Sociedad

Empresarios y autónomos no apoyan el paro de transportistas

A diferencia de la huelga de marzo, la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte de Mercancías no contará con el mismo apoyo masivo. CEOE, Cepyme, ATA, CETM o CNTC ya han dicho que no secundarán el parón previsto para el domingo a medianoche.

Huelga de transportes marzo
Huelga de transportista en el mes de marzo
Javier Martín
 

Ni los empresarios ni los trabajadores autónomos implicados o afectados por el sector transportes apoyarán la huelga convocada por la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte de Mercancías a partir de la medianoche del domingo. Vuelve a sobrevolar y amenazar toda la cadena del servicios nacional, por tanto, el mismo fantasma de la huelga del año pasado convocada en marzo y cuyas consecuencias la convirtieron en una de los parones laborales más importantes de la historia reciente del país.

Está por ver, entonces, la capacidad de arrastre y convocatoria que tendrá esta vez la misma plataforma que encendió la mecha revolucionaria la última vez, en la que, a excepción de una reducida minoría, las asociaciones de transporte por carretera hicieron temblar España durante veinte días. Su protesta, los altos precios de los combustibles, entre otros aspectos, que les provocaba tener que trabajar a pérdidas.

De hecho, tras varias reuniones con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, surgió una de las medidas estrella, la del descuento de 20 céntimos por litro de combustible repostado para todos los ciudadanos. De hecho, es una de las pocas que se han cumplido. Motivo por el que vuelven a reanudar la huelga. Ahora lo hacen en un momento clave, a las puertas del Black Friday y la Navidad, dos de las campañas comerciales subrayadas en rojo por los comercios, que suelen aprovisionarse de mercancía en estas fechas. ¿Tendrá el mismo poder de atracción? ¿habrá consecuencias parecidas

Transportistas: misma huelga, menos apoyos

“Estamos pagando un 40% menos de salario a nuestros conductores, haciendo seguros que cubran lo mínimo imprescindible por no poder costear los importes que nos exige. No tenemos tiempo. Cada día que pasa se producen tragedias empresariales, pero también familiares, porque está llegando a haber casos de suicidios”, ha advertido el presidente de la plataforma, Manuel Hernández, que denuncia asimismo sobrecostes del 30% para este año y el cierre mensual de entre 200 y 300 empresas.

Sin embargo, CEOE, Cepyme y ATA no lo apoyarán. Así lo han dejado claro las patronales empresariales a través de un comunicado. Aunque han mostrado su respeto al ejercicio legítimo de reivindicación, a su juicio, “solo agravará la difícil situación económica en la que ya nos encontramos las empresas y la población en general”. Por ello, piden que no se repitan los “actos violentos, las coacciones y los bloqueos y cortes de tráfico que sucedieron en marzo de 2022”.

Además, solicitan al Ejecutivo “a que coordine e imparta las instrucciones precisas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que se garantice la libre circulación y la seguridad vial”, además de para exigir “las responsabilidades oportunas a quienes actúen de forma irresponsable e ilegal”. Asimismo, ha mostrado su rechazo una de las asociaciones del sector más mayoritarias como Astic.

La mayor patronal del sector, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), tampoco la secundarán. No va a hacer más que empeorar unos “precios de la cesta de la compra y la energía disparados. Es lamentable que se exijan cambios perjudicando a los propios compañeros que están en su derecho de continuar con sus servicios ante esta convocatoria”, en alusión a los incidentes violentos vividos en marzo: “hubo ruedas, pinchadas, lunas rotas, vehículos destrozados y se puso en peligro a muchos conductores profesionales que simplemente cumplían con su labor”, justifican.

“Su única fuerza negociadora es el nivel de coacción”

Aunque el ‘no’ que más llama la atención es el del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), que representa a la mayoría de las empresas del sector y el encargado de servir de nexo con el Gobierno en la última huelga. Ahora, no solo no secundará el parón, si no que criticó con dureza a la plataforma convocante.

Les recordó que no formaban parte del comité por no tener su “representatividad acreditada” en el sector y les acusó de “pretender ocultar que su única fuerza negociadora es el nivel de coacción que le permitan ejercer respecto de las empresas y profesionales que, mayoritariamente, desean trabajar”.

Otro de los que ha cambiado de opinión y esta vez no estará, a diferencia de la de marzo, será la Federación Nacional de Transporte (Fenadismer). “Al entender de la Federación, el sector del transporte por carretera no se encuentra en la actualidad en la misma situación crítica que atravesó a principios de año como consecuencia de la brutal escalada de los precios de los combustibles, que si bien en la actualidad se encuentran en precios elevados, las medidas aprobadas han permitido a los transportistas poder incrementar sus tarifas en estos meses y asimismo disfrutar de bonificaciones y ayudas directas para compensar dicho impacto”, explican.

ARCHIVADO EN: