Sociedad

Todas las empresas de Elon Musk: desde Tesla hasta Neuralink

Si te preguntas por qué Elon Musk es el hombre más rico del mundo, lo entenderás cuando descubras todas las empresas que gestiona. ¿Conoces todas?

Elon Musk, el hombre más rico del mundo
Elon Musk, el hombre más rico del mundo
Esperanza Murcia
 

¿Qué esconde el cerebro de Elon Musk? Sus tuits, por numerosos que sean, no llegan a ser del todo esclarecedores. Sí pueden dar alguna pista las numerosas empresas que gestiona el magnate mega-millonario. No en vano, uno no se convierte en la persona más rica del mundo de la noche a la mañana. Si ha acumulado la friolera de 221.400 millones de dólares, a julio de 2022, deberá haber un motivo de peso. 

Empecemos por lo básico. Se conoce principalmente por ser el cofundador y CEO de Tesla, una de las seis empresas estadounidenses que ha alcanzado el billón de dólares de capitalización versátil (lo logró en octubre de 2021). En esta compañía, se encarga de “supervisar el diseño, la ingeniería y la fabricación a nivel mundial de todos los vehículos eléctricos, productos de batería y productos de energía solar de la empresa”. Actualmente, cuentan con cuatro modelos de vehículos eléctricos en el mercado: Model S, Model 3, Model X y Model Y, aunque tienen otros en producción. 

Tesla no ha sido el primero de sus frutos, desde bien pequeño empezó a trabajar en sus propios proyectos. Estando en la universidad, cofundó Zip2, un servicio de mapas y direcciones que logró vender por cerca de 330 millones de euros. Tal suma, que debía repartir con su hermano, la utilizó para fundar PayPal, que posteriormente compró eBay por 1.500 millones de dólares. Con estos inicios, se puede entender cómo Elon Musk consiguió montar un imperio. Pero, ¿de qué está compuesto?

Empresas que componen el imperio de Elon Musk 

A estas alturas, se puede intuir el carácter inquieto de Elon Musk. Algunos de sus trabajadores han revelado que su personalidad es algo extravagante, un rasgo que el mega-millonario ha demostrado en reiteradas ocasiones. Dejando de lado su parte más personal, se puede ver cómo el sudafricano ha diversificado su suculenta fortuna en empresas de distintos sectores. 

SpaceX

Fundada en 2002, es una firma de servicios de transporte espacial. Musk supervisa el desarrollo de cohetes y naves espaciales para las misiones en la órbita de la Tierra y, en menor medida, en otros planetas. En 2021, la empresa pasó a convertirse en la segunda empresa privada más valiosa del mundo, solo por detrás de TikTok. 

Como datos interesantes, cuentan con el ‘Falcon Heavy’, el cohete operativo más potente del mundo, que completó su primer vuelo en 2018. En su poder también tienen Starlink, que ofrece servicios de internet con un ancho de banda de alta velocidad a lugar con difíciles o caro acceso. Otra curiosidad es que, gracias a una abogada española, SpaceX enviará cenizas al espacio. Un nuevo servicio funerario revolucionario. 

Elon Musk en una presentación de SpaceX

SolarCity

Es el principal proveedor de sistemas de energía solar en Estados Unidos. Fue adquirida por Tesla y además de las baterías Powerwall, Powerpack y Megapack, comercializan el producto Solar Roof. 

Elon Musk en una presentación de SolarCity

Neuralink

Elon Musk también es el CEO de Neuralink. Su objetivo es conectar el cerebro a los ordenadores. ¿Cómo? Desarrollando interfaces cerebro-máquina de ancho de banda ultra elevado. Principalmente, se busca tratar afecciones neurológicas como la parálisis. Según identifican en su web, también pretenden “reducir el riesgo de la inteligencia artificial para la humanidad a largo plazo”. 

Elon Musk en una presentación de Neuralink

The Boring Company

La última de sus empresas, al menos que se sepa, es esta startup de construcción. Pero no una cualquiera. Combina la construcción de túneles rápida y asequible con un sistema de transporte público completamente eléctrico. Esto esquivaría las retenciones de tráfico para realizar viajes de larga distancia a alta velocidad. Entre sus proyectos destaca “Hyperloop”, que está trabajando para que los pasajeros puedan viajar a 1.100 kilómetros por hora. 

Elon Musk en una presentación de The Boring Company

ARCHIVADO EN: