Empleo
Curriculum vitae Extranjero amazon Carrefour El Corte Inglés Inditex Lidl Mercadona Primark Derechos del trabajador

España es el país de Europa donde la brecha salarial es cada vez menor

Las cifras de Eurostat señalan que la brecha salarial en España bajó prácticamente a la mitad de 2011 a 2020, pasando del 16,8% al 8,5%. Aunque sigue existiendo gran disparidad según los sectores de empleo.

España es el país de Europa donde la brecha salarial es cada vez menor
Mujeres y hombres trabajando
Javier Martín
Actualizado a:

España baja la diferencia en los salarios entre hombres y mujeres. Al menos, parcialmente. En apenas diez años ha conseguido reducirla prácticamente a la mitad, como apuntan los datos que ofrece Eurostat, la Oficina de Estadística de la Unión Europea, y han sido analizados por Funcas este pasado domingo, 18 de septiembre, Día Internacional de la Igualdad Salarial.

Según Eurostat, la diferencia entre el sueldo bruto mensual medio que percibían los hombres respecto a las mujeres en 2011, que era del 16,8%, ha pasado al 8,5% en 2020. La fecha en la que se ha tenido en cuenta los últimos registros.
 
"Vamos a seguir trabajando para acabar con la discriminación salarial que sufren aún hoy en día las mujeres en sus empleos. Alcanzar la igualdad salarial es un logro imprescindible para conseguir la igualdad real en nuestra sociedad", aprovechaba Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, para escribir en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, la propia Funcas ha querido recalcar que los datos de Eurostat miden la brecha salarial en empresas con 10 o más empleados en plantilla. Es decir, que cerca del 40% de la población empleada en España queda fuera de la muestra de estudio. Y precisamente en las empresas pequeñas, apuntan, es donde más tendencia hay a avistar este fenómeno.

 

Cuál es la brecha salarial de España respecto a otros países

La contracción de la brecha salarial española ha sido tal que mejora a ‘competidores’ habituales como Alemania (17,3%), Francia (15,3%) y Países Bajos (13,1%). No solo eso, sino que la diferencia de salario que perciben los hombres respecto a las mujeres antes de restársele las correspondientes retenciones es ya tan ajustada que supera a otros países considerados muy igualitarios en cuestión de género, como Dinamarca (13,4%) o Suecia (10,5%).

Los datos ofrecidos por la OCDE, el conjunto 34 países unidos por la búsqueda de la prosperidad general, también sitúan a España mirando por debajo a la media de la Unión Europea. Por encima del porcentaje español se siguen situando Luxemburgo e Italia, u otras economías de menor entidad y desarrollo, como las de Polonia o Rumanía.

Pero no es oro todo lo que reluce. Funcas también alumbra el lunar (saliendo de la brecha de género y permaneciendo en la salarial) que sigue poseyendo España. El primero, en los empleos a tiempo completo y aquellos por cuenta ajena, donde se aprecia una diferencia “muy significativa”, concretamente de un 20%, respecto al salario medio bruto que perciben los autónomos.

Estos son los sectores donde la brecha salarial es mayor

Continuando en el campo del trabajo por cuenta propia, se evidencia que la brecha salarial de género se triplica ampliamente: el salario de un autónomo triplica, de media, el que recibe una autónoma.

Por sectores, las mayores brechas salariales de género existen en la Sanidad y los Servicios Sociales. Le siguen las actividades profesionales, científicas y técnicas y los sectores de transporte y almacenamiento y de hostelería y restauración.

La otra cara de la moneda, donde más reducida es, la representan el de información y comunicaciones (8,6%) y el de actividades financieras y de seguros (13,2%). Por edad, la brecha salarial de género es negativa entre los trabajadores menores de 25 años, llegando casi al 1% entre los que tienen entre 25 y 34 años.

En qué trabajos cobran más las mujeres que los hombres

Por otro lado, la brecha salarial se invierte, o es negativa, en la construcción. En este sector, las mujeres cobran más, de media, que los hombres. La razón, según apunta Funcas, es el hecho de que el sector masculino suele ocupar puestos de menor jerarquía, como los operarios.
 

ARCHIVADO EN: