NoticiasTrabajo logo Certificado de profesionalidad: para qué sirve y cómo obtenerlo

Estos son los beneficios del Certificado de profesionalidad

El SEPE facilita un certificado de profesionalidad de 26 familias profesionales con el que se acreditan los conocimientos.

Certificado de profesionalidad: para qué sirve y cómo obtenerlo Los alumnos de FP puede obtener un certificado de profesionalidad que otorga el SEPE.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

La formación profesional sigue al alza en España. La demanda en los últimos años ha crecido de forma considerable, así se reseña desde el Ministerio de Educación, y que se ha traducido en una mayor de formación profesional en el mercado laboral, lo que ha provocado que muchos estudiantes decidan conseguir el documento oficial, emitido por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), para acreditar sus conocimientos. Este es el Certificado de Profesionalidad y los beneficios son evidentes, tanto para la aceditación de conocimientos como para conseguir un puesto de trabajo.

Según se recoge en la web del organismo público, en este documento se reflejan el conjunto de competencias profesionales que posee un trabajador, ya sea autónomo o por cuenta ajena, cuando desarrolle una actividad identificada en el mercado laboral. Están enmarcados dentro del ‘Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional’, y para el Ministerio de Educación equivalen a módulos de títulos de FP.

Cuáles son los beneficios de tener un certificado de profesionalidad

El certificado de profesionalidad aporta una ventaja para destacar por el currículo, ya que se trata de un título emitido por un organismo oficial, con validez en todo el territorio nacional. Está tan valorado que también se tiene en cuenta en los procesos de selección y oposiciones de la Administración Pública. 

Además, es una titulación laboral con la que se facilita la obtención de un título oficial de Formación Profesional, que contribuye al desarrollo profesional y también personal de quien lo obtiene.

Por otro lado, garantiza el conocimiento en ciertas áreas profesionales, que permite diferenciarse en cualquier proceso de selección de personal. Estos títulos permiten adquirir una formación permanente y prepararse a lo largo de toda la vida profesional, mediante la acreditación y la acumulación de certificados en las diferentes áreas profesionales. 

¿Qué requisitos hay que cumplir para obtener el certificado de profesionalidad?

Actualmente, el SEPE ordena los certificados de profesionalidad en 26 familias profesionales y tres niveles de cualificación. Además, tienen carácter oficial y están validados en todo el territorio nacional. Por ejemplo, un estudiante de FP en Andalucía puede cualificarse y trabajar en el País Vasco. 

Cada uno de ellos se corresponde con un perfil estructurado en unidades de competencia. El certificado incluye la formación asociada a dicho perfil, de manera que las unidades de competencia se asocian a módulos formativos, y también a un 'Módulo de Formación Práctica en Centros de Trabajo'.

Los requisitos de acceso dependen del nivel de cualificación del certificado. Para el nivel 1, no se exigen requisitos académicos ni profesionales, aunque se deben tener “habilidades de comunicación lingüística suficientes que permitan el aprendizaje”, explican desde el SEPE.

Para el nivel 2 se debe cumplir alguno de los siguientes requisitos por parte de los estudiantes:

  • Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  • Certificado de profesionalidad de nivel 2.
  • Certificado de profesionalidad de nivel 1 de la misma familia y área profesional.
  • Cumplir el requisito académico de acceso a los ciclos formativos de grado medio o bien haber superado las correspondientes pruebas de acceso reguladas por las administraciones educativas.
  • Tener superada la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y/o de 45 años.
  • Tener las competencias clave necesarias, de acuerdo con lo recogido en el anexo IV del real decreto 34/2008, para cursar con aprovechamiento la formación correspondiente al certificado de profesionalidad.

Para el nivel 3 se debe cumplir también, al menos, uno de los siguientes requisitos:

  • Título de Bachiller.
  • Certificado de profesionalidad de nivel 3.
  • Certificado de profesionalidad de nivel 2 de la misma familia y área profesional.
  • Cumplir el requisito académico de acceso a los ciclos formativos de grado superior o bien haber superado las correspondientes pruebas de acceso reguladas por las administraciones educativas.
  • Tener superada la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y/o de 45 años.
  • Tener las competencias clave necesarias, de acuerdo con lo recogido en el anexo IV del real decreto 34/2008, para cursar con aprovechamiento la formación correspondiente al certificado de profesionalidad.

Pasos para obtener un certificado de profesionalidad

Los alumnos de FP que hayan completado sus estudios y comiencen su andadura en el mundo laboral deben obtener su certificado a través de dos vías:

  • Se puede obtener si se superan todos los módulos del título.
  • Bien, mediante los procedimientos establecidos para la evaluación y la acreditación de las competencias profesionales adquiridas con la experiencia laboral o de vías no formales de formación.

¿Cuáles son las 26 familias profesionales que reconocen el certificado de profesionalidad?

A continuación, se detalla una relación con todas esas categorías profesionales a las que pueden acogerse todos esos alumnos de FP:

  • Actividades físicas y deportivas.
  • Administración y gestión.
  • Agraria.
  • Artes gráficas.
  • Artes y artesanías.
  • Comercio y marketing.
  • Edificación y obra civil.
  • Electricidad y electrónica.
  • Energía y agua.
  • Fabricación mecánica.
  • Hostelería y turismo.
  • Imagen personal.
  • Imagen y sonido.
  • Industrias alimentarias.
  • Industrias extractivas.
  • Informática y comunicaciones.
  • Instalación y mantenimiento.
  • Madera, mueble y corcho.
  • Marítima pesquera.
  • Química.
  • Sanidad.
  • Seguridad y medio ambiente.
  • Servicios socioculturales y a la comunidad.
  • Textil, confección y piel.
  • Transporte y mantenimiento de vehículos.
  • Vidrio y cerámica.