Ahorro e inversión

3 claves para dejar de estar endeudado y ahorrar más de 300.000 euros

Con una estrategia y ciertos conocimientos, Israel y Sunem Tovar pasaron de vivir para pagar sus préstamos a montar una academia sobre educación financiera.

Pasar de las deudas a 300.000 euros en el bolsillo: las claves
Pasar de estar endeudado a ganar miles de euros es posible
Javier Martín
Actualizado a:

Ahorrar es uno de los consejos más extendidos por los expertos para sortear la inflación, con el IPC actualmente situado en el 10,8% al cierre del mes de julio, según los datos oficialistas del INE. Costes como el de la luz, los combustibles, la cesta de la compra o las vacaciones (de aquellos que han podido disfrutar de ellas) asfixian las carteras de muchos hogares españoles.
 
A algunos de los que se ven afectados por todos esos supuestos incluso se les suma la vuelta al cole, que está resultando casi un 20% más cara. Ante esta situación, muchos de ellos se están viendo obligados a recurrir a una práctica poco recomendada: pedir un préstamo. Algo que catalogan como la pescadilla que se muerde la cola. O, en el peor de los casos, y siguiéndolo relacionándolo con las metáforas, el principio de la bola de nieve.

Los Tover, el mejor ejemplo de que se puede ahorrar estando endeudado

Pero existen casos en los que se pasa de tocar fondo a tocar el cielo, pasando de estar endeudado a ahorrar más de 300.000 euros. Fue el caso de Sunem e Israel Tover, dos hermanos endeudados que, trabajando codo con codo y adentrándose en el mundo de la inversión, pasaron de vivir para pagar sus préstamos a montar una academia sobre educación financiera.
 
Todo comenzó cuando Sunem comprobaba que sus préstamos para estudiar de 16.000 dólares se habían disparado a 42.000 cuando ingresaba 20.000, mientras que su hermano Israel, que también se había costeado su carrera como profesor a base de becas, no estaba a gusto en su trabajo en ningún aspecto. Ni en el económico ni en el personal.
 
Para colmo, la casa que se había comprado, pensando que esa era la principal idea de libertad financiera, les agobiaba aún más. ¿Cómo iban a salir de esa espiral? Para ello, y tras un punto de inflexión en el que pactaron la colaboración colectiva como motor principal, siguieron tres reglas:

  1. Inversión. El interés compuesto, definido como el “interés ganado sobre interés”, según ‘Business Insider’, fue una de sus tablas de salvación. De esta manera, veía cómo el dinero trabajaba por sí solo generando rentabilidad. Sunem empezó a invertir en productos financieros como mercados de valores, fondos de pensiones o inversión para amortizar su préstamo. Según los datos ofrecidos por ‘Business Insider’, Sunem posee ahora una cartera de 200.000 dólares. Israel, por su parte, tiene una cartera de 127.000 dólares con 13.000 dólares en un fondo de ahorro para emergencias.
  2. Comunicar y rentabilizar lo aprendido. Fue el siguiente paso. Exteriorizar sus conocimientos y su estrategia. Primero ayudaron a su propia familia. Posteriormente, una familia amiga de la suya cuyo padre de familia mantenía a ocho personas con 17.500 dólares mensuales. Ahora también disfrutan de cierta libertad financiera.
  3. Dream Teacher Project. El negocio con el que estrategias con su familia sobre el ahorro, la inversión y el pago de deudas. Mediante la impartición de talleres y asesoramiento individual para “mejorar su mentalidad monetaria y curar el trauma financiero ", explica Israel.
ARCHIVADO EN: