NoticiasTrabajo logo Cuidado con la inversión en criptomonedas: la Policía advierte de esta estafa

Cuidado con la inversión en criptomonedas: la Policía advierte de esta estafa

La Policía avisa de que este tipo de web fraudulentas siguen un patrón de inversión en criptomonedas que ya habría conseguido defraudar miles de euros.

Cuidado con la inversión en criptomonedas: la Policía advierte de esta estafa
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

La Policía Nacional advierte de la existencia de un entramado de estafas en el panorama de las criptomonedas, en pleno foco mediático tras su fulgurante y atractiva irrupción en el mercado digital  económico de valores. Lo cierto es que desde su irrupción son más y más los clientes que se sienten atraídos por sus supuestas facilidades para generar dinero.

Las últimas dos denuncias al respecto han sido interpuestas en Pamplona y Tudela. Ascienden a un monte defraudado de más de 240.000 euros, y las sucesivas anteriores notificadas en distintos puntos de la geografía española han acabado de poner el foco de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal sobre el dinero digital.

Según ha comunicado la Policía, estas empresas, alternativas a las tradicionales y generalmente de reciente creación, ofrecen la posibilidad de invertir en bitcoins, la criptomoneda más popular, asegurando altas rentabilidades con pequeñas inversiones asociado a un porcentaje ínfimo de riesgo. Un gancho fácil en el que muchos pican.

Una compleja red de ingeniería social

Esa compleja telaraña de ingeniería social sería el centro neurálgico de todo el proceso. Su salvoconducto, según avanza el departamento de comunicación policial, es el de ganarse progresivamente la confianza del potencial inversor. Esto lo harían a través de testimonios falsos de casos detallando supuestas operaciones de éxito en sus canales de redes sociales.

Esta sería otra de las características de su modus operandi: usar plataformas de comunicación y cauces de inversión alternativos a los que usados por las empresas tradicionales y con reputación sustentada y a las que intentan hacer la competencia ilegalmente, presentándose como una oportunidad irrechazable con tal de obtener esa cuantiosa inversión.

Pequeña rentabilidad inicial, enorme pérdida

El segundo gancho es el de la falsa rentabilidad inicial. Una vez ganado la confianza del cliente, estas empresas, de las que aún se desconocen públicamente identidades, animan a realizar pequeñas y sucesivas inversiones en las cuentas de estos brokers ficticios que generarían respectivas ganancias en una horquilla creciente del 20% al 80% y que podrían retirar sin mayores impedimentos.

Un espejismo de seguridad que se completaría con herramientas de seguimiento online y en tiempo real de todas estas primeras inversiones. Algunas de estas, según informa la Policía, se cifran más allá de los 120.000 euros y que posteriormente se habría convertido en ganancias de millón y medio de euros.

Hasta que llega el principal problema: cómo obtener y disponer personalmente de esos (supuestos) beneficios. Llegado el momento, las empresas solicitan al cliente reingresar de nuevo una alta cantidad dinero, se habla de cifras cercanas a los 100.000 euros, para proceder a retirar esos fondos de su pertenencia. Por ello, las autoridades policiales instan, antes de participar en cualquier proyecto de este tipo, a realizar un examen de historial de servicios previo y de historial mediático de posibles estafas para comprobar que sean solventes y contrastadas.