NoticiasTrabajo logo Consejos para prepararse la selectividad por libre

Consejos para prepararse la selectividad por libre

Técnicas y recursos disponibles para prepararse la selectividad por cuenta propia: cómo organizarse para aprobar con éxito la EBAU.

Cómo prepararse la selectividad por libre Cómo prepararse la selectividad por cuenta propia
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Dependiendo de las circunstancias, hay algunos jóvenes que se presentan a la selectividad sin haber cursado durante dicho año Bachillerato. O, al menos, no todas las asignaturas. Independientemente del motivo, aquellos que se presenten a los exámenes de la EBAU sin haber acudido al instituto de forma ordinaria, deberán planificarse las jornadas de estudio con más detalle. Un esfuerzo extra pero no imposible: se puede superar igualmente con éxito.

El primer paso, si todavía no se ha hecho, es saber qué se quiere estudiar. Dependiendo del grado universitario al que se quiere acceder, se deben preparar las asignaturas que más ponderan a la hora de calcular la nota de corte. Al respecto, se recuerda que en la fase general las materias específicas pueden puntuar por 0,1 o 0,2, interesando más estas últimas para intentar obtener la mayor calificación posible. 

Una vez fijado el objetivo, se debe pasar al plan de estudios. Aunque no se cuente con las lecciones diarias de los profesores del instituto, actualmente existe una amplia gama de recursos para prepararse la selectividad por libre. De hecho, son también válidos para los alumnos que se hayan presentado por el método convencional. 

Cómo prepararse la selectividad por cuenta propia 

Una buena organización. Es lo primero que hay que cumplir a la hora de prepararse la selectividad por cuenta propia. Para ello, se recomienda dividir el temario y repartir los temas de forma escalonada con varios meses de antelación, atendiendo a las fechas de las pruebas de la EBAU. De ese modo, se tendrá tiempo los días previos a los exámenes para realizar el correspondiente repaso. Dicho esto, aquí se enumeran algunos consejos para superar la selectividad con éxito: 

Hacer resúmenes del temario 

La elaboración de resúmenes y esquemas ayuda a retener la información. En caso de no contar con apuntes previos, en la mayoría de librerías, así como en internet, se pueden encontrar libros de selectividad para prepararse las pruebas de la EBAU. Estos recogen tanto las preguntas resueltas como sus explicaciones, pudiendo aprender de forma detallada cómo resolver las cuestiones. 

Consultar exámenes de selectividad de años anteriores 

Otro paso que se debe incorporar obligatoriamente en la rutina de estudios es consultar exámenes de selectividad de años anteriores. Se pueden encontrar tanto en las páginas web de las universidades españolas como en algunos portales autonómicos. Asimismo, en internet existen distintos buscadores que recopilan todos los exámenes por año y comunidades. A la hora de realizarlos, no solo se debe aprender a resolverlos, sino también a completarlos en el tiempo establecido. En la actualidad cada prueba tiene una duración de 90 minutos.

Inscribirse a cursos o clases particulares 

Hay academias que ofrecen cursos, sean intensivos o no, para prepararse la selectividad. De ese modo, aquellos que tengan más problemas para planificarse por su cuenta o quieran ir más seguros pueden contar con la ayuda de estos tutores. Y no solo a nivel general, sino que también pueden optar por apuntarse a las clases particulares de aquellas materias donde tengan más dificultades. En este sentido, también se pueden aprovechar los beneficios de la enseñanza personalizada. 

Realizar repasos frecuentes 

Si no se acude a clases diarias, hay que programar en el calendario de estudios repasos frecuentes. Ya que no se cuenta con la interacción de los profesores, que suelen dedicar tiempo de sus sesiones a este cometido, conviene recordar el temario aprendido hasta el momento. Para ello, hay algunos expertos que aconsejan combinar distintas materias en un mismo día, ya que activa más el cerebro. 

Buscar tiempos de ocio 

No todo es estudiar. El descanso es fundamental para obtener el máximo rendimiento a la hora de prepararse la selectividad. A la hora de hacer la planificación, es bueno incluir tiempo de ocio. De esta forma se podrá despejar la mente, lo que ayudará a aprender nuevos conceptos con mayor facilidad.