NoticiasTrabajo logo Aviso de CaixaBank: las familias necesitarán más del 36% de sus ingresos para pagar la hipoteca

Aviso de CaixaBank: las familias necesitarán más del 36% de sus ingresos para pagar la hipoteca

El último informe de CaixaBank apunta que las familias españolas deberán aumentar su esfuerzo hipotecario: destinarán el 36,6% de sus ingresos en pagar la hipoteca.

CaixaBank avisa que las familias españolas tendrán que destinar el 36,6% de sus ingresos a las hipotecas CaixaBank anuncia un aumento financiero de las familias por la hipoteca
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Se avecinan curvas. Ante la disparada inflación, el Banco Central Europeo (BCE) ha dado un giro en su política económica que ha puesto al mercado financiero en jaque: la subida de tipos. No son buenas noticias para las personas que tienen una hipoteca variable, pues el euríbor, la referencia que se usa para conceder los préstamos hipotecarios, se encuentra en positivo. Y no pasaba desde 2016. ¿Qué provocará? Un encarecimiento de las hipotecas confirmado por todos los expertos. 

En otras palabras, se va a pagar más por estos préstamos. De hecho, según las estimaciones, la subida de tipos va a provocar que la mitad de la nómina se destine a subsanar los mismos. Un cálculo que podría ir a más si se cumplen los peores pronósticos. Así lo avisa el informe de CaixaBank Research, con un anuncio que hará mella en muchas familias: el esfuerzo hipotecario va a pasar del 33,4% al 36,6% en 2023, siendo el porcentaje de ingresos que va a tener que destinar cada hogar para afrontar la subida. 

Esto, eso sí, siempre que se cumplan las estimaciones: que el euríbor suba hasta el 1,5% en tres años, de forma gradual. Un aumento considerable pero todavía lejos de los peores registros, pues no se puede equiparar a los niveles alcanzados durante la crisis inmobiliaria (el esfuerzo hipotecario subió hasta el 54%). Ahora, los mercados financieros auguran “una actuación algo más agresiva del BCE”, tal como apunta el citado informe. 

De hecho, advierten que el tipo de interés euríbor a 12 meses, que es el que rige las cuotas de prácticamente todas las hipotecas variables, escale hasta el 1,06% a finales de 2022. Ya en 2023, se alzaría hasta el 2%. Un ratio que, directamente, vuelve a aumentar el esfuerzo financiero de las familias: tendrían que dedicar hasta el 39,2% de los ingresos a finales de 2023. Un esfuerzo que, como se ha citado, afectará a las hipotecas de tipo variable. Por ello, concluye el informe, tendrá un impacto limitado en los hogares recientemente hipotecados: la mayoría eligieron el tipo fijo. 

¿Cuándo se producirá la subida de tipos? 

Según la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Largarde, la subida de tipos podría comenzar el próximo mes de julio. Un anuncio que ya se nota en el euríbor, en subida constante las últimas semanas. Así ha llegado a terreno positivo, que no ocurría desde el 2016. En concreto, cerró el mes de abril en 0,013%, unos 0,25 puntos por encima al mes anterior, donde se situaba en un -0,237%. 

¿Por qué afecta esta subida de tipos a las hipotecas? Ante la elevada inflación, que ha marcado la citada subida del euribor, el BCE va a subir los tipos a las entidades financieras a la hora de concederles crédito. Por ende, los bancos también van a tener que subirlos a sus clientes para mantenerse. Desde el portal especializado ‘Economic & Jurist’ lo explican de forma muy sencilla: cuando un banco necesita dinero, el Banco Central Europeo le cobra un tipo de interés de referencia. Si le suben este interés, desde los bancos también tendrán que subir los intereses que le cobran a sus clientes para poder obtener beneficio. 

Por este motivo, las hipotecas de tipo variable serán las más perjudicadas, ya que como se ha explicado anteriormente se basan en el euríbor a la hora de establecer los tipos de interés. Pero, colateralmente, también afectará a las fijas, al menos las de nueva adquisición: se van a endurecer las condiciones para contratarlas. Como a la banca le interesan las variables, pues son con las que pueden conseguir un mayor beneficio económico, los portales inmobiliarios coinciden en que van a exigir más condiciones para poder acceder a las mismas. Por ejemplo, obligarán a la contratación de “bonificaciones”, como puede ser que se contraten seguros con la entidad o se domicilie la nómina con ellos.