Autónomos
Prestaciones Autónomos

Hacienda aclara cómo tributan las ayudas para autónomos en la declaración de la Renta 2022

La Agencia Tributaria ha aclarado cuáles son las ayudas que deben tributar los trabajadores autónomos y las que no para la declaración de la Renta 2022.

Hacienda aclara cómo tributan las ayudas para autónomos en la declaración de la Renta 2022
La Agencia Tributaria ha avisado de las ayudas que deben tributar y en qué casillas en la declaración de la Renta 2022.
Isabel Gómez
 

Los trabajadores autónomos que hayan realizado actividad laboral el pasado ejercicio económico 2021, deberán presentar sus rendimientos en la declaración de la Renta a Hacienda. Aunque no solo se deberán presentar estos, sino también todas las ayudas que hayan recibido del Gobierno de España a lo largo del pasado año. La campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) está disponible para todos los ciudadanos desde el pasado 6 de abril hasta el próximo 30 de junio. 

Desde la Agencia Tributaria hacen hincapié en que el tratamiento fiscal de todas las ayudas de los trabajadores por cuenta propia vendrá marcado por la finalidad a la que hayan estado destinadas, es decir, si es para cubrir gastos o para invertir en el desarrollo de la empresa. También vendrá definido por qué organismo público sea el que las pague. No será lo mismo recibir una subvención del Instituto Nacional de la Seguridad Social que de una mutua a la que estén acogidos los autónomos.

Por ello, desde el Ministerio de Hacienda se han visto obligados a exponer cuáles son todas esas ayudas que han beneficiado al colectivo, pero que deben darse a conocer al Fisco. La diferenciación es necesaria porque hay algunas que sí que deberán tributar, aunque hay otras que están exentas.

¿Dónde hay que incluir las ayudas en la declaración de la Renta de los autónomos?

Desde Hacienda advierten que hay tres casillas donde se pueden mostrar las ayudas, subvenciones y prestaciones de los trabajadores por cuenta propia en la declaración de la Renta 2022. Por tanto, dependiendo la que se marque tendrán distintos efectos en el resultado si sale a pagar. 

Si se trata de una prestación de rendimiento de trabajo, el autónomo deberá marcar la casilla 003 destinadas a las retribuciones dinerarias. Por ejemplo, se daría cuando se produce un cese de actividad o una incapacidad temporal (baja médica). En este caso, los primeros 2.000 euros estarán exentos de tributación, por lo que si el autónomo no ha ingresado nada como asalariado y solo ha cobrado una prórroga de dicho cese, es muy fácil que no vaya a influir mucho en el resultado de su declaración.

Sin embargo, si fuera una subvención para nuevos proyectos o para el mantenimiento de la actividad, se considera rendimiento de la actividad. Por tanto, puede que sea una subvención corriente o de capital:

  • Si es una subvención corriente, el dinero ha servido para compensar gastos, por lo que se deberá rellenar la casilla 173. 
  • Si es una subvención de capital, como el dinero se invirtió en el negocio, se deberá completar la casilla 174. Además, únicamente se tendría que incluir el dinero destinado exclusivamente a la inversión que se hubiera amortizado.

Ayudas de autónomos que deben tributar el IRPF para Hacienda

La Agencia Tributaria, para que los trabajadores por cuenta propia no tengan sustos de multas ni sanciones por su parte en la declaración de la Renta 2022, ha expresado que actualmente hay tres tipos de ayudas económicas que deben ser conocidas por ella. Estas son:

  • Prestaciones: aquí se incluyen las de la Seguridad Social o de las mutuas donde se ayuda para tributar, por ejemplo, en rendimientos laborales. También se incluyen las prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), como las que se destinaron durante la Pandemia a ayudar a este colectivo de trabajadores.
  • Indemnizaciones: se trata de compensaciones de tipo económico que se destinan a reparar daños producidos a los bienes empresariales o las personas. Vienen tanto del ámbito público como del privado.
  • Subvenciones: se trata de ayudas económicas y que tienen como destinatario beneficioso a personas particulares, personas físicas y a personas jurídicas. Pueden venir del ámbito privado y público y no es obligatorio devolverlas, es decir, ni reembolsarlas ni hacer ninguna contraprestación.
ARCHIVADO EN: