NoticiasTrabajo logo Estos son los permisos laborales que se pueden solicitar para faltar al trabajo sin perder salario

Estos son los permisos laborales que se pueden solicitar para faltar al trabajo sin perder salario

Consulta la lista de permisos laborales que pueden pedir los trabajadores para ausentarse del trabajo sin tener que perder el salario. Cuánto dura cada uno.

Los permisos laborales que puedes pedir para faltar al trabajo sin que te quiten nada del salario Permisos laborales retribuidos del trabajador
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Todo trabajador debe conocer sus derechos laborales. Y ahí entran las licencias que pueden solicitar a su empresa o empleador para faltar al trabajo sin perder ningún día de salario. Se trata de permisos retribuidos reconocidos en el Estatuto de los Trabajadores, por lo que ninguna empresa podría oponerse a concederlos si se cumplen con los requisitos. 

Sí es cierto que, aunque aparezcan recogidas en esta legislación, cada convenio colectivo puede regular más detalladamente cada uno de ellos, aumentando el plazo de ausencia disponible en algunos casos. Para disfrutar de los mismos es necesario que el trabajador los solicite con antelación y, dependiendo del empleador, es posible que se tengan que presentar alguna documentación que lo justifique. A continuación se desgranan los permisos laborales que cualquier empleado puede solicitar para ausentarse del trabajo sin perder su derecho de remuneración.

Permisos retribuidos que se pueden pedir para faltar al trabajo 

Aunque están recogidos en el Estatuto de los Trabajadores, la página web del Ministerio de Trabajo y Economía Social también recoge los permisos laborales retribuidos que permiten a un empleado en determinadas ocasiones ausentarse de su puesto de trabajo sin perder las bonificaciones de su salario. 

Permiso por matrimonio 

Los trabajadores que han contraído matrimonio tienen derecho a disfrutar de 15 días naturales, establecidos bajo el objetivo de que puedan realizar la tradicional luna de miel. Estos se empiezan a contar a partir del primer día laborable después del matrimonio, teniendo que acreditarse a la empresa entregando el acta de matrimonio o algún documento similar. 

Permiso por el nacimiento, fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar

En caso de que se produzca el nacimiento de un hijo o el fallecimiento, accidente, enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario de un familiar hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad, se podrán pedir 2 días naturales o 4 si fuera necesario un desplazamiento.

¿Qué parentesco recoge el segundo grado? Padres, abuelos, hermanos, hijos, nietos, cuñados y cónyuges, ya sean familiares del propio trabajador o de su respectivo cónyuge. A la hora de solicitar el permiso, podrá ser necesario presentar un justificante exponiendo la empresa y el parentesco. Asimismo, el permiso empezaría el primer día laborable después del fallecimiento, accidente, intervención u hospitalización.

Permiso por mudanza 

Por una mudanza de la vivienda habitual se puede solicitar un día libre en el trabajo. Para justificar el traslado algunas empresas pueden requerir la entrega del contrato nuevo que se ha firmado o el nuevo empadronamiento. 

Permiso por deberes públicos 

Los trabajadores que tengan la obligación de cumplir con un deber inexcusable de carácter público y personal, podrán faltar al trabajo el tiempo indispensable para su realización. Aquí se incluye el ejercicio del sufragio activo, es decir, el derecho al voto. Otro ejemplo puede ser la necesidad de tener que acudir a un juicio. 

En los casos en los que conste en una norma legal o pactada, como puede ser al formar parte de una mesa electoral, se estará a lo dispuesto para su duración accediendo a una compensación económica. Si el trabajador percibiese una indemnización, se le descontaría del salario que corresponda. Por otro lado, si el cumplimiento con dicho deber supone la imposibilidad de acudir al trabajo en más del 20% de las horas laborales durante un período de tres meses, la empresa puede pasar al trabajador afectado a una situación de excedencia forzosa. 

Permiso por lactancia 

El permiso de lactancia de un hijo menor de 9 meses garantiza a los trabajadores a la ausencia de una hora en el puesto de trabajo, que puede dividirse en dos fracciones. Este plazo se aumenta proporcionalmente en caso de parto múltiple, añadiendo una hora por cada hijo. Asimismo, la madre o madre puede decidir voluntariamente si sustituye este derecho por una reducción de su jornada de media hora o bien acumularlo en jornadas completas según lo establezca el convenio. 

Permiso por hijo prematuro

Los empleados tienen derecho a ausentarse una hora del trabajo por cualquier causa por el nacimiento de un hijo prematuro que tenga que permanecer hospitalizado después del parto. 

Permisos por formación 

Las personas que cuenten con al menos un año de antigüedad en la empresa tienen derecho a un permiso retribuido de 20 horas anuales para formación, siempre y cuando esté vinculada con la actividad de la empresa. Estas son acumulables por un periodo de hasta cinco años. 

Permiso por exámenes 

Aquellos trabajadores que están realizando estudios para la obtención de un título académico o profesional tienen derecho a ausentarse el tiempo que sea necesario para la realización de sus exámenes