NoticiasTrabajo logo Las hipotecas continuarán al alza por culpa del euríbor

Las hipotecas continuarán al alza por culpa del euríbor

La tasa interanual del tipo de interés referencia que marca los créditos hipotecarios vuelve a subir en mayo. ¿Es mejor cambiarse de una hipoteca fija a una variable?

Las hipotecan volverán a subir por culpa del euríbor Subida de las hipotecas por el euríbor
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El euríbor no da tregua. Al igual que la inflación, cuya referencia, el Índice de Precios al Consumo (IPC), ha vuelto a romper los más optimistas pronósticos para volver a subir al 8,7%, el euríbor también volverá a subir al cierre de mayo tras situarse en números positivos en abril después de más de seis años.
 
Las hipotecas variables, por tanto, se encarecerán, al ser las más directamente afectadas por este tipo de interés que se aplica a los préstamos entre los grandes bancos. Por tanto, de que suba o no depende que las hipotecas variables cuesten más o menos.
 
Una cuestión que se va revisando cada seis o doce meses para actualizar los tipos de interés y que generalmente vienen marcados por el Banco Central Europeo (BCE) y el contexto. Afectado actualmente por la guerra en Ucrania y la inflación general, ha dejado atrás el terreno negativo en el que estaba plantado desde 2016, cuando la institución económica europeo pregonó una política ultraexpansiva. 

Euríbor mayo: una subida de 27 puntos básicos

Como ya avanzó el propio BCE en abril, y confirmó su presidenta recientemente, Christine Lagarde, la reunión del Consejo de Gobierno que se llevará a cabo con los países miembros en julio será clave para cuantificar cuánto es de restrictiva la nueva política de subidas de interés para tratar de atajar la inflación. Algo que, como se ha dicho, provocará que suban las hipotecas.
 
Entre ellas, el tipo rey, el euríbor, que ha pasado del -0,502% en diciembre de 2021 a 0,013% en abril. A falta de conocer los datos oficiales, cerrará mayo en el 0,285%. Esto significa una subida de 27 puntos básicos en el mes y de 76 puntos básicos en comparación con el -0,481% registrado en mayo de 2021.

¿Cuánto subirá entonces el Euríbor en mayo? Tomando como referencia una hipoteca de 150.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor +1%, 50 euros mensuales más. En otras palabras, 600 euros anuales más. 

¿Cómo afecta el Euríbor a las hipotecas?

Las hipotecas, por tanto, dependen del euríbor. Es su tipo oficial de referencia para los préstamos bancarios en España desde el 2000 y que suelen revisar dos o tres veces al año. Por tanto, todo cambio en la tasa del euríbor tendrá consecuencia directa en las hipotecas. Pero no solo en las de tipo variable, indexadas a este, si no también en las de tipo fijo, según señalan los expertos bancarios, de prolongarse esta situación.
 
Esto es así ya que comenzarán a afectar a las nuevas hipotecas a tipo fijo que se concedan, aunque el euríbor no incida directamente en ellas, en las que el tipo de interés es el mismo. De continuar al alza la inflación, los bancos fijarán para los clientes tipos de interés más altos. Es decir, las hipotecas, y sus requisitos de acceso, serán más ‘duras’. En cambio, en la de tipo de variable, puede afectar en las que ya se han dado y en las futuras, ya que su tipo de interés se compone por un diferencial fijo sumado a un índice de referencia, que es el euríbor. Están sujetas al cambio.
 
Es decir, a corto plazo, esta efervescente subida del euríbor aumentará consecuentemente el coste de las hipotecas en la próxima revisión de los precios de estas que efectúen los bancos. Aunque ligeramente, como explican los expertos. Tiene fácil explicación: sube la inflación, el Banco Central Europeo aumenta los tipos de interés a modo de protección. Sube, así, el euríbor y la parte variable de la hipoteca. A largo plazo, además, lo hará también con las de tipo fijo. 

¿Hay que cambiar de hipoteca variable a fija?

Es una de las grandes preguntas. Más, con el contexto actual, en el que los expertos esperan las hipotecas más caras en décadas por el Euríbor. ¿Decantarse por unos intereses fijos o estar sujeto a las volatilidades del contexto económico y financiero?
 
Se dice que las fijas otorgan sensación de seguridad al saber de antemano lo que se va a pagar, mientras que las variables, aunque pueden generalmente son más baratas que las otras, poseen más incertidumbre ya que están sujetas a los cambios sufridos en los índices de referencia que las componen. Como ahora con la subida del euríbor.
 
De esta manera, el euríbor que está y el que viene será mayor que el que se establece en las hipotecas fijas. Así lo evidencia la plataforma comparadora financiera ‘HelpMycash’: la mayoría de las hipotecas firmadas entre 2011 y 2015 superarán el 1,5% de interés fijo que se ofrece en la mayoría de los bancos.
 
Por lo tanto, y aunque no hay ninguna respuesta categórica sobre si es mejor escoger una hipoteca fija o variable. Como se ha dicho, dependerá del contexto. Y ahora mismo, la recomendación extendida es la de pasar de una hipoteca variable a la fija. Aunque los bancos pondrán dificultades ya que a ellos le interesa más una variable por ser los tipos más altos actualmente, se puede hacer y se está en derecho de ello.
 
Pero se espera que, como también se ha mencionado, se endurezcan las condiciones para acceder a una fija, que ahora es el plato más apetecible. Además, puede estar sujeta a la contratación de “bonificaciones”, como pueden ser seguros, la domiciliación de la nómina… U otros servicios del banco.