Economía
Declaración de la renta Ahorro e inversión Hipotecas Consumo

El motivo de que crezcan las renuncias a herencias en España

Un 25% de herederos dijo ‘no’ a sus legados patrimoniales el pasado año. Un aspecto en el que también tiene que ver la inflación, y no solo los impuestos o gravámenes relativos a estos procesos.

Una persona a punto de firmar un documento
Aumentan las renuncias a herencias en España
Javier Martín
 

Las herencias pueden ser muchas veces un dolor de cabeza. El alto nivel de endeudamiento general español provoca que aumenten los casos en los que se renuncia a estas. Cada vez es más común el hecho de que algún heredero diga ‘no’ al legado que le corresponde. De hecho, según el consejo General del Notariado, 2021 cerró con registro récord, tanto de herencias tramitadas (un 22% más que el pasado año), por aquello del incremento de la mortalidad del Covid-19, como rechazadas (un 25% más).

Y este 2022 lleva el mismo camino. De las 177.000 sucesiones, unos 27.200 herederos han decidido rechazar su parte. Esto supone un 15% de herederos que se han visto en la tesitura de rechazar su parte. En base a esto, el mismo organismo prevé que se pueda echar el telón al año con unas 54.000 renuncias a herencias y 350.000 adjudicaciones tramitadas.

¿Por qué se están rechazando las herencias?

Existen dos motivos, y no uno. Aunque el principal es el alto nivel de deuda existente en España. Algo que también incrementó la pandemia, el confinamiento y la posterior inflación y el encarecimiento del nivel de vida. Porque al heredar no solo se reciben las propiedades del fallecido, también las deudas que tuviera pendientes. Y estas también crecen.

Tanto que el nivel de endeudamiento de los hogares es el más alto desde 2016. A tenor de los datos del Banco de España, la deuda de los hogares se ha incrementado en el segundo trimestre del año en 14.409 millones, hasta los 773.199 millones de euros. La riqueza financiera, la diferencia entre ahorros y deudas, cae un 1% en tan solo tres meses, y también las desigualdades.

Los más pudientes económicamente consiguen ahorrar más, contrariamente al de la otra cara de la moneda. Las rentas bajas son los que más se endeudan. El Banco de España ya alertaba también que los hogares altamente endeudados, es decir, que destinan casi la mitad de sus ingresos a subsanar deuda, ya son el 15% del total. Aunque también hay otro motivo de peso: el apretón fiscal.

Herencias: el alto peaje de los impuestos se suma al endeudamiento

No solo hay que afrontar -si la hubiera-, la deuda de una herencia. También el pago de los tres impuestos que atañen a estos procesos de tramitación, que van en consonancia de aspectos como el grado de parentesco, la edad del fallecido, la comunidad autónoma donde se produzca o el valor del patrimonio. Y en algunos casos, especialmente en aquellos donde no hay dinero líquido, no sale a cuenta afrontar tal gasto.

Sin embargo, a pesar de que determinadas autonomías practican bonificaciones o exenciones en el impuesto de sucesiones, el número de herederos que dicen ‘no’ siguen siendo más por la carga deudora.

¿Qué comunidades tienen más bonificación en el impuesto de sucesiones?

  • Cantabria (61,42%)
  • Madrid, Murcia, Andalucía y Extramadura (60,8%)
  • Islas Baleares (55,18%)
  • Cataluña (53,01%)
  • La Rioja (51,84%)
  • Galicia (51,11%)
  • Castilla-La Mancha (50,52%)
  • Castilla y León (44,77%)
  • Comunidad Valenciana (43,86%)
  • Islas Canarias (42,97%)

Además, como también apunta la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), las bonificaciones son mayores cuando los sucesores son de mayor grado consanguinidad y sean menores de 21 años.

¿Qué pasa cuando todos los herederos rechazan una herencia?

La ley establece que pasa a formar parte de las Administraciones. Se trata de las herencias “a beneficio de inventario”. ¿Y si hay deudas? Solo se subsanarán aquellas para cuyo importe alcance los bienes incluidos en el patrimonio de dicha herencia rechazada. Un mecanismo altamente desconocido y al que también pueden acceder los herederos en las fases previas, evitando tener que rechazarla antes de lo que contiene.
 

ARCHIVADO EN: