NoticiasTrabajo logo Cómo comunicar una baja voluntaria y evitar problemas con la empresa

Cómo comunicar una baja voluntaria y evitar problemas con la empresa

El trabajador deberá comunicar la baja voluntaria por escrito e informar a la empresa con al menos 15 días naturales de antelación.

Baja voluntaria: Cómo se debe comunicar para evitar problemas en el trabajo
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

La baja voluntaria se produce cuando el trabajador decide acabar la relación laboral con la empresa en la que se encuentra trabajando. Esta decisión debe tomarse de forma totalmente voluntaria, sin amenazas ni bajo ningún tipo de coacción. Los empleados cuentan con la obligación de comunicar esta acción por escrito, teniendo que avisar a la empresa con una antelación de al menos 15 días naturales para no sufrir ninguna consecuencia.

De ese modo, las personas con un contrajo firmado cuentan con el derecho de romper su relación laboral siempre que lo deseen y consideren oportuno, si bien la empresa puede reclamar daños y perjuicios en caso de que se hubiera firmado alguna cláusula de permanencia. A este respecto, cabe destacar que las personas que se encuentran desempleadas tras haber presentado una baja voluntaria no tienen derecho a cobrar una prestación contrivutiva por desempleo, por lo que no podrían solicitar el paro aunque sí el finiquito. 

Cómo comunicar una baja voluntaria

La baja voluntaria tiene que comunicarse de forma escrita, normalmente en forma de carta. Lo recomendable es realizar un duplicado de este documento para que la empresa pueda quedarse una copia y el empleado otra sellada o debidamente firmada.

En este sentido, hay que tener en cuenta que el escrito debe servir de garantía para ambas partes: tanto de que el trabajador ha cumplido con su obligación y ha respetado el plazo de preaviso como para la empresa de que ha sido su empleado el que ha querido poner fin a la relación laboral. 

Para redactar la baja voluntaria hay que recordar la finalidad de la misma, reflejando de forma clara y precisa la decisión de abandonar el puesto de trabajo así como la fecha en la que se hará efectiva. En este sentido, conviene incluir los siguientes datos

  • Fecha en la que se comunica la baja voluntaria. 

  • Datos de la empresa para su identificación, importante aquí incluir el CIF. 

  • Voluntad de dejar la empresa

  • Fecha en la que se hace efectiva la extinción de la relación laboral. 

  • Firmas de ambas partes. 

En caso de que la empresa se niegue a firmar la baja voluntaria, se recomienda enviar la misma a través de burofax. Asimismo, cuando llegue el último día en el que el trabajador está dado de alta, la empresa debe hacerle entregar el finiquito correspondiente. 

¿Con cuántos días tengo que avisar al abandonar el trabajo?

Los trabajadores que decidan poner fin a su relación laboral deben avisar con la antelación estipulada en su correspondiente convenio colectivo o contrato de trabajo. En caso de que no se recoja en ninguno de los dos, tendrá entonces que avisar con 15 días naturales que es el preaviso habitual. 

Si no cumple con el plazo de preaviso, la empresa goza del derecho de descontar del finiquito la cuantía equivalente a los días en los que no ha respetado esta antelación. También puede reclamarlo en caso de que la deuda sea superior a la que le corresponde abonar. 

¿Qué finiquito corresponde por baja voluntaria? 

El finiquito correspondiente es el equivalente al periodo trabajado hasta la fecha en la que se hace efectiva la baja voluntaria. Esto incluye tanto el salario de dicho mes, es decir, los días que se hayan trabajado, la parte proporcional de las pagas extraordinarias si no son prorrateadas así como las vacaciones no disfrutadas

Si el trabajador no estuviera de acuerdo con la propuesta de liquidación y está disconforme con la cantidad del finiquito, se recomienda escribir “no conforme” en el documento bajo la fecha y firma del mismo. En cualquier caso, en el siguiente artículo muestra al detalle cómo calcular el finiquito y así asegurarse si la empresa cumple o no con sus obligaciones en este sentido.

Modelo de una baja voluntaria

La siguiente imagen refleja un modelo orientativo de lo que podría ser una carta baja voluntaria. Esta puede ajustarse a la situación específica del trabajador, sirviendo como ejemplo de los datos básicos que debería recoger este escrito para que sirva de garantía tanto para la empresa como para el empleado. 

Modelo baja voluntaria