NoticiasTrabajo logo Así serán las comisiones que cobrarán estos bancos a partir de diciembre

Así serán las comisiones que cobrarán estos bancos a partir de diciembre

Las comisiones que cobrarán estos bancos a partir de diciembre Estos son los bancos que aumentarán las comisiones en diciembre
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Las comisiones, la palabra tabú para los clientes de bancos, vuelven a escena este mes de diciembre de 2021 por obligación del contexto. Acechados por la creciente digitalización del sector a todos los niveles, acelerada a marchas forzadas por la pandemia de Covid-19, el desplome de los tipos de interés por la disparada inflación o la máxima contención en el gasto de los hogares españoles, los bancos buscan nuevas fuentes de rentabilidad.

La crisis del coronavirus y sus secuelas económicas y sociales ha transformado la relación del cliente con su banco y la de este con su nueva realidad empresarial. Por lo que el sector se ve obligado a adaptarse. Una de las estrategias es añadir valor a otros cauces de rentabilidad como las operaciones o venta de productos financieros como fondos de pensiones o inversión. O también, tratando de buscar ese efecto contrario a la despersonalización: fidelizando. 

¿Cómo? tratando de buscar aumentar el vínculo con el cliente. Aumentar las comisiones es uno de los métodos para ello con el objetivo de que aquellos que no tengan, por ejemplo, domiciliada la nómina o posean una cuenta bancaria en ‘stand by’, sin movimiento, dejen de hacerlo o se animen o vean en la tesitura de contratar algunos productos o servicios adicionales. Estos pagos extra suelen cargarse mensual, trimestral o semestralmente, según el banco. 

¿Qué bancos cobrarán comisiones a partir de diciembre?

BBVA, Banco Santander, Unicaja, ING o Banco Sabadell, entre otros, son algunas de las firmas más reputadas del sector que tienen estipulado en su programa de cobro determinadas comisiones en este mes de diciembre y que tendrán que afrontar ciertos clientes. Estas son sus particularidades y la forma de evitarlas. 

ING 

Hasta el banco que se publicitaba con el eslogan de ser el único que no cobraba comisión alguna, se ha visto atrapado por la coyuntura del sector. Sus clientes dejarán de disfrutar del privilegio de no verse obligados a pagar dinero extra, sean cuales sean la intensidad de los lazos con el banco. Ahora, desde el pasado año, tendrán que pagar diez euros mensuales de mantenimiento de la cuenta aquellos que presenten un saldo medio mensual superior a 30.000 euros

Banco Santander

Otro que ha endurecido las condiciones para no tener que pagar las comisiones que ya cobraba. Si antes cargaba a la cuenta 20 euros mensuales a los clientes que no cumplieran ciertas condiciones de vinculación como domiciliar la nómina, una prestación por desempleo de al menos 600 euros o una pensión de mínimo 300 euros, ahora ha añadido un requisito extra: habrá que utilizar la tarjeta de crédito o débito seis veces al trimestre o, por el contrario, domiciliar en la cuenta tres recibos. 

BBVA

Adiós Comisiones’. No solo es el nombre, si no también la forma de librarse del pago extra de hasta 40 euros trimestrales (160 euros al año) en el banco con sede en Bilbao desde el pasado 15 de septiembre. Una comisión a la que habrá que hacer frente en marzo, junio, septiembre y diciembre incluso si se es miembro de la ‘Cuenta Va Contigo’. 

Tan solo no tendrán que pagar comisiones los clientes que cumplan, al menos, una de estas condiciones: domiciliar una nómina de 800 euros mínimos mensuales, una pensión de 300 euros o una prestación por desempleo de al menos 300 euros al mes. 

Sabadell y Unicaja 

También cobran sus comisiones, al igual que BBVA, en marzo, junio, septiembre y diciembre, pero en este caso, con un importe menor, concretamente de 30 euros trimestrales. Deberán pagarlo quienes no posean domiciliado en su cuenta nómina pensión o prestación por desempleo alguna de 600 euros mensuales como mínimo y, asimismo, usar al menos dos veces mensuales las tarjetas de crédito o débito o realizar operaciones por valor de, al menos, 1.200 euros.