Economía
Declaración de la renta Ahorro e inversión Hipotecas Consumo

Nueva cuenta corriente del Banco Santander: evita así las comisiones

La entidad bancaria suprime las cuentas ‘One’ y ‘Smart’, que pasan a formar parte de una única: la ‘Cuenta Santander’, que convivirá con la ‘Cuenta Online Santander’. Hay dos particularidades exentas del pago de comisiones.

Nueva cuenta corriente del Banco Santander: evita así las comisiones
Banco Santander
Javier Martín
 

El Banco Santander actualiza su escaparate de cuentas. Tal y como ha acabado de establecer la entidad, sus cuentas corrientes ‘One’ y ‘Smart’, dirigida al colectivo joven, dicen adiós para pasar a converger en una sola, la nueva ‘Cuenta Santander’. Esta, que será la estándar para particulares, convivirá con la ‘Cuenta Santander Online’. Aunque hay que remarcar que la cuenta ‘One’ seguirá estando vigente únicamente para servicios empresariales.

La ‘Cuenta Santander Online’ se ha convertido en su producto gancho desde su irrupción hace algo más de un año. Es el producto financiero que mayor número de usuarios ha sumado gracias a ventajas como las cero comisiones. Se trata, por tanto, de uno de los culpables de que Santander encadene 13 meses consecutivos sumando clientes a su base de datos. En lo que va de 2022 ya ha inscrito a más de medio millón de particulares y empresas, rebasando la barrera de los catorce millones.

Su plan, de momento, parece funcionar. El banco presidido por Ana Botín, en mitad de su intención de reajuste de estrategia del pasivo para posicionarse en el nuevo escenario bancario tras la pandemia se ha alejado de la ‘guerra’ de trincheras de cuentas remuneradas y depósitos que están abanderando otros bancos. En su lugar, apuesta por los premios en efectivo y fidelizar a los usuarios.

‘Cuenta Santander’: comisiones

Mantendrá las exigencias de vinculación de la cuenta ‘One’. De hecho, según recalca, la entidad bancaria, se mantienen las condiciones y operativa de ‘One’ y ‘Smart’. Para no tener que abonar la comisión de mantenimiento, que oscila entre los cero y los veinte euros mensuales, dependiendo del grado de vinculación del cliente, se tendrá que tener domiciliada la nómina, además de tres recibos o hacer hasta seis pagos trimestrales con la tarjeta. También estarán exentos los menores de 29 años.

Si, por el contrario, tan solo se poseen domiciliados ingresos o contratado un producto de financiación, ahorro, inversión o seguro, deberá hacer frente a una comisión pero reducida, de diez euros mensuales o 120 anuales. Esta será del máximo, de veinte euros al mes, si no se posee nómina domiciliada alguna ni producto contratado. Es la comisión más alta del sector. La que también aplican otros como CaixaBank o Sabadell.

Objetivo: simplificar y unificar

Esta fusión responde a la estrategia de acelerar la transformación hacia una implantación del modelo operativo común que está tan avanzado en otros países europeos y que ya comenzó con el lanzamiento de ‘One Santander’. Se pretende simplificar también su oferta de productos. Pero, sobre todo, ejecutar desarrollos tecnológicos y catálogos comerciales comunes en el territorio para reducir costes y aumentar ingresos.

Reducción de los planes de suscripción de servicios

No es la única novedad del Santander. También ha anunciado que sus planes de suscripción de servicios pasan de cuatro a dos. Se elimina así la ‘Atención VIP’, que brindaba a los clientes un servicio personalizado a cualquier hora del día, y ‘Seguridad ‘Digital’, que ofrecía un servicio legal de protección familiar y custodia de documentos y contraseñas.

Así, en su catálogo permanecen los más exitosos. Se encuentran ahora ‘Viajes’, con ventajas a la hora de sacar dinero del cajero y en compras de moneda extranjera, y ‘Pagos’, que permite realizar transferencias inmediatas e internacionales. Ambos seguirán teniendo un coste de tres euros mensuales.

ARCHIVADO EN: