Autónomos
Prestaciones Autónomos

Así se calculan los rendimientos netos del nuevo sistema de cuotas de autónomos

La Seguridad Social explica qué significa que los autónomos coticen por rendimientos netos, los cuales van a tener una deducción adicional del 7%.

Así se calculan los rendimientos netos del nuevo sistema de cuotas de autónomos
Rendimientos netos autónomos
Isabel Gómez
 

El nuevo sistema de cotización por rendimientos netos de los autónomos se acaba de aprobar en el último Consejo de Ministros. De esta forma, el real decreto-ley por el que los trabajadores autónomos recogen nuevas cuotas a pagar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ya ha quedado implantado para los ejercicios 2023, 2024 y 2025. Aun así, muchos se preguntan en qué consisten esos rendimientos netos, algo que se explicará más adelante.

Antes, será necesario explicar el acuerdo para estas nuevas cuotas, tras diez arduos meses de tiras y aflojas entre la Seguridad Social, los agentes sociales y las principales asociaciones de trabajadores por cuenta propia: ATA, UPTA y Uatae. Pero, por fin, se ha establecido un sistema con hasta 15 tramos de cotización para los cotizantes en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Como explicó el titular de la Seguridad Social, Jose Luis Escrivá, "tres de cada cuatro autónomos van a ver igualada e incluso rebajada su cuota con respecto a este año." Además, añadió que "este nuevo decreto-ley tiene un importante componente de género y pone a los jóvenes en el punto de mira con el fin de ayudar a los nuevos emprendedores." También explicó que esta modalidad de trabajadores ha crecido en 800.000 más, tras los datos prepandemia, con más de tres millones de cotizantes.

¿Qué son los rendimientos netos por los que se rige el nuevo sistema de cuotas de autónomos?

Las nuevas cuotas de autónomos se calcularán por los rendimientos netos de estos trabajadores o, lo que es lo mismo, por los ingresos reales, en un sistema que se recoge en 15 tramos de cotización. La reforma establece para los próximos tres ejercicios económicos un sistema que va a determinar las bases de cotización y las cuotas. Un cambio que será de forma gradual y que se va a revisar cada tres años.

Pero, ¿qué son exactamente los rendimientos netos? Estos se calcularán deduciendo de los ingresos todos los gastos que se produzcan en el ejercicio de la actividad y necesarios para obtener más ingresos. Por tanto, son los ingresos reales que obtiene el autónomo cuando se le quitan todos los gastos para seguir manteniendo su actividad y solvencia.

Como se indica desde el portal Pymes y Autónomos, la fórmula para calcular los rendimientos netos es sencilla. Habrá que restar los ingresos obtenidos por la facturación del negocio menos los gastos deducibles incurridos a efectos del pago del IRPF. Estos gastos son los sueldos y salarios de los empleados, la Seguridad Social a cargo de la empresa, los gastos de manutención o los suministros, entre muchos otros.

Además, añaden que esta información se puede encontrar en la declaración de la renta a través del programa Renta Web. En 2022, por ejemplo, para un autónomo que cotice en el régimen de estimación directa, esta información aparecerá en las casillas 224 y 226. Una vez obtenida la cifra, se divide entre 12 para calcular los rendimientos netos mensuales.

Como novedad, el nuevo decreto-ley recoge una deducción adicional del 7% para los trabajadores por cuenta propia. Esta rebaja va a consistir en una deducción sobre la cantidad resultante que se considere rendimiento neto “y que sean gastos difícilmente justificables”, como ha expresado Escrivá. Un 3% sobre los rendimientos netos de los autónomos societarios.

Cuáles son las nuevas cuotas que se van a basar sobre los rendimientos netos

Antes de explicar todas esas cuotas, es necesario explicar que se ha creado una nueva cuota reducida de 80 euros para el inicio de cualquier actividad durante el primer año. Se podrá prorrogar otros 12 meses, si el autónomo tiene unos ingresos que no superan los 1.000 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Se trata de la tarifa plana que asciende de 60 euros a 80 euros.

Otra novedad es que se amplía el número de veces que un trabajador por cuenta propia puede cambiar de cuota, que se podrá hacer cada dos meses. También se va a regular una nueva prestación por cese de actividad parcial que será del 50% de la base reguladora y que se cobrará desde cuatro meses hasta dos años. En cada año, se podrá cambiar de cuota un total de seis veces y no cuatro como hasta ahora.

Tabla con las cuotas de autónomos hasta el 2025

Si se pone el foco en las nuevas cuotas de autónomos 2023, existen hasta 15 tramos de rendimientos netos distintos que parten con un tramo inicial con ingresos de menos de 670 euros mensuales hasta un tramo final de más de 6.000 euros al mes.

Así, se puede observar que para el año que viene, la cuota mínima y máxima quedará entre los 230 y los 500 euros. Para el 2024, la cuota mínima y máxima, entre los 225 y los 530 euros. Y, por último, en 2025, la cuota mínima y máxima, entre los 200 y los 590 euros. 

ARCHIVADO EN: