Empleo
Curriculum vitae Extranjero Amazon Carrefour El Corte Inglés Inditex Lidl Mercadona Primark Derechos del trabajador

Yolanda Díaz plantea un nuevo despido donde la indemnización se calcule según la edad o el género

La Ministra de Trabajo continúa su lucha contra el “edadismo” y propone ligar la indemnización de los despidos a las circunstancias, entre las que se encuentra la edad, pero también el sexo o la formación.

Ministra de Trabajo y Vicepresidenta Segunda del Gobierno, Yolanda Díaz
La Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz propone el 'despido reparativo' para mayores de 45 años
Javier Martín
 

Yolanda Díaz le declara la ‘guerra’ al “edadismo”, el nombre recientemente acuñado para designar un fenómeno sin precedentes y que ha acabado de encender las luces de alarma en el Gobierno de España, y, concretamente, en el Ministerio de Trabajo: "La discriminación por razones de edad, principalente para los y las mayores de 45 años, que existe en muchas empresas y que las lleva a excluir a este colectivo de sus programas de contratación", explicaba Díaz.

La ministra considera que a esa edad, las personas están sufriendo en sus propias carnes la dureza de la exclusión del mercado laboral español. Así, recientemente anunció que el próximo año los servicios públicos de empleo darán "prioridad" a este colectivo en "en todas las políticas activas de empleo tanto en la orientación laboral" como en su formación y cualificación, "adaptándola a las nuevas necesidades".

Estarán en el centro de las políticas activas de empleo, tras ocupar una posición marginal en este 2022, a pesar de los datos: los parados de 45 o más años se han reducido la mitad que los menores de 25 o los que tienen entre 25 y 44 años. Los primeros representan a más de la mitad de los parados (el 55%). La consigna es clara, los trabajadores ubicados en esas franjas de edad poseen más dificultad que nunca y que nadie para encontrar empleo y, además, son el blanco fácil del despido.

La última medida de Díaz para combatir el desempleo senior

"El problema no está en la indemnización, está en la restricción de causas. Que se pueda o no se pueda despedir", exponía Díaz en unas jornadas de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). Es su nueva propuesta para poner freno a esta problemática, la del cambio de paradigma a la hora de abordar el despido que se incluirá en la próxima reforma del Estatuto de los Trabajadores.

El nuevo enfoque que plantea el Ministerio de Trabajo es el de priorizar las consecuencias que la pérdida del empleo tiene sobre el trabajador en lugar de la indemnización, donde la edad tiene un mayor peso en la balanza. Ajustar la indemnización en función del riesgo es algo que ya adelantó Díaz en junio y sobre lo que va en consonancia.

Es lo que calificó como el "despido reparativo y restaurativo" y que tiene como objetivo ajustar la indemnización en función del riesgo que el despido represente para el empleado. La idea, que se irá fraguando con el diálogo entre los distintos actores estas semanas, es la de encarecer el despido para un trabajador al final de su etapa laboral que para alguien que acaba de empezar. Básicamente, ligar la indemnización a las circunstancias.

Sexo o formación, otros criterios

Estos dos serán los principales factores a calibrar, junto al de la edad, en un potencial despido. "Esto es lo que no hace España y lo que en Europa se baraja", ha insistido la vicepresidenta, que contraprograma así la petición de los sindicatos de subir de 33 a 45 los días de indemnización por año trabajado ante despidos improcedentes. Algo, las causas e indemnización por despidos, que no entra dentro de las competencias de la reforma laboral.

Aunque Díaz no ha señalado a la reforma laboral como la causante de destruir o crear puestos de trabajo, sí que ha declarado que los “efectos colaterales” de la misma pueden incrementar las cuantías de las indemnizaciones por despido por el hecho de que “eleva los salarios y encarece los despidos”.

ARCHIVADO EN: