NoticiasTrabajo logo El último ‘bombazo’ de Lidl: un coche eléctrico que se ha agotado en 48 horas

El último ‘bombazo’ de Lidl: un coche eléctrico que se ha agotado en 48 horas

Así es el coche eléctrico de Lidl que se agotó en 48 horas Coche eléctrico de Lidl
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

La demanda de coches eléctricos va en aumento. También se ha facilitado su acceso, para lo que se han implantado ayudas estatales, encontrando cada vez más marcas de automoción que se están animando a fabricar este tipo de vehículos. Hasta aquí todo normal. Pero seguro que no te imaginabas que una famosa cadena de supermercados haya lanzado un modelo. Lo ha hecho, sorprendentemente, Lidl. Y ha sido todo un ‘bombazo’

Nadie contaba con ello, estando una de las claves de su éxito en el precio: se puede conseguir por 222 euros al mes. ¿Y al contado? Otra opción era desembolsar del tirón 20.333 euros. Con un lanzamiento así, se agotó en un par de días, convirtiéndose en uno de los coches del momento. 

Coche eléctrico de Lidl

Bajo el nombre de Elaris Finn, se trata de un utilitario urbano de dimensiones pequeñas, pero de lo más práctico para moverse por la ciudad. ¿Se puede comprar en España? De momento, no. De hecho, solo se pudo adquirir en Alemania, a través de la aplicación Lidl Plus. Para su distribución, la multinacional cuenta con la colaboración de la empresa ‘like2drive’, que actúa como intermediario. 

Cómo es el coche eléctrico de Lidl 

El coche eléctrico de Lidl está fabricado en China y tiene unas medidas de 2,87 metros de largo, 1,56 de ancho y 1,57 de alto. Así, hablamos de un modelo perfecto para moverse por grandes ciudades. Hay que decir que es un modelo biplaza, no siendo su fuerte el espacio: el maletero tiene una capacidad de 229 litros. Al contrario. sí que destaca su velocidad de carga, pues tiene una duración de apenas una hora. 

Coche eléctrico de Lidl, por detrás

Otro punto importante, que interesará a los interesados en vehículos eléctricos, es que posee nulas emisiones contaminantes. Respecto a la velocidad máxima, puede parecer algo limitada, siendo de 115 kilómetros por horas. Sin embargo, si se quiere disfrutar para entornos urbanos, no quedará para nada corto (el propulsor del motor tiene una potencia de 35 kW, equivalente a 48 CV). 

Un interior cuidado al detalle 

Lo mejor de la estética del coche eléctrico de Lidl está en su interior. El salpicadero es bitono y dispone de dos pantallas: una central con las aplicaciones de entretenimiento y navegación (música, GPS…) y una detrás del volante con la información del vehículo y su conducción (como la autonomía). Y, si el diseño interior está cuidado al detalle, tampoco se queda atrás su equipamiento: dispone de aire acondicionado, faros LED, llantas de aleación, frenos de disco, asientos de cuero y cámara de marcha atrás. También permite conectarse a Apple Car Play y Android Auto.

Interior del coche eléctrico de Lidl

Batería de los coches eléctricos: ¿cómo es su carga? 

Empezando por el coche eléctrico de Lidl, su batería mantiene una capacidad de 32 kw/h. Esto se traduce en una autonomía de 265 kilómetros, medidos en el ciclo WLTP. Permite trabajar con potencias de carga de hasta 30KW, por lo que puede cargar en tan solo una hora. Si se utilizase un enchufe convencional, la carga necesitaría unas 5 horas. 

Al respecto, ¿cambia la carga de batería de un coche eléctrico en verano? Es algo que se pueden preguntar muchos usuarios estos meses, bien porque deseen comprar uno o porque lo alquilen durante sus vacaciones. La empresa EcoFlow, especializada en el desarrollo de soluciones de energía portátil y renovable, responde a esta cuestión. 

Lo primero de todo, es saber que primero se debe enchufar el cable al punto de carga y después al coche. Para desenchufarlo, se haría al contrario. Tras esta máxima, recomiendan seguir estos consejos

  • Maximizar el tiempo de carga: se deben evitar cargas y descargas muy rápidas. El mejor momento para este proceso es por la noche, justo en el tramo valle. También aconsejan que la carga de la batería se sitúe entre un 20% y un 80%. 
  • Regular la potencia de suministro energético: aunque no hay una potencia de carga ideal, hay que tener en cuenta que las cargas lentas son menos agresivas. 
  • Revisar los accesorios del vehículo: los coches eléctricos necesitan de elementos accesorios que no están presentes en los tradicionales (adaptadores de corriente, cables para conectar el vehículo a una estación de recarga…). 
  • Escoger el punto de carga: aparte de cargar el vehículo en casa, se deben conocer los puntos de nuestro trayecto que dispongan de un cargador eléctrico. Servirá para tomar los descansos que recomienda la DGT. 
  • Archivado en:
  • Lidl