Autónomos
Prestaciones Autónomos

Consejos para hacer la declaración trimestral de impuestos como autónomo

Los trabajadores autónomos de la Seguridad Social pueden seguir estos 4 consejos cuando se enfrenten a la declaración trimestral del IVA en Hacienda.

Declaración del IVA autónomos
Isabel Gómez
Actualizado a:

Los trabajadores autónomos adscritos al régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social deberán hacer una presentación trimestral del IVA en cada ejercicio económico. Así lo obliga la normativa legal que rige el Ministerio de Hacienda en materia de acción tributaria. 

Ante el desconocimiento de muchos, hay trabajadores por cuenta propia que reciben algún susto que otro en forma de multa o sanción nada agradable por no realizar correctamente la presentación del IVA cada tres meses. Por lo que deberán tener en cuenta una serie de consejos para que no hay ningún problema posterior con la Agencia Tributaria.

La declaración trimestral del IVA para Hacienda tiene que ver con el proceso donde se hacen las cuentas entre lo que has pagado por ese impuesto y el que se ha ingresado. Sin embargo, esto requiere de unos documentos previos a preparar y que no debe faltar ninguno. Corresponde con los siguientes:

  • Modelo 303, declaración trimestral del IVA.
  • Modelo 111, cuando se tiene personal a cargo y se debe hacer la declaración de las retenciones de personal.
  • Modelo 130, es donde se incluye el pago fraccionado del IRPF.
  • Modelo 115, es donde se desgrava parte de la renta de la vivienda en caso de que se encuentre registrado como domicilio fiscal.
  • Modelo 349, cuando se han hecho operaciones bancarias de compra o venta de bienes y servicio dentro de la UE.
  • Modelo 369 de IVA cuando sí que se hayan hecho compras y ventas dentro de la UE, pero exceden los 10.000 euros anuales.

¿Cuáles son las recomendaciones al hacer la declaración trimestral de impuestos como autónomo?

Se puede deducir el IVA de más cosas de las que se piensa

Además de repercutir la parte proporcional de la factura de la luz, del móvil o de Internet, dietas o viajes de trabajo, existen más servicios que se pueden desgravar. Los trabajadores por cuenta propia que trabajen desde casa pueden deducirse la renta o la hipoteca, contando la parte proporcional de la vivienda que destinen a la oficina. En este caso también se pueden incluir cuotas de la comunidad de vecinos o de las reparaciones necesarias para que la oficina de casa esté mejor acondicionada.

En cuanto a la contratación de servicios, los gastos en gestorías, asesorías, mutuas, intereses de los préstamos concedidos o cuotas a la Seguridad Social.  

Incluir transacciones intracomunitarias

Esto quiere decir que cuando se realicen operaciones bancarias de compra y de bienes entre países de la Unión Europea deberán presentar la declaración trimestral del IVA. En caso de no hacerlo tendrán que hacer frente a multas por parte de la Agencia Tributaria que van desde leves, graves a muy graves. 

Informar de la inactividad de la empresa  

Esto es algo fundamental. Para muchos autónomos, la primavera y el verano son sinónimos de reducción de la carga de trabajo o de la inactividad. Esto es así porque hay algunos comercios que son estacionales o cierran en verano o invierno para tomarse vacaciones y comenzar la temporada con fuerza.

A pesar de ello, este no es motivo para no presentar los modelos correspondientes al pago trimestral del IRPF. Es preciso presentar, tanto el modelo 130 como el modelo 111, aunque se contabilicen desde cero.

Incluir el IRPF acumulado

En cada declaración trimestral es preciso contabilizar el importe del impuesto acumulado hasta la fecha, sumando la liquidación trimestral a las liquidaciones anteriores. Así, a final de año, se verá la liquidación total del IRPF del año completo.

ARCHIVADO EN: