NoticiasTrabajo logo ¿Por qué deberíamos de tomar té rojo? Estas son sus propiedades y beneficios

¿Por qué deberíamos de tomar té rojo? Estas son sus propiedades y beneficios

El té rojo es junto al café la segunda bebida más consumida del mundo después del agua, pero lo que no todo el mundo conoce son sus numerosos beneficios para el organismo.

¿Por qué deberíamos de tomar té rojo? Estos son sus beneficios
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

El té rojo o el pu-erh es famoso en todo el mundo por sus propiedades depurativas y antioxidantes gracias a su rico contenido en flavonoides y catequinas que ayudan a proteger a las células y a los tejidos de los radicales libres. Por lo que tomar esta bebida con moderación ayuda a mejorar el sistema inmunológico y bajar de peso según reflejan numerosos estudios.

Algo que ya parece que ya conocían en la milenaria cultura China. Y es que esta bebida de color cobrizo oscuro con un agradable sabor para el paladar tiene sus orígenes se sitúan en la provincia china de Yunnan, por lo que se le conoce como el ‘té de los emperadores’. Al igual que el té blanco durante años estuvo reservado exclusivamente para la alta nobleza de China al ser cultivado en los jardines imperiales.

Su profundo y fuerte sabor terroso se debe a que, al contrario de otros tes como el negro o el verde, el té rojo no se extrae mediante un proceso de oxidación. En este caso, se elabora mediante la fermentación microbiana que es extraída directamente de barricas de bambú y que puede durar entre dos y en los mejores casos alcanza incluso los diez años. 

Beneficios para la salud de tomar té rojo

El sabor de este té se transforma del amargo al dulce con unos delicados toques afrutados que recuerdan a los de los jugosos frutos rojos. Pero si por algo sorprende esta bebida es por sus múltiples beneficios para la salud, lo que se ve reflejado directamente en nuestro organismo. Aun así exactamente, ¿cómo afecta esta bebida a nuestra salud?

propiedades té rojo

Por su rico olor y gusto a tierra mojada nada tiene que enviarle al resto de tés o infusiones. Sin embargo, lo mejor de esta bebida no está en su exterior si no en todo lo beneficioso que esconde en su interior hasta llegar a reforzar el organismo, tal y como han demostrado hasta la fecha los últimos estudios científicos.

El té rojo se trata de una excelente bebida diurética, es decir, contribuye a eliminar las toxinas del cuerpo por lo que es perfecto para evitar la retención de líquidos, algo muy común en la mayoría de personas que a menudo se ven afectadas por esta anomalía. 

Justo por su efecto diurético también ayuda a perder peso, sobre todo si la persona está siguiendo una alimentación saludable rica en fruta, vegetales y productos no procesados. Todo ello teniendo en cuenta que por su contenido en flavonoides es un gran aliado contra el colesterol, lo que sirve para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Eso sí, como cualquier líquido exceptuando el agua, se recomienda tomar con moderación, recomendando una taza al día y a poder ser sin azúcar para acostumbrar al paladar. Cabe recordar que beber té en exceso, sea cual sea el tipo, puede dañar el esmalte de los dientes e incluso acelerar la presión arterial.  

¿Cómo preparar el té rojo en casa?

El té rojo se diferencia del resto de este tipo de bebidas en que se suele servir en frío, aunque también es posible tomarlo en caliente. En caso de que se quiera tomar en caliente, lo primero que habrá que hacer es calentar agua.

Una vez esté tomando temperatura, se recomienda poner una pequeña cantidad de té rojo en caso de que vaya disuelto o añadir un sobre en una taza y justo a continuación añadir el agua. Eso sí, antes de disfrutarlo, se aconseja dejarlo reposar entre 3 y 5 minutos.