Ahorro e inversión

Cuándo rescatar un plan de pensiones: cómo hacerlo de forma extraordinaria para ahorrar en impuestos

Las entidades financieras españolas permiten que los planes de pensiones se rescaten siempre que se den estas situaciones específicas.

Cómo rescatar un plan de pensiones
Rescatar un plan de pensiones de forma extraordinaria.
Isabel Gómez
 

Los trabajadores que cotizan en alguno de los regímenes de la Seguridad Social pueden acogerse a un plan de pensiones cuando quieran hacer una aportación económica extra para su pensión de jubilación. Sin embargo, de este producto bancario se puede hacer uso antes, por lo que muchos se preguntan cuándo se puede rescatar un plan de pensiones. Algo que los bancos, como BBVA, han respondido a sus posibles clientes.

En este año, el rescate de estos se ha producido por el incremento que ha tenido el IPC durante el primer semestre del año y que no se augura que vaya a bajar la inflación. A pesar de ello, para mejorar y paliar los efectos de la crisis económica, desde el Gobierno de España también se han lazado varios paquetes de medidas para ayudar a las clases medias y bajas.

Estas personas o familias son las que, por regla general, acuden al mejor plan de pensiones para tener un aporte de dinero extra al llegar al momento de la jubilación. Como se verá a continuación, esta es la manera que en que se puede rescatar y cuándo. Además, es necesario que los clientes de los bancos sepan a través de qué medios pueden percibirlo. La clave es estar bien asesorado en todo momento, ya que rescatar uno de estos planes puede suponer uno de los mayores errores para la jubilación.

Si lo que se desea es saber cuánto se va a obtener al retirarse del mercado laboral, la mayoría de bancos y cajas de ahorro españolas tienen un simulador en el que lo podrán comprobar, de forma aproximada.

¿Cuándo se puede rescatar un plan de pensiones de forma extraordinaria?

Antes de conocer cuándo se puede rescatar un plan de pensiones hay que explicar en qué consiste dicho producto financiero. Se trata de un vehículo de ahorro a largo plazo cuya finalidad es que se tenga un aporte extra en la pensión. Pero solo se permite recuperar el dinero invertido cuando ocurran algunas contingencias.

Desde el BBVA explican que cuando se vaya a rescatar dicho plan se tendrá que tener en cuenta que hay varias consideraciones que se deben tener, sobre todo de índole fiscal, para la declaración del IRPF al año siguiente de la obtención del dinero.

Además, también aclaran desde la entidad financiera que el plan de pensiones se puede rescatar en los siguientes supuestos:

Por contingencias:

  • Jubilación: cuando se llega a la ordinaria o a la anticipada. Si las especificaciones del plan del pensionista lo reflejan, se podrá rescatar a los 60 años cuando se cause baja del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y no se cumplan las condiciones para cobrar esta pensión.
  • Incapacidad permanente: ya puede ser total para la profesión que se viene o para otra profesión. 
  • Gran dependencia: en estas situaciones también cabe la recuperación del plan.
  • Fallecimiento: los herederos de la persona fallecida tendrán derecho a rescatarlo cuando lo deseen.

Situaciones excepcionales por falta de liquidez:

  • Una enfermedad muy grave.
  • Cuando el trabajador se encuentra en una situación de desempleo de larga duración.
  • Se liquidará por antigüedad de las aportaciones: esto no tendrá lugar hasta el 1 de enero de 2025, aunque se contempla en las nuevas reformas del Reglamento de Planes y Fondo de Pensiones. Se especifica que el reembolso deberá tener una antigüedad de 10 años.

¿Cuáles son las formas en las que se puede rescatar un plan de pensiones?

Las personas que se encuentren en alguna de las situaciones anteriormente mencionadas podrán rescatar un plan de pensiones mediante cuatro modalidades de cobro. Se corresponde con las siguientes:

  • Mediante capital: el beneficio percibe el importe total del plan en un solo cobro, que puede ser inmediato o puede ser en la fecha que el beneficiario estipule.
  • Mediante una renta: que pueden ser de varios tipos como, por ejemplo, aseguradas temporales o vitalicias, de cuantía y duración determinada, o financiera cuya cuantía y duración dependan de la evolución del valor y rentabilidad del fondo de pensiones.
  • De forma mixta: cuando se combina un capital y una renta.
  • En disposiciones, es decir, que la persona elige las fechas y las cuantías de los cobros que quiere, aunque no se tenga una periodicidad determinada.
ARCHIVADO EN: