NoticiasTrabajo logo Spike Lee y HBO estrenan documental sobre el 11-S que cuestiona la versión oficial

Spike Lee y HBO estrenan documental sobre el 11-S que cuestiona la versión oficial

El director y productor estadounidense, a instancias de la plataforma, se ha visto obligado a salir al paso y mandar un mensaje por las numerosas críticas.

documental sobre el atentado del 11 de septiembre
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El documental sobre el 11-S está en la diana de la polémica.También Spike Lee, su director y productor. No ha sido ni por ser recientemente presidente del Festival de cine de Cannes, ni tampoco por su anuncio en favor del uso de la criptomoneda utilizando para ello como reclamo la opresión que siempre ha tratado de erradicar en sus obras cinematográficas e ideas. El famoso cineasta ha arrastrado a la controversia en la que se suele mover a HBO.

La plataforma de streaming de vídeo, una de las más poderosas y reputadas del mercado, estrenó el pasado 22 de agosto el documental NYC Epicenters 9/11→2021½, traducido al español como Nueva York, epicentro del 11-S y de una pandemia, en el que Lee, reconocido acérrimo ciudadano neoyorquino pese a haber nacido en Atlanta, realizaba una crónica sobrevolando los 20 años desde el atentado terrorista hasta la llegada de la pandemia de Covid-19

Pero como todo lo que suele hacer uno de los mayores aficionados de los New York Knicks, ha ido acompañado de polvareda. Cuando el pasado 16 de agosto se emitió el tráiler oficial, también se envió la serie al completo de forma exclusiva a distintos medios para la realización de la crítica antes de su lanzamiento en la que se alertaba de que Lee, que encadena el reportaje en cómo los neoyorquinos han sobrellevado estas tragedias, también daba voz a versiones no oficialistas del 11-S. 

¿Una teoría conspiranoica? 

El último capítulo de los ocho, que se agrupan en cuatro partes de dos, de los que se compone la docuserie se basaría en su mayor parte al desarrollo de una teoría conspiranoica que lleva apoyando durante años Architects and Engineers for 9/11 Truth, en la que se considera el atentado al World Trade Center como un montaje del Gobierno estadounidense. Según ellos, y lo que se vería en la pieza audiovisual, el derrumbe de las Torres Gemelas habría sido orquestado por una explosión controlada -aún con fines por descubrir- y no por el impacto de ese vuelo, que consideran imposible. 

Aunque Lee ha explicado que se trata de una voz más sin ninguna intencionalidad detrás, el mismo día del lanzamiento de los siete primeros episodios coincidió con una elocuente entrevista del director en el New York Times: “He de decir que tengo preguntas, y espero que el documental consiga que el Congreso celebre una nueva audiencia sobre el 11-S”, apoyando a dicho colectivo. Además, no sería la primera vez que alimentaría versiones no oficilistas sobre hechos, como cuando en el documental sobre el huracán Katrina, When the Leeves Broke: A Requiem in Four Acts, afirmaba que la demolición de los diques tenía la intención de anegar las barriadas de Nueva Orleans de gente de etnia negra. 

Spike Lee responde

“La gente podrá hacerse su propia idea. Mi enfoque es colocar la información y que la gente decida por sí misma. Respeto la inteligencia del público”, afirmaba Lee en esa entrevista, al tiempo que se le acusaba de, junto a HBO, estar “llevando a sus espectadores a un pantano de ideas atrozmente peligrosas” con la inclusión de estos largos testimonios. No solo por lo ocurrido en el 11-S, si no también por deslizar que el vuelo United 93 estrellado en Pensilvania fue causado por fuego amigo.

Esa bola de críticas se ha hecho tan fuerte, que el director y productor estadounidense se ha visto obligado a salir al paso. “Estoy de vuelta en la sala de montaje con el octavo y último capítulo de NYC Epicenters 9/11. Les pido respetuosamente que no juzguen hasta ver el montaje final”, se explica en un comunicado oficial a instancias de HBO, afirmando que se ha visto obligado a reeditar ese último capítulo que verá la luz el próximo 11 de septiembre, aprovechando el aniversario de la tragedia. Ese montaje final que dice Lee, según The Hollywood Reporter, habría omitido la gran mayoría de declaraciones de Architects and Engineers for 9/11 Truth, viéndose reducido en alrededor de media hora.