NoticiasTrabajo logo Cuidado con el teletrabajo: es una rendija de acción para los hackers

Cuidado con el teletrabajo: es una rendija de acción para los hackers

Un estudio de INCIBE alerta que seis de cada diez ordenadores españoles están infectados. El entorno multidispositivo e interconectado del teletrabajo multiplica las posibilidades de sufrir un ‘hackeo’.

El teletrabajo, blanco de los ciberdelincuentes Más posibilidades de sufrir hackeos con el teletrabajo
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El teletrabajo ha evidenciado multitud de ventajas. Probablemente, bastantes más que los inconvenientes que pudiese representar. Uno de ellos, como apunta el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), y también la compañía de telecomunicaciones, Telefónica, es el mayor riesgo a la ciberdelincuencia y sus ciberataques, que con este método de trabajo dejado en herencia por la pandemia multiplica sus posibilidades de acción.

¿Por qué? Debido a su entorno multidispositivo aparecen nuevas vulnerabilidades en el entorno laboral, como pudiera ser la información sensible compartida en los smartphones. A la vista del problema de seguridad que puede afectar a millones de teletrabajadores, la operadora líder española ha incorporado una nueva funcionalidad gratuita para proteger la navegación de los móviles de empresa.
 
La nueva herramienta, todavía en fase de desarrollo, se aplicará automáticamente en los móviles empresariales de los nuevos clientes, y también en los terminales de los antiguos clientes que contraten o renueven planes corporativos, ya sean pequeñas y medianas empresas (pymes) o grandes cuentas. 

Seis de cada diez ordenadores españoles están infectados

Con el asunto del espionaje gubernamental de Pegasus aún coleando, el INCIBE apunta que seis de cada diez ordenadores españoles poseen malware. Es decir, virus informáticos, gusanos, caballos de Troya, software de rescate, spyware, adware o  software de miedo. Básicamente, programas maliciosos que tratan de causar daños a los equipos informáticos.
 
Además, apunta también el INCIBE, solo el 30,8% es consciente de tener activo el cortafuegos o el antivirus, mientras que el 77% de los ataques a correos corporativos están dirigidos a empleados que no ostentan cargos de máxima responsabilidad en las compañías. 

Teletrabajo: tener un backup, clave

El correo electrónico suele ser el principal vector de ataque, ya que los ciberdelincuentes se aprovechan de la falta de formación e instrucción que poseen la mayoría de los usuarios. Por ello, los expertos aconsejan a las empresas que tengan un backup. ¿Qué es un backup? Básicamente, una copia de seguridad de los archivos o la información más importante que pudiese tener esa empresa.
 
Este sería, por tanto, una especie de seguro de vida en caso de sufrir un ataque virtual o intento del mismo y que permitiría a la empresa recuperarse fácilmente. Sin embargo, tal y como continúa apuntando el INCIBE, esta copia de seguridad tiene que estar aislada para que el ransomware, un tipo de malware para robar dato, no se adueñe de ella.
 
Asimismo, otra estrategia recomendable que sirva de escudo en materia de prevención es la de incorporar inteligencia artificial y planificar una estrategia defensiva en la protección de datos sensibles. Es decir, una suerte de blindaje que impida la penetración en el sistema de trabajo del ‘virus’ que acabe por causar estragos. En un supuesto caso, podría desvelar información confidencial. Crear una red virtual o una VPN son otras alternativas que cita el organismo.