NoticiasTrabajo logo Aviso a jubilados y pensionistas: consejos a seguir durante la ola de calor

Aviso a jubilados y pensionistas: consejos a seguir durante la ola de calor

Las personas mayores, junto a los niños pequeños y los enfermos crónicos, son los más vulnerables a la ola de calor. Estos son los consejos para evitar un golpe de calor.

Consejos para que pensionistas y jubilados no sufran los efectos de la ola de calor Consejos para no sufrir la ola de calor
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Hasta 43 grados marcarán los termómetros esta semana. La primera ola del calor del verano ya se está sufriendo y, según los pronósticos, se extenderá hasta el jueves. Así lo ha avisado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), con una alerta en un total de 11 comunidades autónomas, cinco de ellas en alerta naranja: Andalucía, Extremadura, Castilla La Mancha, Madrid y Aragón. 

¿Qué significa la alerta naranja? Que se producirán temperaturas extremas con un riesgo climatológico importante, además de cierto peligro para las actividades usuales. En el resto del país tampoco podrán bajar la guardia, pues para acciones concretas como la práctica de deporte habrá que tener cuidado y, especialmente, ciertos colectivos de la población a nivel general tendrán que cuidarse a conciencia.  

Ahí entran los pensionistas y jubilados. Las personas mayores, así como las que tengan problemas de salud o los niños pequeños, son los más vulnerables para sufrir los efectos de la ola de calor. Mareos, náuseas o sensación de vértigo son los síntomas más comunes que se padecen con un golpe de temperatura. En el peor de los casos, puede provocar la pérdida de conocimiento. Así, cualquier precaución es poca. 

Consejos para jubilados y pensionistas para la ola de calor 

Todos los expertos coinciden: una buena hidratación es fundamental. Hay que beber abundante líquido y resguardarse de las altas temperaturas en lugares frescos. Al respecto, conviene no exponerse al sol en las horas más calurosas, prefiriendo dejar la actividad exterior para cuando bajen los termómetros. Siguiendo con la hidratación, conviene evitar las bebidas con cafeína, alcohólicas y beber, al menos, dos litros diarios de agua. 

Siendo estos los dos pasos fundamentales para no sufrir un golpe de calor, se recomienda seguir los siguientes consejos para que las altas temperaturas no provoquen daños en nuestra salud: 

  • Bajar las persianas en las horas de más calor y buscar la sala más fresca para pasar estas franjas. 
  • Asegurar el buen funcionamiento del frigorífico para garantizar el correcto mantenimiento de los alimentos.
  • Consumir frutas y verduras. 
  • Si hay que salir durante estos días, hacerlo por la mañana temprano a última hora de la tarde. Además, hay que ir protegido: utilizar crema sola, sombreros o gorras y ropa ligera. Y siempre caminando por la sombra. 
  • Moderar o evitar hacer ejercicios que requieran un gran esfuerzo físico en las horas centrales del día.
  • Refrescarse con duchas cortas o paños húmedos. 

Sufrir una gran sudoración, tener sensibilidad de debilidad o mareo, calambres musculares, dolor de cabeza o náuseas, son los síntomas que indican que se debe cesar toda actividad, hidratarse y refrescarse el cuerpo. En caso de sufrir una sintomatología fuerte, hay que llamar al servicio de emergencias 112. Desde esta vía de asistencia se darán las indicaciones oportunas y, en el caso de que fuera necesario, se enviaría una unidad médica para asistir a la persona afectada.