NoticiasTrabajo logo Qué son las etiquetas medioambientales de la DGT y cómo se consiguen

Qué son las etiquetas medioambientales de la DGT y cómo se consiguen

Se trata de un distintivo de la DGT totalmente gratuito, pero no todos los vehículos pueden tener derecho a solicitarlo.

Qué son las etiquetas medioambientales de la DGT y cómo se consiguen Así se consiguen las etiquetas medioambientales de la DGT
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Seguramente haya habido momentos en los que un conductor no sabía muy bien qué significaban varios elementos que tenía su vehículo en el momento de la compra del mismo. Uno de ellos puede ser el distintivo ambiental, una etiqueta que, por ley, debe situarse en el lado inferior derecho de la luna delantera del coche y que es totalmente gratuita para todos aquellos que lo deseen obtener. Aunque lo cierto es que no está disponible para todos los coches.

Este distintivo es una forma que usa la Dirección General de Tráfico (DGT) para poder clasificar a todos los vehículos dependiendo siempre de su eficiencia energética a través del impacto medioambiental que pueden tener con las emisiones de CO2 a la atmósfera. El objetivo que se persigue es beneficiar a aquellos que sí son más beneficiosos con el medio ambiente a través de tener permisos para acceder, por ejemplo, a ciudades a las que no se puede entrar sin esa etiqueta.

Pese a eso, lo cierto es que no se trata de algo obligatorio que se debe realizar, por lo que, no se sufrirá una multa si no se lleva. Eso sí, hay 2 ciudades en España en las que para poder entrar con el vehículo sí es obligatorio llevarlo pegado en el cristal, por lo que, en el caso de entrar y no tener el distintivo, el conductor puede ser objeto de multa al no respetar la normativa vigente.

¿Cuántos distintivos medioambientales hay?

Lo primero que se debe saber es que no hay un solo distintivo medioambiental, sino que existen 4, tal y como indican desde la Dirección General de Tráfico. Cada uno está destinado a un tipo de vehículos específicos y cuenta con un color que los hace diferentes del resto para evitar posibles errores. Estos son los siguientes.

  • Etiqueta 0 emisiones (azul): Solo pueden pedirlo los vehículos eléctricos, autonomía extendida, híbridos enchufables o de pila de combustible.
  • Etiqueta Eco (azul y verde): Corresponde a los eléctricos enchufables con autonomía de menos 40 km, híbridos no enchufables, propulsados por gas natural y gas.
  • Etiqueta C (verde): Está destinado a los vehículos que sean de combustión interna, es decir, turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados desde 2015
  • Etiqueta B (amarilla): Tienen derecho los turismo y furgonetas ligeras de gasolina matriculados desde el 2001 y, si es diésel, desde el 2006.

¿En qué ciudades es obligatorio el uso del distintivo medioambiental?

Tal y como se ha indicado anteriormente, sólo hay 2 ciudades en las que es obligatorio presentarlos dentro del vehículo para poder conducir por ellas, ya que, en el caso contrario, estará prohibido bajo riesgo de sanción económica para el conductor. En este punto se encuentran las ciudades de Madrid y Barcelona, donde los ayuntamientos han impuesto esta normativa para así descender el nivel de CO2 que se acumula debido al gran movimiento automovilístico que experimentan ambas capitales todos los días.

Así se puede conseguir la etiqueta medioambiental de la DGT

Para conseguir una de estas etiquetas medioambientales es necesario saber, primero, si se tiene derecho a la misma. Algo que se puede consultar por internet y en apenas 5 minutos a través de la sede electrónica de la DGT en la que hay que visitar el apartado destinado a la consulta del distintivo ambiental y, donde hay un recuadro en blanco, poner la matrícula del vehículo. Una vez puesta, solo será necesario clicar en ‘consultar’ y ahí se dirá si tiene derecho o no a su obtención.

En el momento en el que se tiene derecho a la obtención de esta etiqueta ambiental, hay que comprarla. Ésta tiene un precio de 5 euros y se puede adquirir en la oficina de Correos, en uno de los talleres que formen parte de la Confederación Española de talleres o en el Instituto de Estudios de Automoción.