Un empleado cobra 330 veces su salario por error y desaparece

Un empleado cobra 330 veces su salario por error y desaparece

Un trabajador chileno comprobó que le habían ingresado una cantidad desproporcionada de su sueldo pero dijo adiós a la empresa.

Javier Martín
Actualizado a:

¿Qué hacer si me han pagado de más por equivocación en el trabajo? Seguramente sea una cuestión poco formulada por la poca probabilidad de que esto suceda. Más bien, sería más factible lo contrario. Que el error de una empresa al ingresar la nómina mensual a sus empleados sea a la baja. Pero ha pasado. Este caso, que ha abierto los noticieros del país, ha ocurrido en Chile, causando sensación.
 
El protagonista es un trabajador chileno del Consorcio Industrial de Alimentos (Cial), una de las empresas más importantes del sector cárnico. Según adelantó el medio de comunicación nacional el ‘Diario Financiero’, fue a comprobar el estado de su cuenta bancaria cuando se dio cuenta de que le habían ingresado su sueldo habitual… ¡multiplicado por 330!
 
Con un sueldo habitual de 500.000 pesos, la moneda de curso legal de siete países de América, algo cercano a los 515 euros aproximadamente por desempeñar sus funciones como asistente de despacho, quedó sorprendido al ver cómo aumentaba a los 165.398.851 pesos chilenos, unos 170.507 euros al cambio.

La causa, un fallo humano

Tal y como continúa explicando el citado periódico, el desencadenante de esta historia casi de película responde a un error del departamento de facturación de la empresa al ingresar las distintas nóminas de los empleados. De hecho, en un primer instante fue el propio trabajador el que avisó de que se había producido un error en el cobro de su retribución mensual. Sin embargo, en apenas 24 horas todo dio un vuelco.
 
Tras avisar a la gerencia y pactar la devolución de dinero que se le había pagado de más de forma errónea afirmando que acudiría a primera hora a su sucursal bancaria, al día siguiente desapareció sin dejar rastro. La empresa, estupefacta al no tener constancia del reingreso, se puso en contacto con el empleado.
 
Este, después de estar horas tratando de ser contactado por sus superiores, aludió que se había quedado dormido, por lo que no le dio tiempo a acudir a la hora reglamentaria que estipula el banco para llevar a cabo este tipo de operaciones. Tampoco acudió a su puesto de trabajo. Ni ese día ni nunca. Porque se autodespidió de la empresa sin devolver un solo peso.

Delito de apropiación indebida

Sin embargo, todo ello acabó generando consecuencias. Días más tarde el trabajador hizo enviar a la empresa a través de su bufete de abogados una notificación de renuncia a su puesto laboral. Sin embargo, esta contraatacó iniciando una denuncia por un supuesto delito de apropiación indebida. “Se le informó y aclaró que ese dinero no correspondía al pago de ningún servicio”, puntualiza la publicación.