NoticiasTrabajo logo Elon Musk quiere un mundo donde el ser humano cobre una renta básica universal y el robot trabaje

Elon Musk quiere un mundo donde el ser humano cobre una renta básica universal y el robot trabaje

El multimillonario presentó sus nuevos robots 'Tesla Bot' con la idea que ellos sean los que trabajen mientras el ser humano cobre una renta básica universal.

Elon Musk
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Elon Musk pretende liberarnos de la esclavitud. Al menos, a aquellos que consideren el trabajo una de ellas. Para el CEO de Tesla y Space X, en el podio de las personas más ricas del mundo, que los robots trabajen y los humanos se dediquen a vivir en condiciones de igualdad se acercaría más a la realidad que a la utopía de las películas. 

Aprovechando la presentación de la última de sus exitosas líneas de negocio, el robot humanoide Tesla Bot, Musk aprovechó para volver a poner en primera línea de debate la necesidad en un futuro, no muy próximo, de la instauración de una renta básica universal a la que accedieran por derecho de serlo todos los seres humanos y que discuten los Gobiernos con vistas a largo plazo. 

"Será un robot amistoso, lo que estamos haciendo en Tesla es que la inteligencia artificial resulte útil", responde cuestionado sobre lo lucrativo de esta rama de negocio y su verdadero impacto en la vida laboral humana. A pesar de un informe del Foro Monetario Internacional que afirma que los 85 millones de empleos desplazados serían sustituidos por otros 97 millones de puestos de trabajo, ¿cuál es el ideal de mundo futuro o no tan futuro propuesto por Elon Musk?

Los robots de Tesla

Como en Yo Robot, pero sin el lado perverso de sus robots, Musk trabaja en el desarrollo e implementación de un androide humanoide que sustituya al ser humano en aquellos trabajos rutinarios o peligrosos. Al consistir estos en un patrón, el algoritmo en el que se basarían podría aprenderlo, automatizando y liberando a las personas, no solo en su vida laboral, si no también en la personal, donde ya el e-commerce empieza a ser la norma.

No en vano, la pandemia de Covid-19 ha acelerado este proceso que comenzaba a gestarse antes. La implantación de la digitalización a todas las escalas de nuestro día a día ya se empieza a ver con los puestos de empleo que son susceptibles de automatizar, que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cifra ya en torno al 14%. Por tanto, inevitablemente esto conducirá teóricamente a la destrucción masiva de empleos y al surgimiento del debate de dónde quedaría entonces la figura humana en la sociedad. 

La renta básica universal

Para dar respuesta a esa pregunta, Elon Musk considera el futuro, como ya ha deslizado en otras ocasiones, la renta básica universal (o el UBI, Universal Basic Income, en inglés). A esta prestación por el derecho universal de ser un ser humano se accedería por tanto sin requisito alguno, al contrario de otras aproximaciones reales actuales como bien pudiera ser el Ingreso Mínimo Vital. El proyecto España 2050 del Gobierno, o las ayudas para reducir la brecha económica intergeneracional, sí se acerca más este supuesto.

Algo más semejante a lo que sería el UBI sería la renta básica finlandesa, que no agitó el mercado, pero sí subsanó problemas mentales de la sociedad del país, y la cuantía mínima de dinero que dan algunas regiones estadounidenses en su lucha contra la pobreza como Stockton, Hudson u Oakland.

"Dar ese dinero básico les permite decidir lo que satisface sus necesidades, en lugar de la herramienta contundente de la legislación, que crea intereses especiales egoístas", afirmaba Musk sobre este paquete de ayudas, dejando un recado a los gobiernos mundiales: su objetivo es acercar a su población lo más cerca posible de la felicidad.