NoticiasTrabajo logo Estos son los casos en los que la Seguridad Social puede obligarte a devolver el dinero del Ingreso Mínimo Vital

Estos son los casos en los que la Seguridad Social puede obligarte a devolver el dinero del Ingreso Mínimo Vital

Existen 7 motivos por los que la Seguridad Social obligará al beneficiario del Ingreso Mínimo Vital a devolver parte del dinero.

Estos son los casos en los que la Seguridad Social puede obligarte a devolver el dinero del Ingreso Mínimo Vital
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Hay casos en los que una persona que ha sido beneficiaria del Ingreso Mínimo Vital (IMV) se puede ver obligada a devolver el dinero que le ha sido concedido desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Se trata de una serie de motivos que son considerados como sanciones por parte del propio INSS y que pueden afectar de dos maneras diferentes a la persona que lo comete.

El objetivo principal que han establecido desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social es evitar posibles fraudes fiscales y engaños de los solicitantes y beneficiarios a la propia Seguridad Social. Todo ello a través de tres tipos de infracciones, existiendo varios niveles y dividiéndose en leves, graves y muy graves.

Para sufrir una de esas sanciones que puede llegar a suponer la devolución del dinero, el beneficiario debe haber cometido una infracción muy grave. Si esto ocurre y la Seguridad Social detecta que se ha intentado engañar a la administración pública de diferentes métodos para ser beneficiario de esta ayuda económica, le obligará a devolver parte de la prestación e incluso la pérdida temporal o total de la misma. Todo ello siempre y cuando no se cumpla con cualquiera de los requisitos y obligaciones que se establecen en el IMV.

7 motivos por los que se exige la devolución del dinero del IMV

Hay que tener en cuenta que el Instituto Nacional de la Seguridad Social ha diferenciado hasta 7 tipos de causas diferentes que pueden llegar a suponer una infracción muy grave. Si se incumple alguna de ellas, el INSS podría llegar a exigir la devolución del dinero entregado con respecto al Ingreso Mínimo Vital, pero no de la totalidad, sino lo que se cobró durante los 6 meses anteriores a que se cometiera la infracción.

A modo de ejemplo, en el caso de que un adulto que tenga un menor a cargo sea beneficiario del IMV, estaría recibiendo 714,29 euros al mes. Si se decreta que ha cometido una sanción muy grave y, por lo tanto, tiene que devolver el dinero, la cuantía a pagar a la Seguridad Social ascendería hasta los 4.285,74 euros, siendo lo equivalente a lo ingresado en 6 meses. 

Además, también es importante recordar que, para que desde la Seguridad Social se obligue a una persona a devolver esos 6 meses de la prestación que se entrega por el Ingreso Mínimo Vital, se debe dar una condición concreta. Y es que el sancionado debe haber perdido, primero, el derecho a recibir la prestación, algo que también ocurre en estos casos. 

Incumplimiento continuo de las obligaciones

El primer motivo por el que se puede exigir la devolución del dinero es el incumplimiento continuado de las obligaciones del beneficiario. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones elabora diferentes programas para la reactivación e integración en el mercado laboral, al que el beneficiario del IMV está obligado a asistir. En el caso de que no acuda y no participe en estos cursos, podría acarrear la pérdida y devolución del dinero obtenido. 

Cometer 3 infracciones graves 

Otro de los motivos que existen es si una persona que está cobrando el Ingreso Mínimo Vital comete tres infracciones graves que han sido sancionadas por el INSS dos veces en el tiempo de un año. En estos casos se detalla que se encuentran la falta de documentación o no comunicar los cambios que puedan ser importante para cumplir o no con los requisitos de la obtención del IMV.

Falsificar datos o documentos

El tercer motivo que puede acarrerar la obligación de devolver la prestación recibida en los últimos 6 meses es falsificar documentos o datos a la Seguridad Social. Todo ello con el objetivo de mantener esta ayuda económica aunque se haya dejado de cumplir alguna de las condiciones mínimas necesarias y, por lo tanto, no podría seguir recibiéndola. 

No comunicar una salida al extranjero

Entre las obligaciones que tiene un beneficiario del IMV, una de ellas es comunicar a la Seguridad Social que se dispone a realizar un viaje al extranjero y el motivo del mismo, todo ello con un tiempo no superior a los 90 días en un año. Si el beneficiario decide salir al extranjero durante más de 90 días (unos 3 meses) sin comunicarlo al organismo público, también podrá ser sancionado con la devolución de la ayuda. 

No comunicar cambios que modificarían la situación de la prestación

Una infracción que desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social se puede considerar como muy grave es la no comunicación de posibles cambios que podrían modificar la situación del cobro del Ingreso Mínimo Vital. Sobre todo si se da el caso en el que el beneficiario pierde el derecho a recibirlo pero, al no comunicar este cambio al INSS, sigue recibiendo un dinero que no le corresponde, por lo que estaría recibiendo un cobro indebido.

No entregar la documentación exigida por el INSS

Además, se puede exigir la devolución de parte de la prestación también si el beneficiario no entrega la documentación necesaria que se pide por el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Esto tendrá lugar siempre y cuando se esté recibiendo un cobro de una prestación que sea mayor al 50% de la ayuda económica que le podría pertenecer. 

Incumplimiento reiterado de las condiciones

Por último, también se puede ser sancionado por una infracción muy grave cuando se haya detectado un incumplimiento continuado de las condiciones económicas que se marcan en los límites del IMV. Esto tiene que ver con estar recibiendo un nivel mayor en los ingresos de trabajo y tener una actividad económica superior al límite que se exige respetar por parte del INSS.