NoticiasTrabajo logo CaixaBank lanza un aviso a sus clientes: esta herramienta permitirá pagar a plazos

CaixaBank lanza un aviso a sus clientes: esta herramienta permitirá pagar a plazos

Caixabank se sumerge en el negocio del compra ahora y paga después. El servicio estará disponible para el 100% de los clientes antes de verano.

CaixaBank lanza un aviso a sus clientes: esta herramienta permitirá pagar a plazos Esta es la nueva plataforma de Caixabank para gestionar los pagos fraccionados en su app
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

CaixaBank, a través de su filial de medios de pago y soluciones de crédito al consumo, CaixaBank Payments & Consumer, lanza iZZinow. Se trata de una solución de pago a plazos que permite a los clientes activar el fraccionamiento de sus compras en cualquier momento, de forma fácil y sencilla. Se puede utilizar en todos los comercios, sin que estos tengan que estar adheridos a los servicios de la mencionada entidad financiera. Más adelante se detallará cómo funciona.
 
La opción de activar iZZinow ya ha empezado a desplegarse de manera automática en la app móvil CaixaBankNow para los titulares de MyCard, la tarjeta de referencia en la oferta de medios de pago del banco. Antes del verano, el servicio estará disponible para el 100% de los clientes que cuentan con este medio de pago, con 7,2 millones de tarjetas emitidas en España.

Este servicio de ‘Buy Now, Pay Later’ (Compra Ahora, Paga Después) está pensado para que los clientes puedan activar la opción de fraccionar un pago cómodamente a través del móvil, con su aplicación CaixaBankNow, en el momento en que necesiten utilizarlo, que puede ser antes o después de realizar una compra.  El pago a plazos clásico, pero con la novedad de que es online y, en muchos casos, paga el comercio y no el cliente.

Caixabank lanza iZZinow: Así funciona la moda de compra ahora y paga después

iZZinow es la solución de CaixaBank para activar el fraccionamiento de las compras en el momento justo en que lo necesita el cliente, antes o después de efectuar la compra, y en cualquier lugar, sin necesidad de que el comercio esté adherido al servicio de CaixaBank. La fórmula permite reforzar los servicios de crédito a los clientes particulares.

Habitualmente, la opción de fraccionar un pago no está disponible para el cliente hasta que el importe de la operación se carga en la tarjeta. Si desea hacerlo, ha de esperar a que aparezca el cargo de la compra para poder activar el fraccionamiento del pago y fijar un número de cuotas para la devolución del importe. Hay casos en los que la compra no se carga de forma instantánea, como, por ejemplo, en compras online en comercios internacionales.

En estas ocasiones, el cliente no puede activar el fraccionamiento del pago hasta que transcurren horas o incluso días, lo que limita sus opciones de financiación. Otras veces, el cliente puede decidir fraccionar el pago de su compra después de haber realizado la operación.

Hay comercios que ofrecen servicios de financiación en el punto de venta, una opción que, en el canal online, se está popularizando. Sin embargo, para utilizarlos, el cliente tiene que decidir optar por el fraccionamiento del pago en el momento mismo de realizar la operación.

Esta se trata de una estrategia comercial a la que se suma la entidad bancaria más grande de España en cuanto a activos tras su fusión con Bankia. De esta forma, sigue a la ya tomada por el Banco Santander, cuando lanzó a principios de año su plataforma Zinia en Openbank. Justo cuando el sector de las fintech, que prestan servicios y productos financieros, comienza a flaquear.