresa, filtró supuestamente documentos altamente comprometedores sobre el papel de Instagram en la salud mental de los adolescentes.

Facebook, también se encargó de despedir a Louis Barclay por desarrollar una extensión que reduciría el tiempo de uso de la plataforma. Y como guinda, la caída de todos sus servicios, durante horas, el pasado 4 de octubre, todavía envueltos en causas sombrías, aunque la compañía alude a un fallo estructural en la configuración de sus enrutadores.

“Zuckerberg sabe que está en tiempo de descuento, que vive de prestado a base de clonar o comprar a los competidores y que su red social tiene la fecha de caducidad ya expirada. Además, no solo ha perdido toda credibilidad para revertir el daño reputacional, sino que esa mala reputación ya salpica a filiales sorprendentemente indemnes hasta ahora como Instagram”, explica Ferran Lalueza, profesor de los estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.

El metarverso, la tabla de salvación de Facebook y Zuckerberg

“La solución es sacarse un as de la manga que le devuelva al club de los visionarios y que, al mismo tiempo, le ayude a desmarcar de una marca tóxica como Facebook toda la actividad salvable del grupo. Ese as, que ya empieza a asomar de la manga de Zuckerberg, se llama metaverso”, continúa Lalueza.

Este metaverso es el “as en la manga” de Zuckerberg. Algo así como un nuevo concepto de red social, o incluso digital: “un universo artificial creado en el entorno virtual que se recorre con dispositivos electrónicos y que proporciona experiencias a las que todos estamos habituados”. En este entorno, una extensión del físico, interactuaríamos mediante un avatar y diversos dispositivos y aplicaciones en un mundo en tres dimensiones.

De hecho, es una idea que se lleva meses gestando. Para ello, ya se han invertido millones en realidad virtual y aumentada, cuyo director, el responsable de Realidad Virtual, fue ascendido como mandamás tecnológico de toda la empresa. Pistas de calado a la que se une la multitudinaria oferta de trabajo, solo en la Unión Europea, de 10.000 puestos para los próximos cinco años.

Los posibles nuevos nombres de Facebook

De momento, Facebook, como acostumbre, niega rumores que cada vez lo son menos. Pero ha dejado rastros en el camino. Recientemente, cambió el nombre de su plataforma de juegos Horizon, por el término Horizon Worlds. Por lo que Horizon, junto a otros como Meta, podrían ser los candidatos a renombrar la renovada estrategia del gigante tecnológico.

El nuevo nombre, que tendría al metaverso como piedra filosofal empresarial, sería la empresa matriz que contendría a otras actuales como WhatsApp, Instagram, Oculus o el propio Facebook, que pasaría a ser otro producto social más.