Economía
Declaración de la renta Ahorro e inversión Hipotecas Consumo

Deudas: cómo salir de la lista de morosos

Entrar a un fichero de morosos como el ASNEF es fácil pero difícil salir. ¿Cómo saber si se está en el ASNEF o en una lista de morosos? Así se puede reclamar su exclusión.

Deudas: cómo salir de la lista de morosos
Hombre preocupado por sus deudas
Javier Martín
 

Cualquier deuda, por pequeña que sea, puede hacernos entrar a una lista de morosos. Lo difícil es salir. Basta, por ejemplo, con devolver un recibo de la luz que se considera erróneo de la factura para ello. Más de dos millones y medio de españoles se encuentran fichados en listados de morosos, como bien pudiera ser el ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) o el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas).

Pero, ¿qué es el ASNEF? Es el fichero en el que las empresas incluyen a las personas que poseen una deuda con ellas. Lo más frecuente, al menos en España, es que sean las entidades bancarias y de telefonía. “Son los acreedores quienes facilitan la información incluida en el mismo”, puntualiza el propio organismo en su web.

El fichero de morosidad de ASNEF lo usan todas las entidades bancarias cuando quieren dar financiación a una persona. En el caso de solicitar un préstamo o un crédito, lo primero que va a hacer el banco, aparte de ver comprobar los datos personales y profesionales, es consultar estos ficheros. Y si se detecta una deuda, por mínima que sea, la entidad va a dar luz roja a ese crédito. Es una de las consecuencias de ello.

Cómo saber si se está en el ASNEF o en una lista de morosos

Hay muchas personas que saben que están en estos listados, pero otras muchas tienen dudas. Sin embargo, ASNEF está obligado a emitir una carta confirmando que la persona va a ser insertada en estos listados de morosidad. Como afirma ASUFIN, “la deuda debe ser cierta, vencida, exigible e impagado”. Aunque si no se ha recibido la confirmación y se cree que se puede estar se puede consultar al propio ASNEF. Se puede hacer por diferentes vías:

  • Telefónica: 917 81 44 00.
  • Internet: se debe cumplimentar un escrito de solicitud, al que se deberá adjuntar una fotocopia del Documento Nacional de Identidad (DNI) o pasaporte y un mail para recibir la respuesta.
  • Correo electrónico: enviando un mail con la consulta directamente a sac@equifax.es.
  • Apartado de correos: mandando la misma documentación que por internet al apartado de correos 10.546, Madrid 28080.

ASNEF confirma que el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) permite a los interesados obtener legalmente información de sus datos de carácter personal incluidos en ficheros automatizados. Y también derechos de rectificación, cancelación, oposición y limitación, en el caso que sean inexactos o incompletos, inadecuados o excesivos.

Salir de una lista de morosos

Según la plataforma financiera Asufin, asociación de consumidores especializada en la protección del usuario financiero, se pueden optar por las siguientes vías para poder salir de esas listas de deudores. A continuación se detallan algunas de estas.

  1. Pagar la deuda causante de la inclusión. Para ello se deberá hablar con la empresa o el banco en el que se posea la deuda para renegociarla e ir pagándola poco a poco, si no es posible solventarla inmediatamente.
  2. Otra opción es pagar con los años. Una vez que hayan pasado seis años ASNEF está obligado a borrarte de los ficheros de impagados.
  3. Recurrir a la Ley de la segunda oportunidad. Se es borrado de todos los ficheros de morosidad y todas las deudas pasan a cero.
  4. La deuda controvertida. Cuando el consumidor no está de acuerdo con la cantidad reclamada o la niega. Ha de ser argumentada y se puede reclamar y el acreedor ya no puede incluirlo en las listas y se convierten en “instrumentos de acoso”. El Tribunal Supremo considera prácticas abusivas por daño al honor y la integridad moral

Posteriormente, en este último caso, hay que preparar la siguiente documentación:

  • Justificante de pago, si se decide pagar y se está de acuerdo.
  • Solicitud de información a la entidad que te requiere el pago.
  • Emails o mensajes intercambiados.
  • Acreditación de la no exigibilidad de la deuda.
  • Cualquier otro documento que refleje esta situación.
ARCHIVADO EN: