Empleo
Curriculum vitae Extranjero Amazon Carrefour El Corte Inglés Inditex Lidl Mercadona Primark Derechos del trabajador

Cómo pedir un aumento de sueldo

¿Cobras menos de los que deberías? Sigue estos pasos para negociar un aumento de sueldo. Cómo solicitarlo a la empresa, de qué modo y cuándo.

Cómo pedir un aumento de sueldo
Pasos para pedir un aumento de sueldo
Esperanza Murcia
 

Muchos trabajadores piensan que merecen un aumento de salario. ¿El problema? La mayoría tienen miedo de solicitarlo. Es, todavía, un tema tabú. A pesar de ser una de las inquietudes más comunes entre los empleados. Si ciertos pensamientos te son recurrentes (“me entrego totalmente a la empresa, le dedico horas de más, estoy siempre disponible, nunca me han subido el sueldo y llevo muchos años…”), es hora de pedírselo a tu jefe. 

Como es un asunto delicado, hay que tener en cuenta una serie de factores. Lo más importante es analizar las circunstancias y la situación financiera que atraviesa la empresa. Partiendo de esta base, si se cuentan con motivos que lo avalen, se puede pedir un aumento de sueldo y no morir en el intento. Es hora de cobrar una nómina acorde con tus responsabilidades y méritos profesionales. Solo hay que seguir los siguientes consejos para tener éxito. 

Dos personas en una negociación.

Consejos para solicitar una subida salarial 

Algunas circunstancias, como atravesar una crisis económica, pueden provocar que el trabajador se eche para atrás a la hora de pedir una subida de sueldo. Pero, como dice el refranero popular, el “no ya lo tienes”. Eso sí, tienes que hacer las cosas bien. Con estos tips para pedir un aumento de sueldo, te será mucho más fácil de lo que estás pensado. 

Preparar una buena argumentación 

Si se pide algo, hay que fundamentarlo. Más cuando se produce un conflicto de intereses, como puede ocurrir en esta situación. La petición se tiene que sustentar con una buena argumentación. ¿Cómo? Sintetizando nuestra trayectoria profesional en la empresa, así como, sobre todo, los objetivos y logros cumplidos. Es decir, resaltar los méritos pero cuidado: “Tan negativo es el exceso a la hora de explicar los logros conseguidos como minimizarlos”, avisa Jaime Asnai, director general de PageGroup. 

Algo de lo que te puedes servir es hacer un listado con los objetivos alcanzados (por ejemplo, si se ha producido un incremento de ventas, si ha habido algún superávit, si se han captado más clientes de los estipulados…), los días en los que se ha trabajado en fines de semana o festivos, las horas extras o las tareas realizadas fuerza del horario laboral. 

Solicitar un encuentro formal 

Tan importante es el cómo, como saber cuándo pedir un aumento de sueldo. Aunque te pueda parecer más sencillo en entornos relajados, como puede ser en la pausa del café o en la comida de empresa, se debe solicitar de forma formal. Busca el momento para organizar una reunión con el encargado de este asunto. Lo recomendable es que sea en su oficina y personalmente, a no ser que se esté teletrabajando, y aprovechar alguna circunstancia relacionada como una evaluación semanal o mensual de objetivos.

Para encontrar este momento, también se recomienda jugar a ‘ponerse en la piel del jefe’. ¿Acaba de llegar de vacaciones? ¿Tiene un mal día? Son algunas de las preguntas que podemos hacernos para comprobar de antemano su posible predisposición. En definitiva, según Asnai González, “se trata de saber cómo y cuándo es el mejor momento para pedir una promoción salarial, preparando y exponiendo los motivos por los cuales uno cree que merece el aumento”.

Utilizar un tono asertivo 

Cuando se estén explicando los motivos para pedir un aumento de sueldo, se debe mantener el contacto visual. Hay que controlar los nervios y mantener seguridad en la voz. Si muestras dudas, puede parecer que no tienes razones de peso para justificar la subida salarial. ¿Cómo aunar todo ello? Usando un tono asertivo. Hablar con fluidez y honestidad, mostrando nuestras necesidades pero entendiendo a la otra posición. 

Un ejemplo podría ser el siguiente: “Entiendo que, después del último proyecto, todos hemos estado preocupados por los plazos. Tras entregarlo al cliente antes de tiempo, con una respuesta favorable y una renovación del contrato, tengo derecho a solicitar una revisión de mi sueldo. Después de un año en la empresa, he adquirido nuevas responsabilidades que se han visto reflejadas en los últimos logros de la empresa”. 

Pedir una revisión al alza

Una vez finalizada la argumentación, se debe solicitar una revisión al alza, no concretar un rango específico. Según los expertos, se consigue un mayor aumento de esta forma que cotando la subida a un porcentaje concreto. En la negociación está la clave.  

No mencionar a otros compañeros 

Hay que evitar generalizar y realizar comparaciones en cuanto a sueldo y condiciones laborales de otros compañeros de la empresa. De cara a los supervisores, puede estar mal visto inmiscuirse en circunstancias ajenas. Sí que habrá que realizar un estudio de nuestro sector laboral y comprobar las tendencias o perfiles más solicitados. 

Valorar la situación de la empresa 

Si la empresa está en una situación económica positiva, las posibilidades de que la petición llegue a buen puerto aumentan considerablemente, ya que estaría en disposición de poder afrontarlo. Normalmente, los salarios de cada departamento suelen ir en concordancia a presupuestos predestinados para ello y que deben ser aprobados anteriormente en instancias superiores. 

De darse el caso contrario, que no esté pasando por su mejor momento, no significa necesariamente que no vaya a producirse una mejora. Existen alternativas a la subida económica que también son importantes, como disponer de más días de teletrabajo, medidas de conciliación, tener más fines de semana libres al mes… U optar por la retribución flexible o similares. 

Finalizar con la técnica del silencio 

Formalizada la petición, se debe escuchar a la otra parte. Ver cuál es su reacción, cómo se comporta y qué responde. Por lo general, los silencios suelen ser incómodos, así que lo más probable es que te den una respuesta nada más terminar la intervención. Aunque esta respuesta no significa que se decidan en el momento y podrían tomarse un tiempo para resolver la cuestión. En este caso, nunca hay que presionar ni amenazar con tomar represalias, como puede ser irse a otra empresa.  

ARCHIVADO EN: