NoticiasTrabajo logo El fácil truco que usaban nuestros abuelos para ahorrar dinero

El fácil truco que usaban nuestros abuelos para ahorrar dinero

A través del truco de los sobres, apodo por el que se conoce esta técnica, se puede ahorrar dinero mediante la administración de los gastos mensuales fijos.

El sencillo truco para ahorrar dinero que ya usaban nuestros abuelos El truco de los sobres para ahorrar dinero
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Ahorrar nunca ha sido fácil, pero ahora todavía menos. Los ciudadanos de a pie deben lidiar con distintos frentes: la subida de gastos básicos como la luz o la gasolina, el encarecimiento de las hipotecas por el euríbor disparado, el aumento en la compra semanal por la inflación… No hay respiro. Ante este panorama, que ha desestabilizado a muchos hogares españoles, contar con unos ahorros ‘extra’ no son solo una ayuda, sino un salvavidas para no acabar el mes en números rojos. 

Para conseguir este objetivo, las redes sociales están colmadas de métodos para ahorrar dinero mes a mes, captando el público con instrucciones exhaustivas que nos permitan ver la cuenta bancaria en mejores cifras. ¿El problema? Que muchos de ellos son difíciles de llevar a la práctica. O son demasiados restrictivos. Si quieres una opción fácil de ejecutar, debes apuntarte el truco de los sobres.

En caso de que sea la primera vez que lo escuches, debes de saber que ya lo usaban nuestros abuelos. Como dice el dicho, “la experiencia es un grado”, y hasta nuestros días ha llegado esta singular técnica para administrarte a la perfección con todos tus gastos. Eso sí, algo actualizada. Una de las propulsoras es la experta en ahorro Alejandra Rodríguez, conocida en Youtube como ‘Raitit Finanzas’, que explicó su funcionamiento en una de las sesiones del portal ‘Finect’. 

Cómo ahorrar con el truco de los sobres 

El truco de los sobres se lleva utilizando desde antes que existieran las tarjetas de crédito y los productos financieros. Se puede decir que su eficacia tiene historia, aunque el ‘modus operandi’ es de lo más simple. El objetivo principal es cubrir todos los gastos del mes, por lo que hay que empezar por ahí: cuando se cobra el dinero, ya sea por recibir una prestación o la nómina, hay que separarlo en distintos sobres

Cada sobre corresponderá a una categoría, compuesta por un gasto en particular. Explicado de forma más sencilla: un sobre para el alquiler, un sobre para las facturas, un sobre para los gastos de comida y productos básicos de la casa, un sobre para la hipoteca, y así sucesivamente. Si se conoce un gasto ‘extra’ ocasional, como puede ser una revisión del coche, también habría que destinar un sobre específico. 

De ese modo, podremos saber el dinero con el que contamos antes de gastárnoslo. Cuando llegue el momento de efectuar dichos pagos, solo habrá que coger el sobre y recurrir a tal dinero. Para que funcione y se acabe ahorrando dinero, hay que respetar los límites que nos impusimos a principios de mes, correspondientes a las cantidades que guardamos en los sobres: si se tiene, por ejemplo, 300 euros para comida, hay que apañárselas con eso. 

Con este sistema, además, se consigue esquivar uno de los mayores problemas a la hora de administrar nuestras finanzas: el componente emocional. “Nos metemos mucho en los números y dejamos de lado la parte emocional. Lo que va a hacer el cambio realmente es cómo gestiono mis emociones y cómo me controlo a mí mismo", señalaba Rodríguez en uno de los episodios de ‘Finect Talks’. Para evitar esta situación, se puede crear un sobre de “otros gastos”, pero se aconseja destinar una pequeña cantidad y no excederse de la destinada. Si sigues esta técnica de los sobres, podrás controlar mejor tus impulsos.