NoticiasTrabajo logo Estos son los 4 derechos que el comprador online debe conocer

Estos son los 4 derechos que el comprador online debe conocer

En el Día Mundial del Consumidor, el 15 de marzo, se recopilan las 4 claves que todo comprador debe saber cuando compran online.

Estos son los 4 derechos que el comprador online debe conocer Derechos de todo comprador online en España
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
Actualizado a:

Hoy martes, 15 de marzo de 2022, se celebra el Día Mundial del Consumidor, algo que en mayor o en menor medida todos debemos considerar, ya que hacer la compra forma parte de nuestro día a día. De hecho, a raíz de la crisis sanitaria a causa de la pandemia las compras online han aumentado exponencialmente. Así lo confirman los últimos datos arrojados por Stadista. En España, aproximadamente el 23% de las compras totales se realizaron a través de Internet en 2020

Tanto es así, que en el último trimestre de ese mismo año, y coincidiendo con las campañas de Black Friday y Navidad, la facturación procedente del comercio online alcanzó un máximo histórico, superando los 14,5 millones de euros dentro del territorio nacional. Si nos vamos a 2021, las tiendas de alimentación son las que más facturaron en cómputos globales, seguidas de las propias Administraciones Públicas. Eso sí, le siguen muy de cerca los comerciantes de electrodomésticos y los establecimientos dedicados a la venta de moda. 

No cabe duda por tanto de que se trata de un auténtico fenómeno social que se ve reflejado en un cambio sustancial en cuanto a los hábitos de consumo, lo que ha dado como resultado la notable proliferación de los comercios e-commerce que aún solo clic te llevan el pedido a casa. Es más, en ocasiones incluso son capaces de hacerlo en el mismo día. Pero lo que muchos de estos consumidores digitales no saben es que existen 4 derechos que todos debemos conocer antes de pasar la tarjeta de crédito.  

Los 4 derechos del consumidor online en España: privacidad, condiciones de compra, fraudes y devoluciones

Lo primero que se debe saber es que los datos deben estar protegidos pero, ¿qué significa esto exactamente? Muy sencillo, tienen derecho a conocer cómo van a ser tratados sus datos personales cuando hacen una transacción electrónica con una empresa. Es más, las compañías por obligación deben informar sobre la existencia de esos ficheros, así como de garantizar la seguridad y la confidencialidad. Normalmente se suelen recoger en ficheros como "Condiciones de uso", "Políticas de privacidad" o "Cookies". Estos términos no son siempre son fáciles de entender, pero cada vez más se están simplificando para que sea más comprensible. 

Otro aspecto de vital importancia tiene que ver con el hecho de conocer que el vendedor tiene que especificar los gastos de envío antes de la adquisición del producto, las condiciones de compra y los plazos de entrega estipulados. Y aquí hay que hacer un inciso, las condiciones de entrega deberán aparecer claramente detalladas durante el proceso de compra. De lo contrario, el usuario debe tener claro que el plazo máximo de entrega de productos comprados por internet es de 30 días. Si se cancela el pedido, es obligatorio devolver de manera inmediata el dinero correspondiente. 

En caso de que no fuera así, el comprador podría reclamar que se le pague el doble de la suma adecuada. Cambiando de tercio, un truco infalible para evitar estafas es que a la hora de realizar una compra online, se podrá elegir entre las diversas opciones de pago sin incluir recargos. Hay muchas páginas que solo permiten transferencias a depósitos o utilizan Western Union. Esto indica que se trata de dos formas de pago que pueden tratarse de un fraude debido a que no tienen retorno ni trazabilidad. Por otro lado, es imprescindible comprobar el certificado HTTPS, ya que mejora la privacidad de los usuarios al navegar y evita que la información pueda filtrarse. 

Por último, no hay que olvidar que se tiene derecho a devolver el producto en un periodo legal de 14 días en caso de no estar conforme. En caso de que esto no sea posible, la empresa responsable deberá indicarlos en el proceso de venta.