Hipotecas

Las ayudas a las familias para pagar la hipoteca: quiénes pueden beneficiarse

La modificación del préstamo hipotecario (reduciendo el tipo de interés), la ampliación de la carencia o de la dación en pago de la vivienda, son algunas de las medidas recogidas en la reforma del “Código de Buenas Prácticas”.

Las medidas del Gobierno para ayudar a las familias con el pago de la hipoteca
Nuevas medidas para pagar la hipoteca
Esperanza Murcia
 

El Gobierno de España, tras un acuerdo con los bancos, ha conseguido sacar adelante la “reforma de las hipotecas”. Se trata de un paquete de medidas para ayudar a las familias a pagar el préstamo hipotecario, modificando el llamado “Código de Buenas Prácticas”. De modo general, esta batería se divide en tres frentes: reestructurar la hipoteca para los hogares vulnerables y facilitar la amortización anticipada de la hipoteca y el cambio de una hipoteca variable a una de tipo fijo. 

Las personas que cumplan con los requisitos, que se explican a continuación junto con cada medida, pueden solicitar que se apliquen estos beneficios a su banco. Hay que recordar que la adhesión al siguiente plan es voluntaria, por lo que son las entidades bancarias las que deciden si se adhieren o no. No obstante, si confirman su adhesión, tienen que cumplir con las medidas obligatoriamente. Se espera que todos los bancos se unan y, según recoge ‘ABC’, CaixaBank ya lo ha confirmado. 

Requisitos y quiénes pueden beneficiarse de las ayudas a la hipoteca 

El objetivo del Gobierno es que las siguientes medidas comiencen a aplicarse desde el 1 de enero de 2023. Dependiendo de las rentas anuales de la familia, podrán acogerse a unas condiciones u otras. También se tendrá en cuenta el “esfuerzo hipotecario”, esto es, el porcentaje de ingresos que debe destinar una familia para pagar la hipoteca. Asimismo, para entender las ayudas lanzadas, hay que comprender primero estos términos: 

  • Dación en pago: la entrega de la vivienda al banco que concedió el préstamo para dar por cancelada la deuda pendiente.
  • Carencia: periodo de tiempo por el que no hay que pagar las cuotas de la hipoteca al banco (carencia total) o solo hay que abonar una parte, que normalmente corresponde a los intereses (parcial).
  • Amortización anticipada de la hipoteca: pagar el dinero pendiente de la hipoteca por adelantado. Si se devuelve todo lo que queda, pagando del tirón la hipoteca, se habla de amortización total. Si se entrega solo una parte, para reducir los intereses o reducir el número de cuotas, se llama amortización parcial. 

Conocidos estos términos, se detallan las nuevas ayudas para el pago de la hipoteca, que se estructuran según el nivel de ingresos. 

Hogares con una renta inferior a 25.200 euros

Las familias que tengan ingresos por debajo de los 25.200 euros (tres veces el IPREM) y dediquen más del 50% de sus rentas para pagar la hipoteca, podrán acogerse a las siguientes medidas: 

  • Modificar el préstamo hipotecario para aplicar un tipo de interés más bajo durante la carencia principal de cinco años. En concreto, se aplicará un euríbor -0,1% en vez del actual, de +0,25% (formalmente, este proceso se conoce como “reestructuración”). 
  • Ampliar a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda, que hasta ahora era solo de 12 meses. Se podría solicitar una segunda reestructuración si fuera necesario. 
  • Solicitar una carencia de dos años, con un tipo de interés más bajo durante dicho periodo. 
  • Ampliar hasta 7 años el plazo para devolver la hipoteca. 

También podrán pedir estos dos últimos beneficios (carencia y ampliación del préstamo) las familias que, con unos ingresos anuales por debajo de los 25.200 euros, dediquen menos del 50% de sus rentas para pagar a hipoteca. En otras palabras, para las dos últimas medidas, se elimina el requisito del “esfuerzo hipotecario”

Hogares con una renta inferior a 29.400 euros 

Las familias con ingresos anuales por debajo de los 29.400 euros, que tengan una hipoteca suscrita hasta el 31 de diciembre de 2022, una carga hipotecaria superior al 30% y que hayan sufrido una subida de la hipoteca de, al menos, el 20%, podrán aplicar a estas dos ayudas: 

  • Congelar durante 12 meses la cuota y aplicar un tipo de interés menor sobre el préstamo aplazado. 
  • Alargar hasta 7 años el plazo de amortización del préstamo. 

Medidas complementarias 

Para facilitar el cambio de una hipoteca variable a una fija (debido a la subida del euríbor, del que dependen las variables, se han disparado los tipos de interés), se eliminará durante 2023 las comisiones asociadas a este trámite. También se eliminan las comisiones por amortización anticipada.

ARCHIVADO EN: