NoticiasTrabajo logo Estos son los funcionarios que no podrán teletrabajar desde casa

Estos son los funcionarios que no podrán teletrabajar desde casa

Los funcionarios tendrán tres días de teletrabajo, pero no todos. Estas son las claves del plan de medidas de ahorro y eficiencia energética del Gobierno.

Estos son los funcionarios que no podrán teletrabajar desde casa Reforma del teletrabajo en los funcionarios
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El Gobierno de España refuerza el teletrabajo para los funcionarios. Lo ha hecho como uno de los puntos estrella del plan de medidas de ahorro y eficiencia energética en respuesta a la invasión rusa en Ucrania para lo empleados públicos de la Administración General del Estado (AGE) y las entidades del sector público estatal que afectan también a las entidades del sector público. Su aprobación, esperada para el pasado 29 de marzo, mantendrá vigentes las medidas hasta el próximo 30 de septiembre.

“La injustificable guerra de Putin nos ha obligado a todos los gobiernos a reaccionar con diferentes medidas” para “mitigar los efectos económicos de la agresión”, indicó María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública. “No estamos a salvo del encarecimiento de los precios, por lo que se han priorizado movimientos que tienen efectos inmediatos en el corto plazo”, justificó al término del Consejo de Ministros.
 
Aparte del trabajado a distancia, el fomento de las instalaciones de autoconsumo será otra de las innovaciones que contempla un plan presentado como uno de los compromisos recogidos en el Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania y que ha contribuido a reforzar el contexto inflacionista instaurado desde el pasado otoño con el repunte, por ejemplo, de los precios de la energía. 

Teletrabajo de tres días: solo para estos funcionarios

Era una de las medidas más esperadas y que se encontraba en una especie de limbo desde la pandemia. El teletrabajo ha llegado para quedarse, dicen. De momento, lo hará mediante una jornada de tres días que será voluntaria y con la motivación de ahorrar energía. El Gobierno indica que se minimizará el impacto energético por la reducción de desplazamientos al lugar de trabajo y del consumo en el mismo.
 
Sin embargo, siempre se deberá garantizar un porcentaje mínimo de prestación de servicios presenciales superior al 40% en el conjunto de la jornada semanal, con el objetivo de "garantizar la prestación y calidad del servicio público". Una medida, esta, que será independiente del decreto que regulará específicamente el teletrabajo cuando lo apruebe el Gobierno, “en breve”, según sus palabras.
 
Además, también se ha subrayado que cada Ministerio o entidad estatal deberá aprobar un plan con los puestos que podrán acoplarse a este sistema “en las mismas condiciones que en la modalidad presencial, accediendo al puesto por medios telemáticos y garantizando la comunicación permanente durante la jornada laboral”.

Están excluidos los puestos que “conlleven necesariamente la prestación de servicios presenciales” o exijan una supervisión directa. Son los siguientes puestos:

  • Personal de la Administración de Justicia
  • Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
  • Funcionarios públicos que no pertenecen a la AGE, es decir, de ayuntamientos y comunidades autónomas.

Plan de medidas de ahorro y eficiencia energética

A continuación se desgranan otras medidas que se han establecido con este plan de ahorro y eficiencia energética

  • “Despliegue masivo de instalaciones de autoconsumo” en los edificios e infraestructuras de la Administración General del Estado y el sector público institucional. Entre otras medidas, se prevé que cada organismo público identifique al menos una ubicación para ello. De esta manera, se priorizará la mejora de la eficiencia energética y el ahorro en los pliegos.
  • Se irá renovando la flota de vehículos para reducir las emisiones. Se incentivará, paralelamente, el uso del transporte público entre los funcionarios, así como el uso de la bicicleta con más aparcamientos específicos.
  • Uso racional de las instalaciones eléctricas: horarios de apagados y encendidos, nuevos niveles de iluminación o controles de temperatura para no exceder en el consumo de sistemas de calefacción o refrigeración.
  • Cláusulas y programas de formación: uno de los criterios de valoración en los expedientes de contratación administrativa será la aplicación de medidas que impliquen un ahorro energético.
  • Implementación de programas de formación y sensibilidad sobre ahorro de energía y movilidad.