Sociedad

Aviso de la Policía Nacional para que no te roben durante las vacaciones de verano

Los periodos vacacionales y fines de semana son los momentos preferidos de los atracadores para entrar a robar en casa. La Policía Nacional avisa de las medidas a seguir para prevenir estos hurtos.

Aviso Policía Nacional no robo vacaciones
Esperanza Murcia
Actualizado a:

El método del eslabón o los testigos de plástico son solo algunas de las técnicas de los atracadores para entrar a robar en casa. La vuelta de las vacaciones puede ser más dura de lo esperada. Y no solo por la vuelta a la rutina, sino por encontrarse con la terrible sorpresa de que han entrado en nuestro hogar. No es nada fuera de lo común y de ahí el último aviso de la Policía Nacional: los periodos vacacionales, así como los fines de semana, son los momentos más propicios para cometer estos hurtos

Ante esta realidad, la Policía intensifica la prevención contra esta modalidad delictiva, avisando a los ciudadanos de los consejos que pueden seguir para prevenir los hurtos en casa. Unas pautas básicas y sencillas de adoptar que pasan primero por un recordatorio que nunca hay que olvidar: ante la menor sospecha de que se pueda estar intentando cometer un delito, llamar al 091

Medidas preventivas para evitar los robos en verano 

¿Qué pasa si noto la cerradura forzada? ¿Llamo a la policía? ¿Entro primero para ver si han robado en casa? La Policía Nacional da todas las respuestas para saber cómo actuar en estas situaciones, así como prevenirlas. 

Cerrar siempre con llave

Siempre que salgamos de casa, aunque sea por unos minutos, hay que cerrar la puerta de la vivienda con todas las vueltas de la llave. ¿El motivo? Evitar que puedan acceder con el famoso método del resbalón: introducir una pieza plástica entre el marco de la puerta y el resbalón de la cerradura. También se deben cerrar todas las puertas en el caso de viviendas unifamiliares, como son aquellas que dan acceso a sótanos, garajes o jardines, así como las ventanas.

Testigos de plástico

Hay que andarse con mucho ojo. Los testigos de plástico (pequeñas piezas de este material) y los hilos de pegamento entre la puerta de acceso a la vivienda y el marco son las señales que utilizan los especialistas para marcar los domicilios y comprobar si el inmueble está deshabitado temporalmente. De encontrarlos, así como otras marcas sospechosas, hay que avisar de inmediato al 091. 

Anunciar la partida de vacaciones 

Da alegría propagar a los cuatro vientos la marcha por vacaciones, pero no es lo más aconsejable. La Policía aconseja prudencia a la hora de anunciarlo en un sitio público, así como de publicarlo en redes sociales. Se trata de una recomendación todavía mayor para los propietarios que, en algún momento, han hecho mención a su casa con fotografías o han compartido su ubicación, por ejemplo mediante aplicaciones deportivas donde se puede compartir el recorrido.  

Que la vivienda parezca habitada

Puede parecer obvio, pero es un error que cometen muchos ciudadanos al marcharse de vacaciones. Para dar señales de habitabilidad, se pueden realizar las siguientes acciones: 

  • No dejar bajadas todas las persianas de la vivienda. 
  • Aprovechar sistemas automatizados que existen en el mercado para que determinadas luces o dispositivos electrónicos se activen de forma periódica.
  • Que algún familiar o allegado de confianza recoja periódicamente la correspondencia del buzón para que no se acumule y compruebe el estado de la vivienda.

Vigilar la presencia de desconocidos

Independientemente de si se vive en un edificio, una urbanización o una vivienda unifamiliar, hay que estar atentos a las personas ajenas al entorno. Estas son las prácticas a seguir: no abrir el portal a desconocidos, siempre conocer su identidad; ante la presencia de personas sospechosas en el edificio o en la urbanización, llamar al 091; y, de escuchar ruidos poco habituales en el acceso a una vivienda próxima, más si se conoce que sus inquilinos se encuentran de vacaciones, llamar a la Policía.

Cuidar la cerradura de la puerta 

No solo importa la calidad de la puerta, sino que igual de importante o más es la cerradura. Las que más dificultan los robos son las llamadas "antibumping" o "antiimpresioning", dos técnicas que usualmente emplean para robar. La primera consiste en introducir una llave especialmente modificada en la cerradura, con la que después de dar una serie de golpes en ella, se consigue mover la posición de los bulones del interior de la cerradura para abrir la puerta. La segunda pretende copiar la llave del usuario introduciendo unas finas láminas en la cerradura para grabar las marcas de la llave original y obtener una copia.

¿Qué pasa si han entrado a robar a casa? 

“No entrar, no tocar y avisar al 091”. Si pese a todo lo anterior nos encontramos con la puerta de la vivienda forzada o abierta, no se debe entrar ni manipular nada y llamar directamente al 091. Llegará una radiopatrulla para comprobar la estancia, siendo de gran ayuda para los agentes elaborar un listado con los objetos electrónicos que tenemos en casa, así como de las joyas u objetos de valor. 

ARCHIVADO EN: