Economía
Declaración de la renta Ahorro e inversión Hipotecas Consumo

Banco Santander y BBVA lanzan esta propuesta que afecta a clientes con ahorros

Ambas entidades bancarias, BBVA y Banco Santander, están volviendo a pagar por los depósitos a determinados clientes. Se espera que el resto se sume pronto.

Banco Santander y BBVA lanzan esta propuesta que afecta a clientes con ahorros
BBVA y Banco Santander vuelven a dar liquidez a los ahorros
Esperanza Murcia
 

Las entidades bancarias Banco Santander y BBVA han recuperado una práctica que afectará a los clientes con depósitos de ahorros en España. Después de cuatro años, ambos bancos están volviendo a remunerar su liquidez, pero solo a unos clientes específicos. Y, además, de una forma todavía limitada y puntual. Sin embargo, se espera que la propuesta se acabe extendiendo al resto de entidades financieras.

Tal como ha podido saber ‘El Economista’, tanto BBVA como el Banco Santander han recuperado la remuneración de liquidez en algunos clientes institucionales. Estos movimientos, explica el medio, estarían motivados por “la actualización de las posiciones conforme al régimen estipulado en ciertos contratos por la propia inercia de tipos”. De ese modo, no responden a nuevas ofertas o cambios de estrategia.

Según ‘Voz Populi’, estos clientes institucionales serían la Administración Central, las comunidades y los ayuntamientos, a los que se les estaría pagando de nuevo por los depósitos después de ocho años de tipos negativos. Hay que recordar que, con los tipos negativos, los bancos tuvieron que cambiar sus políticas comerciales, dejando de anunciar los depósitos. Ahora la vuelta de su remuneración estaría motivada por la subida de tipos del Banco Central Europeo (BCE).

¿Cómo afecta a los clientes particulares?

Banco Santander
Banco Santander

Estos cambios en la remuneración de liquidez no se aplicarán igual a los clientes particulares. De hecho, de momento, no se retomará. A pesar del reclamo del BCE, los bancos españoles más potentes se niegan a remunerar los depósitos a los clientes minoristas. Una negativa que, comparando con Europa, provoca que los depósitos en España se remuneren la mitad que en Europa.

Esta posición está respaldada por el propio Banco de España y, a juicio de las entidades bancarias españolas, responde a la oferta de liquidez existente en el mercado, con productos más rentables en cuanto a rendimiento (como son los fondos de inversión). De ese modo, la remuneración del pasivo está limitada prácticamente a los bancos online y a entidades extranjeras, que buscan ganarse un hueco, pero que también exigen una serie de condiciones, como la domiciliación de la nómina. 

Por esta razón, con el paso de los años, los depósitos a largo plazo han ido desapareciendo, dirigiéndose el ahorro a las cuentas corrientes y a los fondos de inversión. En palabras del consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, la oferta de fondos está empezando a contar con “rentabilidades atractivas”, mientras que la del pasivo “se irá normalizando”.

Pero ¿podría haber una guerra en el pasivo? No entra dentro de los pronósticos. Tal como recordó el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, los depósitos provocaron pérdidas a las entidades durante muchos años. Con los tipos negativos, debían depositarlos en el Banco Central Europeo, por lo que es ahora cuando están empezando a ser algo más rentables. No obstante, tomando de nuevo la oferta de liquidez que poseen otros productos, no se espera que se vayan a efectuar presiones sobre los depósitos.

Diferencias entre los clientes institucionales y particulares

¿Por qué se establece esta diferencia? Principalmente, esta distinción con los depósitos viene justificada por la relación contractual y comercial que mantienen los bancos con ambos clientes. En el caso de los particulares, los depósitos se han utilizado como un reclamo para captar o fidelizar usuarios.

Por su parte, en el caso de los clientes institucionales, están ligados al resto de productos contratados. Por ejemplo, en el caso de las administraciones públicas o las grandes empresas, se utilizan para tener liquidez a la hora de pagar las nóminas o las facturas de los proveedores.

ARCHIVADO EN: