Sociedad

La Guardia Civil alerta de las estafas del Black Friday 2022

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, además de los propios establecimientos y Amazon advierten de la proliferación de timos y fraudes durante uno de los eventos comerciales del año. Estos son algunos consejos y recomendaciones para comprar.

La Guardia Civil alerta de las estafas del Black Friday 2022
La Guardia Civil alerta de las estafas del Black Friday 2022
Javier Martín
 

La Guardia Civil advierte sobre el peligro de caer en ciberestafas y timos durante el Black Friday. La temporada de los descuentos y las ofertas en miles de productos que no suelen estar expuestos a ello se inaugura con un viernes negro eminentemente digital. Y esto significa vía libre para los ciberdelincuentes, ladrones o estafadores digitales.

Este 25 de noviembre, el último viernes del mes, como manda otra de las tradiciones importadas de los Estados Unidos, supone el pistoletazo de salida de uno de los ‘Black Friday’ más esperados de los últimos años. Junto a las características bajadas de precios en artículos o productos que llevan esa lista de deseos una cantidad considerable de tiempo, este año también hace acto de presencia la crisis inflacionaria.

La subida generalizada de precios, el encarecimiento del coste de vida y la disminución del poder adquisitivo han dejado tan poco margen económico que han dificultado darse algún que otro ‘capricho’ en los últimos meses. Sin embargo, para la gran mayoría resulta difícil renunciar a lo último en tecnología y moda, por ello, se busca con ahínco entre la avalancha de descuentos esa oferta en teoría ‘irrechazable’. Un evento que, en resumen, atrae a los consumidores…pero también a los ladrones, con un campo de acción sin igual. El momento para unos, pero también para otros.

¿Cómo comprar en el Black Friday 2022? Consejos ante posibles timos y estafas

La pandemia aceleró la digitalización comercial. Una herencia, que se ha instaurado, como evidencian las estadísticas. Las compras digitales casi igualan a las físicas. De hecho, se dice que este viernes negro será ‘phygital’, por la convergencia de lo físico y lo digital. Pero esto también posee una cara ‘B’, a tener en cuenta en estas dos semanas -algunos comercios, con tal de diferenciarse de la competencia, ya han subido la persiana a su escaparate de promociones-: las técnicas usadas por los ciberdelincuentes se han multiplicado y sofisticado.

“Hay muchas promociones falsas sobre las que se esconden los cibercriminales” apunta Daute Delgado, de la escuela de seguridad tecnológica ‘Ironhack’. Nadie regala nada, ni ninguna empresa, que busca la máxima rentabilidad, iba a ser menos. Por ello, la Guardia Civil de Gijón instó hace unos días a la ciudadanía a sospechar de ofertas “demasiado buenas”. A mayor volumen de compras, mayor posibilidad de fraude. No fue el único. Amazon, el gigante del retail, alertó de que tratarán de suplantar su identidad. Es el llamado ‘phishing’.

“Los estafadores tratan de crear una sensación de falsa urgencia para que hagas lo que te están pidiendo sin pararte a pensar en las consecuencias”. Por ello, se recomienda que las páginas y aplicaciones sean las oficiales y desconfiar si alguien notifica la solicitud de un pago por cualquier vía. Este es otro de los factores ante el que hay que extremar la guardia: sospechar de sitios poco conocidos, sin página web o sin opiniones de otros usuarios en internet. También si piden datos de pago varias veces dentro del proceso. En este sentido hay que saber que son seguras cuando el http viene con una 's' detrás (https). No lo serán tanto cuando redirigen a otra página web.

Recomendaciones para el Black Friday 2022

La propia Benemérita aconseja valorar con detenimiento cada oferta y, ante la duda, siempre, pecar de conservador. Aún así, otro de las advertencias más extendidas es la de no dar ningún tipo de dato confidencial. Ni DNI, ni usuarios ni contraseñas de banca online, ni muchos menos, pin de tarjetas de crédito o cuentas corrientes. Tampoco realizar compras desde redes wifi públicas, ya que están expuestas a vulnerabilidades. Es otra de las grandes vulnerabilidades contra las que el sector trata de combatir.

Por ello, una práctica utilizada es utilizar como forma de pago tarjetas bancarias de prepago sin vincular ninguna cuenta bancaria o plataformas de pago creadas específicamente para ello y en el que solo se transfiera como fondo el dinero a pagar en esa compra. Así, no conseguirían robar un botín más considerable. También se recomienda guardar todos los documentos de cada compra, por si hubiera que certificar algo en el futuro y realizar, días antes del evento, un seguimiento para evitar caer en la típica inflación de precio (suben el precio días antes y luego lo bajan).

 

 

 

 

 

ARCHIVADO EN: