NoticiasTrabajo logo Vitaminas D y K, ¿qué son y para qué sirven?

Vitaminas D y K

Vitaminas D y K, ¿qué son y para qué sirven?

Se caracterizan por ser vitaminas liposolubles, y fortalecer los huesos. Además, son vitales para el sistema sanguíneo y la salud en general.

Vitaminas D y K, ¿qué son y para qué sirven?
Gema Fernández
Gema Fernández
12/05/2021 11:35am
Estilo de vida

En este artículo damos a conocer que son las vitaminas D y K y su importancia para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. 

Las vitaminas son uno de los nutrientes más importantes que necesita el organismo para contribuir al desarrollo y correcto funcionamiento del cuerpo humano. Hay 13 vitaminas que se consideran fundamentales para el ser humano, y se clasifican en:

  • Liposolubles (vitamina A, D, E y K) 

  • Hidrosolubles, que son el resto. 

La vitamina D, por ejemplo, se sintetiza de forma endógena, es decir, depende de la exposición solar para su producción, y la vitamina K, es sintetizada por las bacterias intestinales. Estas dos vitaminas son liposolubles, y una de sus principales características es que se disuelven en grasas y aceites. 

Este tipo de vitaminas liposolubles se almacenan en el interior de las células del organismo, y no sucede como las hidrosolubles, las cuales tienen la capacidad de disolverse en agua en mayor o menor medida. 

No obstante, las vitaminas liposolubles no hay por qué consumirlas con tanta frecuencia, gracias a su capacidad de almacenamiento, a diferencia de las otras. Además, un exceso de ellas puede ser tóxico para el cuerpo. A continuación se puede saber para qué funcionan estas vitaminas y cuándo hay que tomarlas.

¿Por qué es importante tomar vitamina D? 

Este tipo de vitamina se sintetiza a través de la piel y gracias a la exposición solar, por lo que se recomienda tomar el sol con moderación, y siempre protegiendo la piel. 

Entre sus principales funciones destaca su importancia para el sistema inmune, reproducción, secreción de la insulina y diferenciación de las células de la epidermis. 

Por un lado, esta vitamina está muy relacionada con el transporte de minerales como el calcio y el fosfato: que ayudan a la fijación del calcio en los huesos y a la reabsorción renal de estos minerales. Y por otro lado, la vitamina D tiene un papel muy relevante en el sistema nervioso, muscular e inmunitario. 

Los principales alimentos donde se encuentra esta vitamina son en los pescados grasos, como el salmón y la caballa, además de en otros platos como en el queso, la yema del huevo, zumo de naranja, y otros productos lácteos. 

¿Qué es y para qué sirve la vitamina K? 

La vitamina K se puede obtener en diferentes alimentos como las hortalizas de hojas verdes, como por ejemplo las espinacas, la col rizada o el brócoli, además se encuentra en los aceites vegetales, en algunos tipos de carnes, en los huevos y frutas, como son los higos o los arándanos. 

Esta vitamina es esencial para que la sangre se coagule de manera adecuada y para que los huesos se mantengan sanos. Las personas que toman anticoagulantes deben tener un mayor aporte diario de vitamina K en su dieta.

Entre otras funciones importantes destaca su desarrollo del corazón, optimiza los niveles de insulina y ayuda a que la sangre coagule de forma correcta. Como dato curioso, el nombre de la vitamina K proviene de la palabra danesa ‘’koagulation’’, ya que fue en Dinamarca donde se descubrió, y sin ella el sistema sanguíneo no funcionaria de forma correcta. 

Además, hay diferentes tipos de vitamina K. En primer lugar, destaca la vitamina K1, que se considera la forma natural de la K, por otro lado está la K2, que la generan las bacterias del intestino, y por último la K3, la cual se puede conseguir mediante la preparación soluble en agua.

Aunque, estas vitaminas son muy importantes, cabe destacar que es necesario mantener una dieta sana y equilibrada para que no falte ningún nutriente en el organismo de la persona. 

Además, de hacer deporte y ejercicio al aire libre, pues se conseguirá estar en forma y mejorar el ánimo.