NoticiasTrabajo logo Bill Gates revela las 3 habilidades que debes dominar para triunfar en el trabajo

Bill Gates revela las 3 habilidades que debes dominar para triunfar en el trabajo

La predicción de Bill Gates sobre el futuro mercado laboral que todos los trabajadores deben conocer: estas van a ser las tres formaciones más demandadas.

Bill Gates avisa de las tres formaciones que van a exigir en el futuro mercado laboral Predicciones Bill Gates
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Un líder como Bill Gates, la tercera persona más rica del mundo, es lógico que piense en el futuro. En más de una ocasión lo hemos podido ver hablando del devenir de la humanidad, del planeta y de la economía. Perlas de conocimiento que lo hacen trabajar codo a codo con inversores y emprendedores. Y a cultivar hobbies especiales, como la lectura de libros que hablan sobre el desarrollo de la sociedad. 

La última de sus predicciones ha llegado hace apenas unos días. Y no es nada optimista, sino que más bien es una advertencia: estamos destinados a una “desaceleración económica mundial”. El aumento de los tipos de interés, la inflación y la invasión de Rusia a Ucrania, sumado a las consecuencias de la pandemia, son algunas de las razones que le han llevado a dar un mensaje claro: hay que prepararse. “Sólo se puede ser optimista a largo plazo si se es lo suficientemente pesimista para sobrevivir a corto plazo”

En esta preparación, conviene conocer cómo se va a desarrollar el mercado laboral. Ahí el cofundador de Microsoft también tiene un anuncio, pues tiene en su poder datos muy valiosos en materia de empleo. ¿Qué van a exigir en los próximos años? Bill Gates ha vaticinado cuáles serán las formaciones más demandadas en el futuro, uno que está más próximo de lo que pensamos. Si quieres asegurarte un trabajo, o progresar en tu puesto laboral, conviene saberlas. 

Las tres formaciones previstas por Bill Gates 

¿Cuáles son? Ciencia, ingeniería y economía. Las personas que sean capaces de dominarlas serán, en sus propias palabras, “los agentes del cambio en todas las instituciones”. Así de tajante se mostró Gates en una entrevista al editor ejecutivo de LinkedIn, Daniel Roth, aunque hay que profundizar en su mensaje. 

Esto no quiere decir que todas debamos ser ingenieros, economistas o científicos. Si no que tendremos que entender el trabajo que desarrollan estos, conociendo sus funciones y objetivos. Es decir, la posesión de conocimientos sobre estas materias se va a convertir en una habilidad demandada en las carreras profesionales: “Pienso en los conocimientos básicos de las ciencias, las matemáticas y la economía como habilidades que en muchos puestos del futuro serán muy exigentes y demandadas en estos aspectos”, declaró concretamente Gates.

Ahí entra en juego un concepto importante: la transversalidad: “No tienes que ser un experto, por ejemplo, en programación o en química, pero tener la capacidad de pensar como lo hacen estos expertos te ayudará enormemente”, explicaba. Así, no se exigirá poseer conocimientos muy específicos, como puede ser manejar códigos, pero sí tener la capacidad para comprender a los trabajadores de dichos campos y la importancia de su labor para el avance de la humanidad y desarrollar nuestras propias labores profesionales. Al fin y al cabo, los expertos de estas tres áreas son los que van a revolucionar la industria y las áreas de trabajo

Bill Gates avisa de la crisis que se aproxima 

La guerra en Ucrania junto a las repercusiones económicas de la pandemia son para Gates un “fuerte argumento” que provocarán unas desaceleración económica mundial ¿Cuándo? En un futuro próximo. “Se suma a la pandemia, en la que los niveles de deuda de los gobiernos ya eran muy, muy altos, y ya había problemas en la cadena de suministro", recordaba al respecto, con unas consecuencias nada positivas: “Es probable que acelere los problemas inflacionistas que tienen las economías del mundo rico, y que fuerce un aumento de los tipos de interés que acabe provocando una desaceleración económica”.

Como consejo, Gates propone una práctica que lleva siguiendo desde joven: tener los fondos suficientes como para mantener su nivel de vida y los gastos de su empresa durante 12 meses. El dinero tendría que estar accesible y no invertido. ¿Otra clave? Ahorrar como un pesimista, pero invertir como un optimista