NoticiasTrabajo logo La ropa low cost de Shein, el fenómeno chino que amenaza el mercado online

La ropa low cost de Shein, el fenómeno chino que amenaza el mercado online

El e-commerce Shein devora la mayoría de cuota de mercado mientras el comercio digital perfila su nueva estrategia tras la pandemia: ha perdido fuerza en favor de las compras físicas tradicionales.

La ropa low cost de Shein, el fenómeno chino que amenaza el mercado online Shein ha incrementado su volumen de ventas en un 96% en tan solo un año.
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El comercio online no ha desbancado todavía al tradicional. Los hábitos online adquiridos durante la pandemia, y que parecían que iban a erigirse como la forma preferente de comprar, no han acabado de consolidarse: el comercio físico sigue teniendo fuerza, casi a la misma altura que el e-commerce.
 
El mayor ejemplo lo evidencia el rey de las compras online: Amazon. La plataforma creada por Jeff Bezos ha visto frenado en un 6,7% sus números de ventas por internet, lo que le ha obligado a cambiar sus planes recientes de futuro. Es el mismo caso de eBay, cuyo desarrollo tras la retirada de las restricciones sanitarias se ha incrementado un 6% durante este primer trimestre de 2022.

¿Por qué las ventas online globales caerán un 3% en 2022?

En España, particularmente, el crecimiento ha sido positivo: de un 6%. Números, sin embargo, alejados del 15% en 2021 o casi el 50% en 2020. Algunos comercios como ‘IAB Spain’ lo justifica en que los hábitos digitales en Europa van más atrasados que en Estados Unidos.
 
Sin embargo, otros apuntan a que el ‘e-commerce’ tocó techo durante esa época por ‘obligación’ contextual y era previsible una caída, pero no acaba de satisfacer todos los requerimientos del consumidor, como tocar, ver, probar o incluso el acto social que se concibe en la compra física, la de toda la vida.
 
A ello también se le añade la inflación tras el verano, centrifugada por la invasión rusa en Ucrania y que ha provocado que plataformas como Uber Eats, Just Eat o Glovo o los repartidores noten los cambios: las ventas online han caído de forma general un 3% en todo el mundo. Se presenta, por tanto, un nuevo escenario que no todos esperaban como tal.

Shein, la excepción que confirma la regla

Las marcas que se aventuran en el comercio digital afianzan una nueva estrategia. También por la amenaza de los nuevos y boyantes actores que han irrumpido sonoramente aprovechando la autopista al éxito que brindaba la pandemia para el comercio por internet, como es el caso de Shein, el ‘Zara chino online’. Ha entrado como un tornado en Europa y Estados Unidos, devorando una sustancial cuota de mercado a las firmas de ropa que parecían asentadas. De hecho, en Norteamérica, según apunta ‘Bloomberg’ ha superado incluso a Amazon.

Es la moda del ‘fast fashion’ y el ‘ultralow cost’: precios a la baja y envíos a alta velocidad y de forma masiva directamente desde las fábricas, sin intermediarios. Tanto que hay clientes que ni se molestan en devolver las prendas que no les gusten o queden bien. Su ‘target’ preferencial se ubica entre los 15 y 24 años. Aunque se aprecia un crecimiento de los 45 hacia adelante.
 
Un modelo que desecharon seguir las firmas tradicionales como H&M, Inditex o Uniqlo por estar, además, bajo la lupa de la Comisión Europea por su alto coste medioambiental y poca sostenibilidad. Sin embargo, avanza a pasos agigantados: en España ha crecido más de un 6% en tan solo tres años, alcanzando al 7,2% de los consumidores. Ya supera a Zalando y se acerca a Amazon, cifrado en un 12,”.

Shein abrirá tiendas físicas

Ayudado por la pandemia y su agresiva estrategia de marketing y comercial, su volumen de ventas ha crecido como la espuma en tan solo un año: un 96%. Y, al igual que ya realizara Wallapop, reforzará el nexo con el consumidor con anuncios y la apertura de varias tiendas físicas.
 
Por ello, la respuesta de los viejos tiburones del mercado físico y cuyo camino ha sido el invierno, del tradicional al online, no se hará de esperar. Mango o Inditex ya han anunciado que apostarán por integrar al completo los canales de venta tanto digitales como físicos, reforzando ambas vertientes de negocio.