NoticiasTrabajo logo Siete medidas para reducir los accidentes y que propone la Guardia Civil

Siete medidas para reducir los accidentes y que propone la Guardia Civil

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de tráfico pretende que se incremente la presencia y los medios en las carreteras para reducir la siniestralidad vial.

Las medidas que solicita la Guardia Civil para reducir los accidentes Medidas propuestas por la Guardia Civil
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

No solo la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Gobierno centran su atención y recursos para tratar de reducir la siniestralidad vial, también el Cuerpo de la Guardia Civil. La reformada Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad, aprobada e incluida en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que entrará en vigor el próximo 21 de marzo, ya tenía como objetivo principal acercarse a la cifra de cero fallecidos en 2050. Para ello se refuerzan la prohibición y la sanción, con nuevas multas.
 
Un propósito al que se unen ahora las peticiones de la Benemérita a la DGT, que reclaman más personal, mejora de las infraestructuras y medios para tratar de reducir los accidentes en carretera. Con motivo de ello, la sección de tráfico de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) lleva tiempo reclamando una cara a cara con el director general de Tráfico, Gregorio Serrano. No solo para hablar de las condiciones de trabajo de los agentes si no para presentarle su borrador de medidas.

El paquete de medidas de la Guardia Civil

Bajo esta finalidad, reducir los accidentes en carretera, estas son las siete medidas que ha propuesto la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC)

Mejora de la calidad y cantidad de las herramientas de trabajo

Llegaron furgonetas y motos nuevas equipadas con dispositivos de pruebas de alcohol y drogas…pero no son suficientes. Al menos a tenor de los agentes, que reclaman que no llegan a cubrir las necesidades rutinarias. Además, a ello se unen que los uniformes son de baja calidad y su tecnología no es la más sofisticada. Las tablets que usan para gestionar cada denuncia están obsoletas, como los programas de reconstrucción de accidentes.

Más radares y mejor colocados

Al contrario de que la DGT y el Gobierno, la AUGC de tráfico opta por "una política educadora y no sancionadora, con innumerables denuncias sin notificar que da una imagen de afán recaudatorio que los Guardias Civiles no deben tener". Para ello, otra de las medidas propuestas es la colocación de más radares “en tramos de concentración de siniestros y puntos negros", radares móviles señalizados para un “efecto disuasorio” y notificar al instante las infracciones de velocidad para incrementar su efecto.

Más personal en las carreteras

Se calcula que en cada turno desempeñan sus funciones entre 2.500 y 3.000 agentes, según la AUGC, a pesar de que existían 8.852 contabilizados en 2017. Una cifra que baja con los años. En 2011 había 9.673.Y una cifra también insuficiente, tal y como señalan los guardias civiles habituados a trabajar en las carreteras, y que no se acerca a los 11.000 que reclaman desde el Cuerpo.
 
Para ello proponen que los agentes puedan apuntarse voluntariamente a bolsas de trabajo específicamente creadas para ello. Asimismo, se insta a aumentar la presencia de patrullas uniformadas con los distintivos de la Guardia Civil, ya que así "aumentará la labor preventiva y el efecto que causa en el ciudadano nuestra presencia". 

Otra forma de sancionar

Un nuevo concepto, no tanto orientado a la sanción como único fin ‘castigador’, si no complementado con cursos de reeducación, exámenes médicos para los reincidentes en alcohol, depósito del vehículo por un cierto período de tiempo...

Denunciar el estado de las carreteras

Uno de los principales puntos de reclamo tras la evidencia del empeoramiento del estado de las carreteras en los últimos años. De hecho, es una de las funciones propias de los agentes, vigilar y denunciar, también el estado de las carreteras, cuya mala conservación puede ser motivo de accidentes. Sin embargo, se afirma que el poco tiempo restante para ello está limitando esta actividad básica.

Protocolo de actuación contra animales

Se emplea una ingente cantidad de tiempo en tratar de recoger animales sueltos en las carreteras, que está resultando ser uno de los mayores focos de siniestralidad, y que acaba restándose a otras funciones más estructurales. En este sentido, en los puntos de mayor frecuencia de accidentes, se propone instalaciones de sistemas como los vallados. 

Replanteamiento de los controles de alcohol y drogas

Debido a la proliferación de métodos de aviso entre los conductores para alertar y evitar zonas donde los controles son ya habituales, se pretende renovarlos con nuevas zonas de ubicación y también de duración, para hacerlos "más dinámicos, eficaces y visibles a la ciudadanía”.