Sociedad

El fraude a jubilados que suplanta a la Seguridad Social: las pensiones no van a subir 150 euros al mes

Nuevo caso de phishing en la Seguridad Social, esta vez para jubilados, a los que se les reclaman los datos personales por una supuesta pérdida de datos y una ley ficticia que incrementaría las cuantías.

Carta suplantando la identidad de la Seguridad Social
Carta suplantando la identidad de la Seguridad Social | Foto: INSS
Javier Martín
 

La Seguridad Social alerta en sus redes sociales de un nuevo fraude por el cual y haciéndose pasar por el organismo, intentan captar los datos bancarios del remitente y poder así robar su pensión de jubilación. El INSS ha avisado de esta estafa a través de su perfil en Twitter “atención a la ciudadanía, @inclusiongob”.

La estafa en cuestión tiene a los jubilados como diana y a un aumento de la cuantía de la pensión percibida, que iría de los 75 a los 150 euros, como gancho. Para beneficiarse de esa supuesta mejora, los que reciban ese mensaje de WhatsApp tendrían que seguir las instrucciones que indica la carta fotografiada, que se indica a continuación.

“Desde la Seguridad Social nos ponemos en contacto con usted porque es necesario que nos envíe la siguiente documentación debido a que la ley que entró en vigor el pasado mes y debido al ataque informático en los sistemas de Hacienda y Seguridad Social muchos de los datos de los ciudadanos se han perdido”.

Con el envío de estas cartas en el cual aparece el nombre de la Tesorería General de la Seguridad Social y suplantando la identidad informan que debido a un ataque informático han perdido los datos de los ciudadanos. Cómo gancho para que piquen dicen, que debido a que se va a proceder al aumento de las prestaciones por jubilación es necesario que el ciudadano envíe diferentes datos bancarios y personales para que el aumento sea efectivo, siendo este extremo totalmente falso.

Este tipo de fraude también es cibernética, como los casos recientes de que han sufrido entidades como CaixaBank o Correos, utilizando para ello el anzuelo de hacerse pasar por la Seguridad Social para obtener datos comprometidos de las potenciales víctimas para robarles los ahorros, en este caso los pensionistas. Otro caso de ‘phishing’ o suplantación de identidad.

El fraude que intenta robar la pensión a jubilados

Una comunicación que comienza con un “Estimado”, sin hacer ninguna referencia más, y que contiene el título de “Cambio datos Bancarios Seg.Social”. Es decir, que insta a proporcionarles estos datos personales, que acaban siendo la llave a las cuentas de ahorros, para tener "un incremento de las prestaciones, jubilaciones".

De esta manera, sacan tajada del contexto económico, en el que una inflación galopante mengua a alta velocidad el poder adquisitivo de la población por el aumento del coste de vida. Esto insta a muchos tomar soluciones desesperadas, como caer en la tentación de estos supuestos.

Los que lo hacen, acaban enviando con la mayor celeridad fotos del Documento Nacional de Identidad (DNI), una dirección de correo y un extracto bancario, como solicitan los estafadores. Además del último ingreso cobrado, asegurando que “el incremento será de entre 75 y 150 euros dependiendo del caso”.

Seguridad Social: no hay aumento de la pensión de hasta 150 euros mensuales

Un aumento que es falso, a todas luces, como se ha encargado de poner en valor la propia Seguridad Social a través de sus canales oficiales de comunicación. “No, no somos nosotros”, subrayan. Por otro lado, ninguno de los dos supuestos que se esgrimen en la carta serían verdad.

Ni se ha aprobado ninguna ley hace un mes que provoque esas subidas, ni tampoco se ha producido ningún ataque informático que haya provocado la pérdida de datos. Un rasgo que hay que tener en cuenta, además de una narrativa alejada del tono y coherencia administrativa, además de errores gramaticales: palabras como ‘seguridad social’ en minúsculas o frases como ‘Ante todo va a haber un incremento de las prestaciones, jubilaciones’.

ARCHIVADO EN: